Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-07-13
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   3
Sección:   Empresas
Centimetraje:   30x22
UN TOTAL DE 3.604 FIRMAS HAN PEDIDO PROTECCIÓN EN EL PRIMER SEMESTRE
Escalada de procesos de insolvencia en EEUU empuja al sistema al límite de su capacidad
El Diario Financiero
Expertos legales consideran que la estructura no está preparada para la alta demanda y proponen medidas para mejorar su nivel de respuesta.
Aerolíneas, cadenas minoristas, gimnasios y empresas de arriendos de autos son sólo algunas de las firmas que, en el primer semestre de 2020, han presentado solicitud de bancarrota en Estados Unidos, en medio de la tensión desencadenada por el coronavirus.

En ese período, las protecciones se han ingresado al mayor ritmo desde 2013, con un total de 3.604 compañías acogiéndose al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras del país, como consta en los datos del grupo de servicios legales Epiq. Y es que ésta es una de las formas más comunes para que las firmas con dificultades financieras se reorganicen.

La cifra hasta el cierre de junio ya superó las 3.491 solicitudes del primer semestre de 2008, justo antes de la crisis financiera cuando alcanzó un récord. En todo ese año, hubo 8.614 quiebras y eso aumentó a 12.644 en 2009.

De hecho, según el American Banruptcy Institute –que se basa en los datos de Epiq-, el período actual es el cuarto más alto en la última década, superado justamente por los tres años posteriores a la crisis, cuando se dejaban ver los efectos del quiebre global.

Expertos aseguran que, si la crisis sanitaria se prolonga mucho más, los meses por venir reportaran números mucho más altos. 'Si bien, todavía no puede hablarse de un incremento dramático, se teme que pueda llegar a serlo', dijo a DF Isaac Stevens, profesor de Derecho de la Universidad Diego Portales. 'En EEUU, se ha llegado a hablar de que se aproxima una verdadera ‘pandemia’ de procedimientos de insolvencia.

La analogía se basa en la presión que han sufrido los centros de salud, con lo que van a tener que afrontar las Cortes de Quiebra y el sistema de bancarrota en general', aseguró.

Sistema bajo estrés

La situación ha generado un debate sobre si el sistema está preparado para absorber la alta demanda que existirá tras esta crisis.

Stevens contó que un importante grupo de académicos de derecho -que formó el denominado 'Bankruptcy & Covid-19 Working Group'-, ha estimado que 'el sistema no está preparado, y es por ello, que han propuesto -entre otras medidas-que el Congreso pueda nombrar jueces temporales y aumentar los presupuestos de los tribunales para que puedan reforzarse con jueces retirados, y empleados adicionales con el fin de mejorar la capacidad de respuesta'.

También se proponen medidas como un congelamiento de los procedimientos para pequeñas y medianas empresas, y que se extiendan los plazos para alcanzar un acuerdo de reorganización que les permita concentrarse en la reactivación de sus operaciones, mientras es protegido de las acciones de los acreedores'.

En medio de este escenario, también preocupa si es que la demanda por financiamientos bajo la estructura del Debtor In Possession financing o DIP -modelo que está utilizando la aerolínea chilena Latam- 'podrá ser cubierta por las actuales fuentes de financiamiento o si, por el contrario, será necesario incorporar aportes público para facilitar la reestructuración'.

Tendencia preocupante

Los meses más críticos han sido mayo y junio. En el quinto mes se solicitaron 723 procedimientos, frente a los 487 del mismo período del año anterior. En el caso del mes pasado, se registraron 609 solicitudes, muy por encima de las 424 de 2019. Entre estas, la compañía de circo canadiense Cirque du Soleil y el grupo de alquiler de autos Hertz. Otros casos notables de este período, recordó, son J.C. Penney, Brooks Brothers, las aerolíneas latinoamericanas (Latam, Avianca y Aeroméxico), GNC, J Crew y Le Pain Quotidien, entre otras'.

El coronavirus, sin duda, ha dejado al descubierto las debilidades en las cadenas de suministro mundiales, forzado a las fábricas a bajar sus cortinas y reducido el gasto de los consumidores. Con ello, lógicamente, se ha dado una disminución dramática en los ingresos de las firmas.

Stevens explicó que la pandemia golpeó inicialmente a las empresas que ya estaban en problemas, lo que hace pensar que la ola actual de quiebras podría ser la primera de muchas.

Tanto es así, dijo, que las Facultades de Derecho del país están abordando lo que podría venir. 'La Universidad de Pennsylvania ideó un curso de verano especializado sobre insolvencia y crisis financieras para sus estudiantes, incluyendo incluso los recién egresados', señaló el experto chileno residente en EEUU.

Recuadro
'Si bien, todavía no puede hablarse de un incremento dramático, se teme que pueda llegar a serlo'.

Isaac Stevens Profesor de Derecho de la Universidad Diego Portales

3.491 SOLICITUDES HUBO EN 2008

723 PROCEDIMIENTOS INGRESARON EN JUNIO
Pie de pagina
POR MARÍA GABRIELA ARTEAGA-