Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-06-30
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   18
Sección:   Sociedad
Centimetraje:   30x24

Pie de Imagen
Igal Magendzo
Igal Magendzo, economista:
“Todavía tenemos que resolver una crisis social que no entendemos bien”
La Segunda
Al socio de Pacífico Research le llama la atención que en el último IPoM prácticamente no se habla del estallido: 'Pareciera que es algo que ya pasó'.
La crisis sanitaria los pilló en medio de un proceso de internacionalización a Colombia, cuenta el socio fundador de la consultora económica Pacífico Research, Igal Magendzo. Alcanzaron a viajar a principios de marzo, junto a su socio Enrico Vicentini, y tuvieron que dejar el negocio en espera por la pandemia. 'Quedamos en conversaciones, no se avanzó mucho, los colombianos estaban muy cautelosos por la emergencia sanitaria', cuenta.

Al regresar decidieron cerrar la oficina para prevenir contagios y desde entonces se han adaptado al teletrabajo. Pero lejos de disminuir, la carga laboral ha aumentado, dice el economista, y se debe en gran parte a la incertidumbre. 'Acá todo el tiempo es estar adaptando, modificando, y la pega se intensifica, es estar aprendiendo cosas que uno no sabe: de virus, de epidemiología'.

Pero no es la primera vez que Magendzo se ve enfrentado a situaciones de extrema incertidumbre.

Cuando terminó cuarto medio en el Colegio Hebreo decidió irse a estudiar Ciencias Políticas y Economía a la Universidad Hebrea de Jerusalén, en Israel. Llegó a principios de 1988 y le tocó vivir ese año el primer levantamiento palestino o Intifada.

'Yo me tomaba un bus que atravesaba un barrio árabe y las ventanas tenían protectores, porque nos llegaban piedrazos', recuerda.

Y tres años más tarde, la situación empeoró con la primera guerra de Irak. Cuenta que se suspendieron las clases por un mes y que sonaban alarmas por misiles. 'Uno tenía que ponerse una máscara y encerrarse'. Eso podía ocurrir hasta tres veces al día. 'Pasé mucho miedo', dice.

En 1992 Magendzo volvió a Chile a trabajar al Banco Central, donde estuvo 12 años, y entre medio se fue a estudiar un doctorado en Economía en UCLA. Años más tarde, fue asesor del Ministerio de Hacienda en el primer gobierno de Michelle Bachelet.

'Primó la racionalidad'

Aterrizando en la actualidad, cree que el acuerdo para un plan económico de emergencia resiste bien a los análisis de cualquier tipo, tanto por el monto como por el objetivo. 'Primó el conocimiento técnico, primó la racionalidad. Eso te demuestra que economistas de distintos ámbitos y colores hayan concordado un montón de cosas'.

Pero llama la atención respecto a que el Gobierno no haya sido capaz de reducir los grados de incertidumbre. 'La gente tiene que recuperar la sensación de que estamos haciendo algo, que es lo que queremos hacer y tenemos control sobre eso'.

—En el mundo desarrollado se discute sobre la pertinencia de un Ingreso Universal. ¿Qué riesgo corremos de que medidas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) terminen siendo permanentes?

—Una de las cosas que me llamó la atención del último IPoM (Informe de Política Monetaria del Banco Central) es que prácticamente no hace mención a la crisis social. Pareciera que es algo que pasó. Nosotros todavía tenemos que resolver una crisis social que no entendemos bien, ni sabemos bien cómo se va a comportar y probablemente alguna de las medidas que se están implementando ahora van a ser parte también de la solución, resolución o discusión de la crisis social.

En ese sentido, Magendzo considera que va a ser complejo retirar el IFE. Pero que si se va a hablar de mantener ese ingreso, dice, 'habrá que ver qué es lo que se sacrifica'.

—Planteas que está bien gastar ahora, que es el minuto, pero ya abres otra discusión respecto a la crisis social. ¿No se están gastando todas las balas ahora?

—La dificultad de todo esto es abordar ambas crisis en conjunto. Es una oportunidad de ver cuáles son las cosas que están detrás de la crisis social, por ejemplo: falta de confianza en la clase política. Hay que mostrar una clase política que hace cosas y que genera acuerdos como el que se generó y que es así como se conduce.

BC y compra de bonos corporativos

Hace dos semanas, el Ejecutivo ingresó un proyecto que faculta al BC para comprar bonos al Fisco en el mercado secundario en circunstancias excepcionales. El proyecto que se discute en el Senado no contempla la posibilidad de financiar a empresas.

—¿Debería abrirse esa posibilidad?

—Mientras más amplias sean sus herramientas, me parece que puede ser ventajoso, dada la credibilidad y la estructura que tiene el BC.

Magendzo plantea que actualmente se ve que grandes empresas en vez de emitir bonos, están yendo a los bancos a pedir plata, 'y lo que queremos es que la plata de los bancos se vaya a las empresas más chicas, que son las que no tienen posibilidades de endeudarse en el mercado común'. Por eso, el BC podría ser una vía para las grandes empresas que emiten bonos.

—¿Debería ser algo implementado más allá de la pandemia?

—Sí. Es que es algo que en la normalidad de las cosas no se va a usar, pero es algo que tiene que estar en el instrumental para situaciones como estas, como la crisis social o la crisis del 2009.

—¿Qué buena lección podemos sacar de esta crisis?

—Las malas noticias son malas noticias, no pienso que no hay mal que por bien no venga. Pero sí generó, y todavía está ahí, una oportunidad de tener un proyecto país. Tenemos aún esa oportunidad, tenemos US$12 mil millones en la mano.

Recuadro
La crisis 'sí generó, y todavía está ahí, una oportunidad de tener un proyecto país'
Pie de pagina
Por Sofía Chiesa O Casagrande --