Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2018-02-18
Tipo:   Suplemento
Página(s):   6
Sección:   suplemento
Centimetraje:   26x16
La soberanía comunista
El Pinguino - Análisis
El Partido Comunista chileno, el mismo que en 2011 envió sus condolencias por la muerte del dictador de Oxea del Norte, padre del actual Kim Jong Un, ahora ha dicho que se debe defendedla soberanía de Venezuela ante, supuestos, afanes imperialistas e intervencionistas. En una declaración hecha durante la semana dijeron que se debía defender la soberanía y la autodeterminación del pueblo venezolano. O los comunistas mienten descaradamente o tienen una confusión digna de una esquizofrenia colectiva. Peque en Venezuela, la soberanía p copular ya fue aplastada por los militares adeptos al chavismo, al socialismo del siglo XXI y la corruptela en tomo al petróleo.

Los comunistas se quejan del militarismo y resulta que la bota militar tiene subyugado a gran parte del pueblo venezolano mediante el control de la distribución alimentos y medicinas bajo lógicas mafiosas y discrecionales, tanto en las fronteras como en las ciudades. El pueblo soberano es marcado por los dirigentes socialistas como si fuera ganado, todo para recibir las migajas de parte de sus gendarmes, que irónicamente dicen ser sus protectores y justicieros. ¿De qué soberanía y auto determinacion hablan entonces los comunistas chilenos? Pues no es otra que La soberanía de losgrupos arrimados al poder politico en Venezuela. Ellos quieren defender a los detentadores del poder político , la autodeterminacion impuesta por Maduro, no la del pueblo venezdano. Yes que los comunistas, históricamente, nunca han apoyado a los pueblos, a los individuos que los conforman, sino más bien a las estructuras burocráticas en el poder estatal, sobre cuando se trata de la nomenclatura del partido.

Si les ponen en la balanza y les dan a elegir entre pueblo o a las oligarquías partidarias, ellos eligen lo segundo sin dudarlo. Mí fue como actuaron frente a la represión de los tanques soviéticos en contra del pueblo checo, frente a la represión comunista contra el pueblo húngaro y frente a la represión del pueblo polaco. En todas las ocasiones, aplaudiera' el aplastamiento del pueblo a manos del poder del estado dirigido por un partido único con la hoz y el martilla Si Cuba no fuera un régimen socialista miserable y pudiera mandar tanques a reprimir al pueblo venezolano que se rebela ante los chavistas, probablemente los comunistas chilenos aplaudirían aquello comuna expresión clara de la soberanía popular. Y es que los comunistas y en general todos los adeptos al comunismo siempre han manifestado una seria confusión entre la soberanía popular y la diligencia del partido. Obviamente, eso parte del engaño, auto asumido por el propio Lenin, de que el partido representa los intereses del pueblo mejor que el propio pueblo.

Y los comunistas se creen eso de ser los sacrosantos paladines de los intereses populares. De seguro, para ellos Nicolás Maduro es un líder respetuoso del estado de derecho sin ambiciones de poder, tal como el fallecido "compañero" Kim Jong Il era mi ejemplo de demócrata. Son muy religiosos en ese sentido y de seguro todavía creen que el socialismo del siglo XXI, el nuevo fracaso socialista visible ante nuestros ojos, es un proyecto viable: Los comunistas chilenos han salido a defender la soberanía de Maduro, no la del pueblo venezolano. Si defendieran la soberanía popular venezolana algo habrían dicho ante la disolución, arbitraria, de la Asamblea Nacional electa democráticamente. Pero no, ellos prefieren defender a sus socios chavistas en el poder.

Y es que los comunistas no creen en la democracia en términos estrictos sino en la posesión del poder, eso los mueve. Su partido, como cualquier otro, se representa a sí mismo y sus oligarquías dirigentes. Eso, aunque se presuman vanguardia con conciencia. Eso fue lo que le dijo el pueblo alemán al partido comunista en la RDA cuando aburridos de su despotismo, los botaron del poder gritándoles: Nosotros somos el pueblo, Ojalá eso pase en Venezuela.
Pie de pagina
Jorge Gómez Arismendi o Director de investigación Fundación para el Progreso-