Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-04-21
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   21
Sección:   DF LAB - Cambio climático
Centimetraje:   32x24

Pie de Imagen
Joseph Ramos, Economista

Juan Pablo Montero, académico UC
Efectos económicos del Covid-19 podrían retrasar inversiones para reducir emisiones a 2030
El Diario Financiero
Expertos afirman que un probable escenario de recesión económica podría cambiar las prioridades de inversión, postergando la transición energética.
A principios de mes, los ministerios de Medio Ambiente, Energía y Ciencia entregaron la actualización de la Contribución Nacionalmente Determinada (NDC, su sigla en inglés) a la ONU Cambio Climático. Chile se comprometió a reducir en 30% sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a 2030 y a lograr la carbono neutralidad a 2050.

Para su desarrollo, se estimó una inversión adicional de US$ 41.300 millones en el período 2020-2050, dijo el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, al momento de la presentación. El economista e investigador de Clapes UC, Luis Gonzales, afirma que esto significaría una inversión de entre un 1% y un 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) del país para 2020-2050, en un escenario proyectado de recesión para Chile, debido a los efectos de la pandemia del Covid-19, con una caída de 4,5%, según el Fondo Monetario Internacional, y entre 1,5% y 2,5% según el Banco Central.

'Efectivamente, la tasa de crecimiento del Producto va a ser menor. Por lo tanto, muchos proyectos de inversión se van a ir postergando', dice, asegurando que hay que dar certidumbre, para que 'en el mediano y largo plazo, esos proyectos se reactiven lo antes posible'.

El economista afirma que si bien la actividad se contraerá en torno al 4,5%, 'para 2021, se ve una recuperación de igual magnitud'. Señala que la proyección se generó considerando un crecimiento promedio en torno al 3%, 'así que tenemos que ver la capacidad de crecimiento del país en los siguientes diez años'.

'La coyuntura lleva a esta discusión sobre si en un año específico se va a lograr, pero la perspectiva que hay que tomar (para la implementación de la NDC) es a mediano plazo', sostiene Gonzales.

Recuadro
Caída del precio del petróleo afectaría transición energética

El vicepresidente de la Comisión Nacional de Productividad, Joseph Ramos, dice que compromisos ambientales y la reactivación económica convergen en este escenario de recesión. Sin embargo, señala que la rapidez con que se quiera alcanzar el nivel de productividad que se tenía antes del Covid-19 no debería traducirse en más emisiones. 'Una vez que se vuelva a los ritmos de antes del coronavirus, las emisiones serán muy parecidas a lo que eran antes. No veo porqué cambiarían', dice.

El economista señala que si la consecuencia del Covid-19 fuera tal que requiriera el uso de termoeléctricas, 'dado la situación económica en que estamos, va a haber más permisividad. Probablemente, si es que hay un cuello de botella por el lado de las emisiones, Chile va a tratar de relajar los compromisos en virtud de esta crisis'.

Afirma que el segundo paquete de medidas anunciadas por el gobierno -por unos US$ 5 mil millones-, 'se quiere hacer vía reasignación de gastos, y antes de cortar sueldos, va a cortar proyectos de inversión. Sobre todo si no son particularmente rentables'.

Y en este contexto, la implementación de la NDC no sería 'particularmente rentable si tiene que competir con un precio del petróleo a la mitad de lo que era antes'. Explica que este desplome significaría un contratiempo para la transición energética debido a que 'lo atractivo de hacer, por ejemplo, paneles solares, era cuando competían con un precio de US$ 60 el barril. Pero si compiten con uno de US$ 30, los mecanismos no convencionales de generar energía y electricidad van a ser mucho menos atractivos. No va a haber tanta gente dispuesta a invertir en ellos'.

'Los costos están subestimados'

El académico de la Universidad Católica y experto en economía ambiental, Juan Pablo Montero, asegura que si los cálculos de la NDC están correctos, su implementación no estaría en riesgo debido a las consecuencias económicas del coronavirus. No obstante, el economista plantea que muchos de los costos declarados en la presentación de la actualización de las NDC -en referencia a los US$ 41.300 millones de inversión para el período 2020-2050-, son muy bajos o incluso, negativos.

'Tengo grandes dudas respecto a estos números, porque eso significaría que esto es súper barato de conseguir y en realidad puede ser mucho más caro. Creo que están sumamente subestimados (…) Si estos fueran correctos, no está en riesgo. Pero comparado con el 1% o 1,5% que costarían del PIB, ahí sí, sobre todo al comienzo', dice.

Frente a un probable contexto de recesión económica y el impacto en las NDC, explica hay dos escenarios: 'Si hay que reinvertir o hacer cambios, ésta puede ser una oportunidad para cambiar hacia energías más limpias, y el otro, es que efectivamente son inversiones adicionales y se pueden posponer, porque hay otras que pueden ser más prioritarias'. Por otro lado, plantea que si bien hay recursos que no van a estar disponibles por el contexto económico, hay otras medidas que ayudan a cambiar conductas, como lo impuestos, que 'a diferencia de los subsidios, permiten recaudar'.
Pie de pagina
POR ROCÍO VARGAS SUÁREZ-