Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-04-07
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B3
Sección:   Economía y Negocios - La pandemia del coronavirus
Centimetraje:   21x18

Pie de Imagen
Las recaladas totales de la temporada fueron 284, un 6,4% más que en el mismo período de 2018/2019.
Estimación de la Federación de Empresas de Turismo:
Cierre de temporada de cruceros impactaría en US$ 2,5 mills. menos
El Mercurio
La última recalada estaba planificada para el 23 de abril, pero se anticipó su fin al 14 de marzo. Sin embargo, igual se registró una mayor llegada de estos barcos.
Una temporada de cruceros histórica se proyectaba para 2020. Entre octubre del año pasado y abril se esperaba un total de 319 recaladas en los puertos del país, un 20% más que en el mismo período anterior. Mientras que en términos de pasajeros se estimaba que llegarían 343 mil cruceristas y 150 mil tripulantes, según cifras entregadas por la Federación de Empresas de Turismo (Fedetur).

Sin embargo, la prohibición de operación de cruceros en todos los puertos chilenos que anunció el Gobierno el 14 de marzo para evitar la propagación de covid-19 terminó anticipadamente con la temporada —la cual originalmente finalizaba el 23 de abril—, cambiando las positivas proyecciones. La medida significó que 35 cruceros no pudieran llegar al país, además de unos 28,5 mil pasajeros y 13 mil tripulantes menos. Según cálculos del gremio, la baja en el número de recaladas y en la llegada de turistas implicará una merma, solo por concepto de divisas no percibidas de pasajeros, de unos US$ 2,5 millones. Esto, sin considerar las mermas producidas por otros conceptos como venta de insumos para la operación de los cruceros, entre otros.

Un mes antes

A pesar del cierre de temporada un mes antes, las recaladas totales de la temporada fueron 284, lo que representa un incremento de un 6,4% respecto al mismo período de 2018/2019. A su vez, llegaron 314 mil pasajeros, un 9,3% más que en la temporada anterior, y 137 mil tripulantes, lo que representó un alza de 5,4%.

La vicepresidenta ejecutiva de Fedetur, Helen Kouyoumdjian, celebró que se haya registrado un mejor desempeño a pesar de las dificultades producto de l a emergencia sanitaria. Sin embargo, señaló que la incógnita ahora es qué pasará en la temporada de este año. Esto, porque a pesar de que la restricción es hasta septiembre —la recalada de cruceros empieza en octubre—, hay incertidumbre en el sector respecto a cuánto tiempo durará la emergencia sanitaria.

'Todavía está por verse, dependiendo de cuán recuperado esté el mundo de esta pandemia y cuáles van a ser las políticas de seguridad que van a tener los cruceros, que han sido muy afectados por esta situación', señaló. Kouyoumdjian sostuvo que los próximos cinco meses son 'claves' para el sector, que deberá sobrevivir a la paralización de la actividad. Por su parte, el gerente general de Valparaíso Terminal de Pasajeros, Juan Esteban Bilbao, dijo que 'cualquier escenario es de gran incertidumbre, sería irresponsable hacer proyecciones tan prematuras'. 'Es el momento perfecto para que Puerto Valparaíso replantee su estrategia de negocios, considerando las necesidades de las distintas industrias que convivimos en el sector, la importancia del desarrollo turístico en la zona y la grave crisis social y económica que afecta a los porteños tras el estallido social', agregó.
Pie de pagina
CAROLINA UNDURRAGA B.-