Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-11-06
Tipo:   Suplemento
Página(s):   1-2
Sección:   suplemento - Portada
Centimetraje:   54x61
Para frenar el alza de la temperatura en 1,5 °C sobre la era preindustrial:
Aunque la COP26 es el límite para lograr acuerdos, las condiciones no estarían dadas para cerrarlos
El Mercurio - Especial Innovacion COP 26
Con menos recortes de emisiones de los necesarios y sin todas las reglas zanjadas a mediados de la cita en Glasgow, la pandemia sería uno de los grandes factores que estancarían las negociaciones. La crisis económica ha expandido los plazos en que los países esperan volverse carbono neutrales, por lo que la ventana de tiempo para salvar el planeta será mínima.
Basta de blablablá climático, ha repetido una y otra vez la activista sueca Greta Thunberg. Aunque muchos han hecho eco de sus palabras, al parecer hasta ahora los acuerdos para salvar el planeta seguirán siendo esquivos.

Hace una semana que la COP26 inició sus sesiones en Glasgow, Escocia. La cita comenzó con declaraciones sobre la urgencia de lograr acuerdos para frenar el aumento de temperatura en 1,5 ºC respecto del nivel preindustrial dentro de las dos semanas que dura la cumbre, pero lo que ha pasado durante la primera mitad de la cita hace prever que no se lograrán de todos.

Una ambición mesurada sobre los recortes de emisiones por parte de los países, más tiempo para lograrlos y tibias promesas de fondos para financiar los daños causados por el cambio climático fueron la tónica de esta primera semana. Hoy es un día clave porque se discutirán los textos consensuados por los negociadores y con ello se podrá determinar qué tanto finalmente se podría lograr cuando comience, la próxima semana, la discusión política de mano de los ministros.

Puede que los presagios no sean auspiciosos, pero, aunque sea poco, siempre se avanza en las COP, dicen los expertos. Además, se debe considerar que la lucha contra el cambio climático no solo se da desde el frente de los gobiernos; es decir, la COP no pelea sola.

Condiciones adversas

La COP26 debió haberse desarrollado el año pasado, pero por la pandemia fue pospuesta para 2021. Si bien este retraso sigue la tónica de todas las cosas que se han aplazado por la crisis sanitaria, para la cumbre significó mucho más que un modo 'en espera'.

El Acuerdo de París (2015) estableció plazos o hitos, pero estos no se han podido seguir porque el mundo no ha llegado a acuerdo y ahora, además, se suma el tiempo extra de negociaciones. 'Por eso se está discutiendo si esos plazos deberían ceñirse al año calendario o a cuando efectivamente se realice la reunión', explica desde Glasgow Estefanía González, coordinadora de campañas de Greenpeace. Esto parece solo un problema de agenda, pero no lo es si se considera que el mundo ya está atrasado en el combate al cambio climático.

Pero, continúa, se suma que la negociación en la COP25 presidida por Chile y realizada en Madrid en 2019 'no fue exitosa porque no se lograron los acuerdos esperados'. A su juicio, ello le pone mayor presión a lo que se anuncie la próxima semana cuando acabe la 26a cita.

Una de los puntos que hay que recordar, dice Maisa Rojas, directora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 y académica de Geofísica de la U. de Chile, es que cada COP es el punto cúlmine de todo un año de trabajo. 'Es un hito que genera mucha atención porque se dan grandes anuncios, pero el trabajo es continuo', explica.

Por ello, si bien la investigadora está de acuerdo con que hay un atraso, igual cree que existe margen para lograr detener el alza de la temperatura a tiempo; pero tiene que ser ya. 'Aunque la pandemia puso una enorme presión, también ha sido una oportunidad para acelerar la acción climática, pero los países la han aprovechado muy poco', opina.

Sebastián Vicuña, director del Centro de Cambio Global UC, coincide con este diagnóstico. 'Los países están impulsando la recuperación de sus economías y del empleo a secas, sin considerar la acción climática', asegura.

La mayor ambición

Uno de los principales temas en discusión en la COP es la ambición, es decir el compromiso de cada país de reducir sus emisiones, explicando cómo y en qué horizonte de tiempo. Esto es crucial porque de ello depende si el planeta logrará frenar o no el alza de temperatura en 1,5 ºC. Y de momento, el mundo no lo está logrando, dice Maisa Rojas.

Si bien la carbono neutralidad debería cumplirse en 2050, China anunció que lo hará en 2060 e India en 2070. Para Eduardo Sanhueza, consultor externo en cambio climático de Cepal y miembro de la delegación chilena en la COP26, esto era esperable por la pandemia y la consecuente crisis económica que están enfrentando los países.

Si bien está lejos de ser lo ideal y los anuncios fueron, efectivamente, 'un balde de agua fría', el especialista cree que la gran velocidad con que se está desarrollando la tecnología va a permitir a los países lograr antes su carbononeutralidad.

Aún así, la diferencia en tiempo es mucha entre lo que se debería hacer y lo que se está prometiendo ahora. 'Hay que recordar que aunque logremos detener el aumento de la temperatura en 1,5 °C, los 0,4 ºC que nos quedan para llegar a ese límite ya van a significar que vamos a vivir en un mundo distinto', advierte desde Glasgow. Un nuevo escenario donde la adaptación y resiliencia serán obligatorias.

Por eso los acuerdos que se logren deberían ser compromisos nuevos, por sobre los ya existentes, dice Estefanía González, y no como el anunciado esta semana sobre de la deforestación. 'En 2014 existía uno similar que tenía como meta el 2020. Como no se logró, se lo extendió ahora para 2030', asegura. Aunque lo anunciado es importante porque incluye a los grandes desforestadores de la región, como lo son Argentina y Brasil, no sería suficiente. 'Cuando se desforesta el área de una cancha de fútbol cada 10 segundos en el mundo, no se puede esperar hasta 2030 para hacer algo', opina.

Entre la pandemia y el último informe del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas, se había dado un impulso que podía favorecer el combate contra el calentamiento global y los posibles logros de la COP26, pero este llegó 'un pelo tarde', dice Sebastián Vicuña. 'No creo que tengamos un gran anuncio como el de París, pero aún así soy optimista' agrega.

Esto último porque las negociaciones entre gobiernos no son el único frente de esta lucha. 'El trabajo que se ha hecho con los actores no estatales, como las empresas y la sociedad civil (la labor de los Champions de cada COP) ha avanzado mucho', asegura el científico.

Ricardo Bosshard, director de WWF Chile, concuerda. 'Se están logrando acuerdos súper interesantes como Race to Zero, que están logrando que sectores que no estaban comprometidos con la lucha climática ahora lo estén', opina. Los acuerdos a nivel de países siguen siendo necesarios, advierte, pero lo que está ocurriendo en forma paralela también es importante.

Eduardo Sanhueza dice que es muy temprano —en el medio del desarrollo de la COP— para saber qué se logrará acordar finalmente, pero estima que será algo muy parecido a lo anunciado por el G20. Este comprometió: un recorte de emisiones sin una fecha fija, sino solo 'alrededor' de mediados de siglo; fondos para financiar la transición ecológica de los países más pobres —algo que ya existía y a lo que ahora se le inyectó más dinero—, y dejar de usar dineros públicos para plantas de generadoras de electricidad que usen carbón, entre otros. Son todas medidas necesarias, pero se necesitan muchas más.

Aún así no todo está perdido. 'En las COP siempre se avanza, puede ser que no sean grandes cosas, pero se van limando asperezas y estableciendo posiciones', dice Eduardo Sanhueza.

Los expertos consultados coinciden en que es muy probable que las expectativas no se cumplan, pero aseguran que aún habrá un espacio para no superar los 1,5 °C y para acabar con el 'blablablá climático'.

Recuadro
-'Aunque la pandemia puso una enorme presión, también ha sido una oportunidad para acelerar la acción climática, pero los países la han aprovechado muy poco'.
Maisa Rojas Directora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2.

-'En las COP siempre se avanza, puede ser que no sean grandes cosas, pero se van limando asperezas y estableciendo posiciones'. Eduardo Sanhueza, Consultor de cambio climático.

-ESPECIAL: Días cruciales para la negociación climática

-El legado para Chile de dos años a la cabeza de la COP25: estrategia de carbono neutralidad, 'alfabetización ambiental' e incentivo a las energías renovables. i 4 e i 5

-El mapa global de los 'intereses nacionales de corto plazo' y las presiones que amenazan con bloquear los acuerdos en la conferencia. i 3

- Abdalah Mokssit, secretario del IPCC: 'Ya no hay lugar para la discusión de si se necesita o no la acción contra el cambio climático'. i 8

-Ministra Carolina Schmidt: 'Instalamos la acción climática como política de Estado'. i 6

-Race to Zero: La iniciativa que se 'incubó' en Chile y que busca alinear a la sociedad civil con las metas de reducción de emisiones. i 7
Pie de pagina
Lorena Guzmán H.-