Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2019-11-29
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   12-13
Sección:   Expediente
Centimetraje:   32x44

Pie de Imagen
El gobierno cerró un acuerdo con los senadores de la comisión de Hacienda hace dos semanas.
Reforma tributaria: auditoras entran al debate y apuntan a las exenciones que deben revisarse a partir de marzo
El Diario Financiero
Gobierno y oposición iniciarán un trabajo conjunto de cara a revisar los regímenes especiales del sistema, los que le cuestan al Fisco más de US$ 9.000 millones por año. Hacienda prepara indicaciones tras el acuerdo alcanzado hace dos semanas.
El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, respiró con alivio el martes. Pasadas las 9:30 de la noche, el Senado ratificaba el acuerdo de la comisión mixta y despachaba a ley el Presupuesto 2020.

Más allá del hito que se marcó ese día, la argumentación de los senadores de oposición ya adelantaban el debate que se viene: el aumento de la carga tributaria para solventar las nuevas demandas sociales, en medio de la crisis que vive el país desde el 18 de octubre.

Y las miradas de los senadores no solo se posaron sobre la reforma tributaria y el 'marco de entendimiento' alcanzado hace dos semanas con Hacienda, sino en la segunda agenda que comenzará a discutirse a partir de marzo.

Al firmar el acuerdo, Briones y los legisladores de la comisión de Hacienda del Senado acordaron crear un grupo de trabajo para analizar el conjunto de exenciones y regímenes especiales del sistema tributario actual, que cada año le cuestan al Fisco más de US$ 9.000 millones. Esto, de cara a establecer un conjunto de cambios para que el país los discuta en el mediano plazo, descartándose una nueva reforma tributaria al menos en 2020.

Dichas franquicias se traducen en reducciones o liberaciones del pago de tributos en algunos sectores o devoluciones de los mismos, y afectan a rubros como la salud, la educación, la construcción y el transporte. También, a las PYME y las personas naturales de distintos tramos de ingresos.

En paralelo, Hacienda continúa afinando las indicaciones al proyecto de reforma tributaria hoy en la Cámara Alta. Fuentes con conocimiento aseguran que dichos ajustes podrían presentarse al Congreso la próxima semana.

El tema de las exenciones se ha tomado el análisis del sector privado. Cinco de las seis principales auditoras locales analizan las que debieran ser objeto de cambios, con el foco en la renta presunta, el IVA y el impuesto a los combustibles.

Recuadro
VÍCTOR FENNER, EY:

'Hay consenso en que cabe revisar si vale la pena mantener la renta presunta'

- ¿Qué regímenes especiales o exenciones considera que deberían ajustarse o eliminarse?

- Cuando uno se aproxima a este tema debe distinguirse entre, por un lado, las razones de justicia o equidad que pueden subyacer a cualquier propuesta, y por otro el efecto que ello puede tener en la economía (cuidándonos de no generar incentivos indeseados). Desde tal perspectiva, creo que hay cierto consenso en que cabe revisar si vale la pena mantener regímenes de renta presunta (aunque éstos ya se encuentran bastante limitados a raíz de la última reforma); si las ganancias de capital efectuadas en el mercado de capitales deberían tributar, a lo menos en ciertos casos y probablemente a tasa reducida; si debería modificarse el estatuto de los fondos de inversión (cuestión que ya se está discutiendo); y desde luego revisar el catálogo de exenciones de IVA (junto a la posibilidad de agregar unas nuevas, como por ejemplo a una canasta básica de productos). - ¿A qué podrían destinarse los recursos recibidos con esos cambios? Briones aseguró que si, por ejemplo, se eliminan exenciones en favor del IVA, dichos recursos podrían destinarse a reducir la tasa del IVA. Lo mismo con el impuesto corporativo.

Esa decisión, según nuestro texto constitucional vigente, no puede tomarse de antemano (es decir, la ley no puede preasignar los recursos a un fin específico). Cosa distinta es efectuar compensaciones a nivel de tasa. Finalmente, la pregunta es si eliminando exenciones queremos aumentar la recaudación, o bien generar más equidad horizontal. Ello es especialmente crítico en materia de IVA, donde las exenciones actuales tienen un impacto directo no sólo en sus beneficiarios directos, sino también en el consumidor final.



FRANCISCO LYON, KPMG:

'No se saca nada con recaudar si los recursos se diluyen en una inadecuada ejecución'

- ¿Qué regímenes especiales o exenciones considera que deberían ajustarse o eliminarse?

- En general, aquellos que hayan perdido o no cuenten en la actualidad -o no cumplan- con las condiciones que las hicieron aconsejables. A este respecto, por ejemplo, suele plantearse la revisión de aquellos regímenes sobre renta presunta, por generar asimetrías entre contribuyentes afectándose la equidad horizontal del sistema, que en diversos casos se podría traducir en privilegiar a un sector o actividad, en desmedro de otros. Si bien esto puede ser efectivo, es importante ponderarlo adecuadamente caso a caso, pues no necesariamente la eliminación de este régimen se traducirá siempre en mayor recaudo, ya que la experiencia indica que hay ciertos grupos de contribuyentes en que el tránsito de una renta presunta a una efectiva pueden incluso implicar un menor recaudo impositivo.

- ¿A qué podrían destinarse los recursos recibidos con esos cambios? Briones aseguró que si, por ejemplo, se eliminan exenciones en favor del IVA, dichos recursos podrían destinarse a reducir la tasa del IVA. Lo mismo con el impuesto corporativo.

- Según se entiende, eso querría decir, por ejemplo, que si se elimina alguna exención de IVA, con esos mismos recursos se podría implementar una baja en relación a ese mismo tributo. Lo mismo podría ocurrir con el impuesto a la renta u otros tributos. El segundo objetivo es aumentar derechamente la recaudación fiscal eliminando exenciones y franquicias que ya no son consistentes con los objetivos que se tuvieron al crearlas.

Es vital el anuncio en cuanto a la importancia de revisar la eficiencia en la ejecución del gasto fiscal, pues no se saca nada en llevar adelante todos los esfuerzos en materia de recaudación y su optimización, si finalmente los recursos se diluyen en una inadecuada ejecución

XIMENA NIÑO, DELOITTE:

'Tal vez ya no sería un problema tener tasas diferenciadas de IVA'

¿Cómo ve la opción de que se ajusten exenciones?

- Por razones de Presupuesto fiscal, nos parece importante avanzar pronto con la reforma tributaria, agilizando su tramitación. En ese sentido, son importantes los acuerdos logrados para destrabar el avance del proyecto en el Congreso. Lo segundo, nos parece importante con un poco más de tiempo analizar exhaustivamente las exenciones y regímenes especiales que tenemos en nuestras leyes impositivas. Aunque algunos de ellos han tenido cambios desde su creación, la mayoría viene por décadas y -por lo mismo- deben ajustarse a los tiempos que vivimos y a las necesidades que tenemos como país. De todas formas, cualquier cambio que se pretenda hacer debe ser evaluado económicamente en cuanto a sus impactos para evitar efectos no deseados tanto en la inversión como en los consumidores.

- ¿A qué podrían destinarse los recursos recibidos con esos cambios?

Briones aseguró que si, por ejemplo, se eliminan exenciones en favor del IVA, dichos recursos podrían destinarse a reducir la tasa del IVA. Lo mismo con el impuesto corporativo.

- Considerando que el IVA es un impuesto regresivo y que proporcionalmente afecta en una mayor medida el presupuesto de las familias con menos recursos, nos parece que si se eliminan exenciones y con esos recursos se financian rebajas de tasas en los bienes de primera necesidad, eso tendría un impacto directo e inmediato en el presupuesto familiar. En el pasado se temía que tasas diferenciadas en el IVA podrían hacer más complicada la recaudación y fiscalización, pero con el avance y apoyo de la tecnología, tal vez ese ya no sería un problema. De igual forma, se podrían realizar cambios en la Ley de la Renta y otros cuerpos legales impositivos, y si con ello se financia una menor tasa en el impuesto corporativo de las empresas, sería un buen estímulo a la inversión y crecimiento económico.

CRISTIÁN VARGAS, BDO:

'Hay que igualar el impuesto al diésel con las gasolinas'

- ¿Cómo ve la opción de que se ajusten exenciones?

- Me parece bien la opción de revisar las exenciones tributarias y regímenes especiales vigentes y eliminar aquellos que no tienen justificación en la realidad actual.

Específicamente, me parece que se puede revisar y eliminar progresivamente el régimen de renta presunta. También igualar el impuesto al petróleo diésel con el impuesto a las gasolinas, porque constituye un subsidio fiscal a un producto contaminante, con efectos nocivos al medioambiente y la salud de las personas.

Igualmente, puede revisarse la liberación de impuestos al mayor valor en la enajenación de acciones en bolsa.

- ¿A qué podrían destinarse los recursos recibidos con esos cambios? Briones aseguró que si, por ejemplo, se eliminan exenciones en favor del IVA, dichos recursos podrían destinarse a reducir la tasa del IVA. Lo mismo con el impuesto corporativo.

- No me parece adecuada la rebaja general de la tasa del IVA con la eliminación de exenciones del mismo impuesto, porque se termina favoreciendo a los sectores de mayores ingresos, que son quienes compran más bienes y de mayor valor. Esa medida no haría más progresivo el sistema tributario.

Asimismo, no me parece adecuado un impuesto al patrimonio que grave la posesión de inmuebles, porque tal como se ha planteado sería más bien un impuesto a los activos, no al patrimonio, ya que no se consideran los pasivos vigentes, ni las deudas en que se ha incurrido para financiar su adquisición.

RODRIGO HERNÁNDEZ, MAZARS:

'Una reducción del IVA siempre es beneficiosa'

- ¿Qué regímenes especiales o exenciones considera que deberían ajustarse o eliminarse?

- Por supuesto que hay ciertos regímenes especiales y exenciones que pueden ser revisables. Se ha mencionado la renta presunta, también se ha hablado eventualmente de eliminar exenciones a la ganancia de capital o el impuesto al diésel, entre otras. Sin embargo, creo que es importante evaluar con seriedad cada una de ellas para garantizar que no afecten el indispensable crecimiento y desarrollo económico del país.

- ¿A qué podrían destinarse los recursos recibidos con esos cambios? Briones aseguró que si, por ejemplo, se eliminan exenciones en favor del IVA, dichos recursos podrían destinarse a reducir la tasa del IVA. Lo mismo con el impuesto corporativo.

- Un alza en un impuesto no necesariamente implica que tengamos que bajarle a otro, porque en realidad lo que importa es a quién quiere beneficiar el Fisco, dónde quiere gastarse la plata. Y esa es una decisión que tiene que ver con hacia dónde van los fondos y con el Presupuesto.

Pero, efectivamente, una reducción del IVA, considerando que es un impuesto regresivo, siempre es beneficiosa para las personas de menores ingresos, ya que destinan casi totalmente sus recursos al consumo. Respecto del impuesto corporativo, mi opinión es que no debemos olvidar que competimos con otros países del mundo para atraer la inversión, y en el último tiempo es una tendencia mundial que los impuestos corporativos vayan a la baja.
Pie de pagina
POR SEBASTIÁN VALDENEGRO-