Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-04-16
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A11
Sección:   VIDA - CIENCIA - TECNOLOGÍA
Centimetraje:   24x15
Primero con células y vasos sanguíneos:
Presentan corazón creado con una impresora 3D a partir de tejido humano
El Mercurio
Aunque es un primer paso, los investigadores esperan que en 15 años más se puedan diseñar órganos biocompatibles con cada paciente.
Mide tres centímetros, está constantemente inmerso en líquido y fue presentado este lunes a los medios. Se trata del primer prototipo de corazón impreso con tecnología 3D usando tejido humano. El avance, dado a conocer por la Universidad de Tel Aviv (Israel), es visto como un primer paso hacia la impresión de corazones para trasplantes. 'Es la primera vez que se imprime un corazón íntegramente con sus células y sus vasos sanguíneos.

Y es la primera vez que se utiliza materia y células provenientes de un paciente', explicó Tal Dvir, director del equipo de investigación. 'Tomamos una pequeña biopsia de tejido graso del paciente, quitamos todas las células y las separamos del colágeno y otros biomateriales. Las reprogramamos para que fueran células madre y luego las diferenciamos para que fueran células cardíacas y células de vasos sanguíneos', dijo el científico. Tras esto, los biomateriales fueron transformados en biotinta (que se puede usar para imprimir). Aunque el corazón resultante —del tamaño del de una rata o un conejo— logra palpitar, aún no es capaz de bombear. Es decir, no logra sincronizarse, provocar pulsaciones ni permitir al órgano funcionar de manera autónoma.

'El próximo reto es madurar estas células y ayudarlas a que se comuniquen entre ellas de forma que se contraigan juntas', explicaron los investigadores, quienes aspiran a que este procedimiento sea algo común entre 10 a 15 años más. De lograrlo, la población beneficiada sería abundante. 'Existe una tremenda escasez de donantes de corazón. Y en las insuficiencias cardíacas terminales el trasplante es el único tratamiento', indica Alejandro Guiloff, hematólogo y fundador del primer banco público de células madre, Vidacel. 'A nivel mundial, hay mucha más gente que necesita un corazón que gente que es donante. La mayoría muere en la espera', dice. Que el proceso se realice con tejido humano del paciente 'además permite que no haya rechazo, porque son células que son compatibles con la persona a la que se le está generando el nuevo corazón', agrega Guiloff.