Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2018-09-05
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   19
Sección:   Economía
Centimetraje:   31x24
La obsesión de traer agua desde el sur al norte:
El francés que le compite a la carretera hídrica de Juan Sutil, pero por vía submarina
La Segunda
De apellido italiano, nacido en África, pasaporte francés y madre española, de la que aprendió el idioma, Félix Bogliolo Melendo carga con un mamotreto que denota bastante uso. Se trata del estudio de factibilidad técnica y económica que hizo su empresa Vía Marina para la construcción de una carretera hídrica que transporte agua desde las desembocaduras de los ríos Biobío y Maule hasta Copiapó, pero por el fondo del mar.
Para la realización del estudio, el gobierno francés aportó 576 mil euros y su compañía el faltante, hasta completar un millón de euros. Bagliolo —ingeniero civil de la Escuela Politécnica de París, de paso en Chile— lo presentó al Ministerio de Obras Públicas en 2012. No es el único: el consorcio español Betancourt, Euro Estudios y BAG Ingenieros ingresó su proyecto, también en 2012, que contempla un tubo por debajo de la Ruta 5 y solicitó una concesión de iniciativa privada, en trámite en el MOP.

Mientras, el empresario agroindustrial chileno Juan Sutil planea una carretera hídrica terrestre por los faldeos cordilleranos desde el Biobío al Huasco, con un costo de US$ 20 mil millones.

—¿Cuál es la ventaja de que su proyecto sea por vía submarina?

—Es más fácil, más barato, más rápido, no molesta a los terratenientes, porque no hay que pedir servidumbres de paso. Y como toma el agua en la desembocadura de los ríos, en el último punto, donde el agua es dulce, pero muy cerca se vuelve salada, no hay usuarios más abajo.

—¡Cuántos kilómetros recorre hasta Huasco?

—En total son 1.350 kilómetros para regar 112.541 hectáreas, según el estudio de la Comisión Nacional de Riego. Y el costo es de unos US$ 8 mil millones.

Otros datos: puede llevar 35 m3 por segundo y dependiendo de las etapas, habría uno o dos tubos paralelos a 100 y 200m de profundidad. "Para su construcción, un barco va soltando el tubo que se deposita en el mar".

Proyecto de Sutil: puros problemas

—¿Cómo se financia: con el pago del agua de los usuarios o el Estado también aporta?

—El estudio de la Comisión Nacional de Riego dijo que al costo que nosotros estimamos se puede financiar exclusivamente con el pago del agua de los agricultores. Si fijas uno más barato, porque el Estado lo subvenciona, en vez de 112 mil hectáreas puedes regar 150 mil.

—Cuando se conoció su proyecto los ambientalistas lo criticaron diciendo que beneficiarla a las mineras y sus crecientes necesidades de agua.

—Nosotros entregamos el agua en el borde costero y los 35 metros cúbicos (m3) hasta Copiapó incluyen unos pocos m3 para las mineras. Ellas consumen muy poco: un 10% del total del agua en Chile, mientras la agricultura un 80% y el consumo humano, otro 10%.

—El proyecto de Juan Sutil contempla 1.800 km de trazado desde el Mobilo al Huasco. Y cinco tramos, algunos de los cuales usan embalses. ¿Observa algún problema?

—Tiene un montón de problemas. Hay dificultades económicas: es mucho más caro, del orden de cuatro veces el nuestro. También jurídicos, porque toma aguas río arriba, con lo cual pone una carga sobre los derechos de agua río abajo y debe contar con servidumbres de paso a lo largo de la ruta. No conocemos el modelo de negocios. Desde el punto de vista técnico, tiene el problema de una geografía bastante difícil, es muy lento de realizar. Y prosigue sin detenerse: "Es una obra monumental que podría tener del orden de 25 metros de ancho por 10 metros de alto y si añades un par de metros de hormigón por lado..."

"Por la cordillera no es precisamente fácil de colocar. Además, va por la superficie. á quiere tener una pendiente continua para que vaya cayendo despacito el agua, y tiene que seguir todas las vueltas de la ruta, yen ese tipo de obras se calcula que la distancia real comparada con la
distancia lineal es del orden de tres veces I superior."

—¿Qué opina de la vía hídrica del consorcio español? Se ahorra las expropiaciones al ir por debajo de la Ruta 5.

—Creen que van a poder ahorrar, pero el MOP debe estar dispuesto a autorizar el uso de terrenos fiscales. Tiene los mismos problemas que Sutil: el Túnel El Melón, la cuesta no sé qué, la quebrada no sé cuánto. Son obras de ingeniería de un costo brutal. Los dos sufrirían con un terremoto, porque son estructuras rígidas, mientras que nosotros vamos reposando sobre el lecho marino, con un tubo flexible. La única diferencia es que toman el agua más abajo que Sutil, porque la Ruta 5 está a media altura.
Pie de pagina
Ximena Pérez Villamil-