Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-06-16
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A8
Sección:   Vida - Ciencia - Tecnología - La Pandemia del Coronavirus
Centimetraje:   31x19

Pie de Imagen
Dado que el rol de los asintomáticos en la propagación del nuevo coronavirus aún no es claro, los expertos son enfáticos en la necesidad de cumplir las normas de distanciamiento físico y respetar las cuarentenas impuestas por las autoridades.
Análisis con datos de casi 25 mil contagiados alrededor del mundo:
Hasta el 45% de los casos de covid-19 pueden ser asintomáticos
El Mercurio
Según los especialistas, el hallazgo podría explicar por qué la pandemia ha sido tan difícil de controlar y da cuenta de la importancia de aumentar el testeo y la pesquisa de los contactos.
Conocer la cantidad de personas contagiadas con el SARS-CoV-2 que no presentan síntomas ha cobrado relevancia a medida que ha ido avanzando la pandemia. Esto, porque se trata de individuos que al portar el virus sin saberlo, podrían contribuir a su propagación.

Ahora, una revisión de estudios publicada en la revista Annals of Internal Medicine arroja luces sobre el tema. Según el trabajo, hasta el 45% de los contagiados nunca muestra síntomas de la enfermedad, resultados a los que llegaron los investigadores tras analizar datos de casi 25 mil casos positivos.

El grupo fue dirigido por científicos del Centro de Investigación Scripps (California, EE.UU.), quienes evaluaron a 16 cohortes de Islandia, China, EE.UU., Turquía, Italia y del crucero Diamond Princess, el que estuvo en cuarentena más de dos semanas durante febrero, tras haber trasladado a un pasajero con covid-19.

El análisis incluyó a poblaciones diversas, como a jóvenes, adultos mayores y a un grupo de tres mil reos de EE.UU. con el virus, de los cuales el 96% resultó ser asintomático.

El doctor Rodrigo Blamey, infectólogo de Clínica Las Condes, cree que los resultados dan cuenta de por qué la pandemia ha sido tan difícil de controlar.

'No habíamos visto en otras enfermedades infecciosas tanto porcentaje de asintomáticos que pueden transmitir la enfermedad', asegura Blamey.

'Y eso explica por qué el virus se ha diseminado tanto, porque un grupo importante lo propaga sin síntomas y ha sido difícil encontrarlos', añade el médico.

Es una mirada parecida a la del doctor Eric Topol, líder de la investigación, quien comentó: 'La propagación silenciosa hace que el virus sea aún más difícil de controlar. Nuestra revisión destaca la importancia de las pruebas. Está claro que con una tasa tan alta de asintomáticos, necesitamos echar una red muy amplia; de lo contrario, el virus continuará evadiéndonos'.

Jaime Cerda, epidemiólogo y especialista en salud pública de la UC, coincide en que el informe destaca la necesidad de realizar pruebas exhaustivas.

'El mensaje, por un lado, es que ojalá se pudiera aumentar la capacidad de testeo para poder encontrar a estos asintomáticos y evitar más contagios y, por otro, que se recuerde la importancia de cumplir la cuarentena y el distanciamiento físico, porque aunque no tengamos síntomas, podemos afectar a otros', comenta el doctor Cerda.

Concuerda Ignacio Silva, infectólogo y académico de la Usach. 'Al no identificarse, los asintomáticos actúan como un vector no controlado. Esto lleva a la necesidad de aumentar el testeo, para tener más posibilidad de detectar y aislar al enfermo y su red de contactos'.

La nueva revisión indica además que los asintomáticos son capaces de transmitir el virus durante 14 días y quizás más.

Eso sí, los autores aclaran que llegar a una conclusión sobre esto requiere varias investigaciones a gran escala.

'Esto llama la atención, porque al menos dos estudios anteriores encontraron que este grupo ya no era contagioso a los ocho días —advierte Blamey—. Se necesita más investigación con análisis virológicos'.

Sorprendentemente, los autores también concluyen que la ausencia de síntomas puede no implicar una ausencia de daño.

Las tomografías computarizadas realizadas en el 54% de los 76 individuos asintomáticos del crucero Diamond Princess mostraron anormalidades pulmonares que aumentan la posibilidad de que la infección por SARS-CoV-2 afecte la función pulmonar.

Recuadro
- Mutación haría más infeccioso al virus

Una mutación específica del nuevo coronavirus podría aumentar significativamente su capacidad de infectar las células, según otro estudio de Scripps Research, en su sede de Florida, dado a conocer ayer.

La investigación podría explicar por qué los primeros brotes en algunas partes del mundo no terminaron abrumando los sistemas de salud tanto como las epidemias de Nueva York o Italia, según los autores del trabajo. La mutación, denominada D614G, aumentó entre cuatro y cinco veces el número de 'coronas' o protuberancias del virus que se ven en su borde a niveles microscópicos, y que es la parte que le da su forma distintiva. Ellas son las que permiten al virus unirse e infectar las células. Los investigadores indican que aún se desconoce si esa pequeña mutación afecta la severidad de los síntomas de las personas infectadas o aumenta la mortalidad.
Pie de pagina
JANINA MARCANO-