Nex Prensa Electronico
Pais:   Chile
Fecha:   2022-09-10
Tipo:   Internet
Sección:   Nacional
URL:   Link
Autor:   Por: Carolina Ceballos | Publicado: 10.09.2022
Elizalde proyecta nueva Constitución: Violencia e intolerancia deben quedar de lado
Eldesconcierto.cl
«Chile necesita una Constitución que consagre un Estado social y democrático de derecho; un sistema político que funcione, que tenga la capacidad de responder oportunamente a las demandas ciudadanas», planteó el presidente del Senado en el contexto de su participación en la tradicional Fraternitas de la República de la Gran Logia de Chile, la Gran Logia Femenina y la Gran Logia Mixta.

Este sábado el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, entregó su opinión respecto de cómo debiera ser la nueva Constitución que requiere el país, considerando las intensas negociaciones que las fuerzas políticas están llevando a cabo desde el martes, para delinear el itinerario que se espera termine con una nueva Carta Magna para Chile, tras la derrota del Apruebo el domingo que redundó en que se desestimara la propuesta de la extinta Convención.
«Nuestro país enfrenta momentos complejos. La seguridad es un problema a la vista y las dificultades económicas que atraviesan las familias se hacen sentir con fuerza, en particular sobre los más vulnerables. Asimismo, es ineludible mencionar y hacernos cargos de los últimos eventos electorales que ha enfrentado la sociedad chilena, donde en particular, el resultado del Plebiscito vivido el pasado 4 de septiembre marca un hito fundamental, la voz del pueblo siempre debe ser escuchada y respetada en democracia», sostuvo el parlamentario en el contexto de su participación en el encuentro de la tradicional Fraternitas de la República de la Gran Logia de Chile, la Gran Logia Femenina y la Gran Logia Mixta.
De acuerdo a lo que detalla Emol, Elizalde aseguró que hoy más que nunca, «debemos actuar con responsabilidad y compromiso, con un diálogo inclusivo e incluyente que permita sanar heridas y reconstruir confianzas a través de un nuevo pacto constitucional que sea un factor de unidad y encuentro, una Constitución moderna que a su vez sea expresión de la dilatada tradición jurídica de nuestra historia. Esta tarea sigue pendiente».
«Reivindico la firma del acuerdo del 15 de noviembre de 2019. Este no fue solo un pacto político, sino un acto del más alto simbolismo republicano bajo el principio de que los problemas de la democracia se resuelven con más democracia», agregó luego.
A renglón seguido, Elizalde detalló cómo debiera ser la Carta Magna, planteando que «Chile necesita una Constitución que consagre un Elizalñdlizalstado social y democrático de derecho; un sistema político que funcione, que tenga la capacidad de responder oportunamente a las demandas ciudadanas y una economía que sobre las bases de las certezas y reglas del juego claras, genere no solo crecimiento, sino un desarrollo inclusivo, fundamental a su vez para financiar los derechos sociales».
«En esta tarea, tal como lo señaló el Presidente (Gabriel) Boric en su mensaje tras el Plebiscito, los maximalismos, la violencia y la intolerancia con quienes piensan distinto, deben ser dejadas de lado», concluyó el presidente del Senado.