Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-11-14
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   D2
Sección:   Innovación
Centimetraje:   22x27
La industria podría generar toda la energía que el mundo necesita:
Energía eólica fuera de las costas, fiel el magnífico futuro del viento
El Mercurio
Hace pocos días, la Agencia Internacional de Energía predijo un alza en energías renovables, señalando que en los próximos cinco años aumentarán en un 50%. Uno de los contextos más fértiles para esta explosión son las costas, en donde las aguas no tengan más de 60 metros de profundidad. Las granjas de viento que se construyan en estas regiones podrían generar 36.000 horas terawatt de energía limpia al año, muy por encima de la actual demanda mundial de 23.000 horas terawatt. Actualmente este tipo de tecnología provee del 0,3% de la generación de energía global, pero su potencial es vasto. Para 2040 se espera que la industria crezca 15 veces, generando mil millones de dólares en inversiones.

Hoy China posee una capacidad de 4 gigawatts de capacidad eólica de sus costas, pero se espera que dentro de 20 años salte a los 110. Solo para 2025 el gigante chino debiese superar al Reino Unido como el país con más turbinas en el mar.

El poder de las granjas de viento fuera de la costa

Cada año una granja de viento generará la suficiente energía como para alimentar a 17.000 casas

Se espera que reduzca las cuentas de la luz en un 40%

Se espera que reduzca las emisiones de CO2 en 40.000 toneladas al año

Para que funcione en su rango ideal, se requiere que haya vientos que corran entre los 14,5 y 15,2 km/hora

125.000 mw se generan al año

45 kilómetros de cables submarinos que pesan 1.800 toneladas unen las turbinas con el continente

150 metros tiene el diámetro de las aspas

La velocidad de la rotación de las aspas es de 321 kilómetros por hora.

180 metros se alzan las turbinas sobre el nivel del mar cuando el aspa está vertical.

La base sirve como un coral artificial que crea nuevos hábitats para la vida marina.

Las turbinas usan un generador magnético de 6 MW que está adaptado para cualquier condición climatológica.

27 metros bajo el agua mide la estructura de las turbinas, las que están ancladas al fondo marino.