Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-01-30
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A8
Sección:   Cultura
Centimetraje:   38x27

Pie de Imagen
'Si bien hay muchas cosas de la ópera romántica que son buenas, para mí no tienen la misma profundidad que se descubre en Monteverdi, Cavalli, Purcell o Bach', pensaba Sylvia Soublette.

Sylvia Soublette con su hijo Maximiano Valdés, director de orquesta.
Adiós a Sylvia Soublette: música vanguardista y animada por el espíritu del Barroco
El Mercurio
Compositora, cantante lírica y directora, fue creadora de numerosas agrupaciones musicales. Impulsora del movimiento nacional de Música Antigua, trabajó intensamente por difundir el repertorio monteverdiano.
Cada vez que Sylvia Soublette Asmussen (1922) iba a Venecia, una de las primeras diligencias que hacía era ir a Santa Maria dei Frari para dejar un ramo de flores en la tumba de Claudio Monteverdi, cima del barroco italiano. 'Para mí, Monteverdi es lo máximo', dijo mil veces esta compositora, cantante y directora chilena, quien falleció este miércoles a las 03:00 horas. Tenía 97 años y estaba pronta a cumplir 98 (5 de febrero).

'Sylvia Soublette fue una de las figuras más relevantes de la escena musical chilena. A ella le debo haber elegido la vida musical profesional, cuando me abrió las puertas de aquel legendario Conjunto de Música Antigua de la Universidad Católica, que ella dirigía y que en los años 60 y comienzos de los 70 llegó a tener una merecida fama internacional. Su pérdida es irreparable. Lo menos que podía haber recibido, en vida, era el Premio Nacional de Música. Quienes lo otorgan han quedado en deuda', dice el laudista y guitarrista Óscar Ohlsen.

Alumna en París de Darius Milhaud y Olivier Messiaen, dos de los más grandes compositores del siglo XX, en Chile se formó con Domingo Santa Cruz, Federico Heinlein y Clara Oyuela. También estudió transcripción de manuscritos antiguos a la notación moderna en el Museo Metropolitano de Nueva York.

Su catálogo incluye obras orquestales ('Preludio y Fuga'), cantatas ('Eva'), corales ('Misa Romana', 'Stabat Mater'), para voz y piano, y piezas de cámara (Suite para violín y piano). Creó el Coro Femenino de Viña del Mar (1941), el Coro Masculino de la Universidad Católica de Valparaíso (1945), el Coro de la Universidad Católica de Valparaíso (1945), el Octeto de Santiago (en los años 50), el Conjunto de Música Antigua de la Universidad Católica (con Juana Subercaseaux, en 1960), el ensemble Ars Musicae (en Caracas, en 1976), la Cantoría de San Francisco (1981), la Corporación Cultural Instituto de Música de Santiago (1991), que luego se transformó en el Instituto de Música de Santiago, y el conjunto Caramusic (2018).

Incansable difusora, a ella se deben estrenos de títulos como 'Dafne', de Caldara; 'La coronación de Popea', de Monteverdi, y 'El triunfo del honor', de Scarlatti.

'SÉ LO QUE QUIERO'

Casada en 1946 con el político chileno Gabriel Valdés Subercaseaux (1919-2011), él en sus memorias recordó así el momento en que se conocieron: 'Con Juan Orrego Salas, director del coro de la universidad del cual yo era presidente, invitamos a Santiago a Sylvia Soublette Asmussen, cantante y directora del coro de la UC de Valparaíso. Llegó puntual a un ensayo. Mientras cantaba, la miré y la encontré preciosa y alegre. Me di cuenta de que no me rehuía la mirada. Fue un flechazo. Dice ella que le gustó mi voz de barítono. La invité a tomar té al Hotel Carrera. Usaba un gorro de piel que le quedaba tan admirablemente que me recordó a Greta Garbo en ‘Ana Karenina’. Lo que se inició entonces, ha sido lo mejor de mi vida'.

Con él tuvo tres hijos: Juan Gabriel, político y diplomático; Maximiano, director de orquesta, y María Gracia, gestora cultural. 'Los niños a veces nos dicen que les ponemos la vara demasiado alta. Creo que eso es muy importante: tener metas, progresar, que sean adultos interesantes. No me refiero a que tengan cargos para que la gente diga cosas, sino a que enriquezcan su vida y lleguen a viejos sintiéndose contentos', decía Sylvia, quien era hermana del filósofo Luis Gastón Soublette.

Artista sensible y gran humanista, era también una mujer transgresora en la forma y en el fondo. Se atrevió a usar pantalones cuando no era bien visto que lo hiciera una mujer y era muy directa en sus críticas a la cultura establecida y a los modos de la política. La vida social no le interesaba en absoluto, pero más de una vez debió adoptar el rol de la mujer de Gabriel Valdés. 'Nunca postergué mi carrera por acompañarlo, pero en 1964 tuve que compatibilizar la dirección del Conjunto de Música Antigua con todo lo que implicaba que mi marido fuera ministro de Relaciones Exteriores de Frei Montalva. Pensé que no iba a poder seguir adelante, pero lo más raro es que hacía de todo y no sé cómo me las arreglaba'.

'Gabriel era un poco absolutista para sus cosas, pero se encontraba conmigo, que soy una persona que no cambia fácilmente de opinión. Tengo muy claro mi pensamiento, sé lo que quiero y a dónde voy. En una conversación, cada uno mantiene su punto de vista y si no estamos de acuerdo, es así no más. No soy sumisa'.

Solía recordar a Charles de Gaulle, a quien conoció en Francia: 'Tuve con él conversaciones muy interesantes. Incluso hablamos de música. En una ocasión, él se permitió criticar al que había sido mi profesor en París, Olivier Messiaen, quien a mi juicio es un gran compositor del siglo XX, y me atreví a decirle que estaba equivocado y que parecía no conocerlo mucho'.

'MONTEVERDI: MÚSICA CULTURALMENTE EXIGENTE'

Inclaudicable en la difusión de la ópera barroca, Sylvia Soublette consideraba que 'Chile está muy limitado por la ópera lírica italiana del siglo XIX, al punto de que la gente ya no tiene capacidad de juzgar a un buen cantante: la música importa menos, lo que importa es la voz como un instrumento separado de lo musical, de la poesía. Muchas personas juzgan bueno a un cantante solo si tiene el volumen suficiente como para llenar un teatro de tres mil personas. Si uno analiza la situación de los estudiantes de canto, los que no tienen volumen están liquidados'.

'Yo considero que esto mal conformó la mentalidad musical de nuestra generación y de la generación anterior. Y acostumbró a la gente a escuchar a una cantante pegada en un agudo interminable. Solo la gente muy música puede tomarle adoración a Monteverdi. Es música culturalmente exigente', decía en entrevista con 'El Mercurio', donde era frecuente recibir sus cartas al director sobre temas de toda índole. En la última de ellas, publicada el 27 de julio de 2019, planteaba la urgente necesidad de enseñar a pensar a los estudiantes.

Los funerales de Sylvia Soublette se efectuarán mañana viernes, en el Parque del Recuerdo, luego de una misa, a las 12:30 horas, en la Parroquia Santa Elena (Polonia 456, Las Condes).

Recuadro
- OPINIONES

MAXIMIANO VALDÉS su hijo y director de orquesta
'Mi madre estuvo siempre en el centro de nuestras vidas. Una referencia, una guía y un ejemplo. Ella me transmitió el sentido trascendente de la música desde mis primeros pasos y hasta el día de hoy'.

ANDRÉS RODRÍGUEZ director ejecutivo de la Corporación Cultural de Vitacura y presidente del directorio del GAM

'Fue una mujer y una artista excepcional. Cómo intérprete, compositora, profesora e investigadora deja una huella muy profunda en la historia musical chilena. Infatigable en su quehacer artístico, es un ejemplo a seguir para las futuras generaciones por su seriedad, rigor y disciplina'.

CARMEN LUISA LETELIER VALDÉS contralto y Premio Nacional de Artes

'Mis primeros recuerdos de infancia están asociados a esta joven y musical novia de mi tío favorito y padrino Gabriel Valdés. Luego, junto a mis padres y otros tíos y amigos músicos, formaron un conjunto vocal que estrenó música moderna entonces desconocida en Chile, como Debussy, Ravel y Poulenc. También fue pionera en el cultivo de la Música Antigua, en cuyo conjunto en la UC canté junto a ella por más de 20 años. Chile tiene mucho que agradecer a esta notable compositora, infatigable directora y generosa y fecunda maestra'.

MAGDALENA AMENÁBAR soprano

'Ella es un antecedente fundamental para quienes somos cultores de la Música Antigua en Chile. Impulsora incansable de este lenguaje musical, fue pródiga en su quehacer artístico y formativo. Para mí fue un referente de energía y pasión'.

ALMA CAMPBELL clavecinista

'Se ha ido la maestra, la amiga y una gran mujer. Sylvia nos deja un gran legado y una gran responsabilidad: continuar con su incansable labor de difusión de la buena música. No olvidaremos sus enseñanzas artísticas y de vida'.

VIOLAINE SOUBLETTE soprano y su sobrina

'Su lema era ‘nada es imposible’. Eso era ella. Su amor por la música era una fuerza telúrica que la embargaba. Un amor, sobre todo, por el canto. Eso la llevó a los confines de la tierra. Luchó por la Música Antigua en Chile en tiempos en que nadie la conocía: fue una vanguardista. Yo me crié junto a ella y siempre veía la pasión con que hacía todo. Creo que apenas heredé un 3% de esa pasión'.
Pie de pagina
JUAN ANTONIO MUÑOZ H.-