Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-07-26
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B8-B9
Sección:   ECONOMÍA Y NEGOCIOS DOMINGO
Centimetraje:   52x33
Osvaldo Macías, superintendente de Pensiones y el retiro del 10% de los fondos:
“Es el desafío más grande que el sistema de pensiones ha enfrentado en 39 años. Nadie puede descartar que no habrá problemas”
El Mercurio
El regulador explica todos los detalles operativos del retiro de los fondos, como por ejemplo, que la solicitud será sin clave de la AFP y solo con la cédula de identidad. Revela además que desde mañana emitirán normas para relajar temporalmente los límites de inversión de las AFP en algunos instrumentos que aquí especifica, y así evitar caídas más dramáticas en los mercados locales.
Por si alguien se lo preguntó en la semana, no, el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías no va a retirar el 10% de sus ahorros previsionales. 'No lo voy a hacer. Tengo 50 y quiero tener una buena pensión cuando me jubile. No lo necesito y es completamente antiético que como superintendente lo haga y pueda usar alguna franquicia tributaria. No puedo dejar ninguna sombra de duda y no voy a retirar ni un peso de mis fondos', responde desde su oficina.

Han sido semanas intensas para Macías y su equipo, porque ha tenido que desdoblar sus tareas. Por una parte, trabajar en informes y argumentos para intentar que los parlamentarios entendieran que el retiro del 10% de los fondos previsionales causaba un daño en las pensiones actuales y futuras, lo que no logró. Pero en paralelo, tenían que trabajar en aterrizar la reforma constitucional y coordinarse con las AFP, con la CMF, con el Banco Central, para que la aplicación de esta modificación legal sea, como les dijo a las gestoras, impecable.

—¿Cuál es su balance personal, como autoridad, como técnico, de que este proyecto haya sido aprobado?

'Han sido tres semanas muy intensas. Nos opusimos a este proyecto, fundamentalmente porque genera pensiones más bajas a futuro, contrario a lo que nosotros siempre estamos buscando, que son alternativas para mejorar las pensiones. Entendemos que con este proyecto se buscaba aliviar la situación de las personas en emergencia, pero siempre planteamos que era una mala idea porque había alternativas mejores que echar mano a los ahorros del sistema de pensiones. Finalmente, el sistema político decidió otra cosa, lo respetamos y lo que hemos hecho en paralelo a entregar nuestros argumentos de por qué no era bueno, es diseñar los mecanismos necesarios y cambios regulatorios, las coordinaciones, para que el dinero fluya adecuadamente y se pueda retirar en forma segura, y expedita'.

—¿Cuándo debiera comenzar el proceso de las solicitudes para el retiro del 10% de los fondos?

'Dependerá de la publicación de la reforma constitucional en el Diario Oficial. El día en que esto suceda, esperamos que durante el transcurso de la próxima semana, la reforma entra en vigencia en forma inmediata y a partir de esa fecha, la AFP tiene que tener preparadas todas las herramientas y todos los dispositivos para que las personas puedan efectuar la solicitud de retiro de sus fondos previsionales. Ese día marca el inicio formal de las solicitudes de las personas para retirar ahorros. Esto no implica que en el periodo anterior no haya que desplegar una campaña informativa y comunicacional, que es justamente lo que están empezando a hacer las administradoras y que van a intensificar este fin de semana, para que las personas tengan toda la información, por ejemplo, que no se va a requerir clave, sino que simplemente digitar el número de cédula de identidad y su número de serie del carnet y con eso se podrá entrar para hacer la solicitud'.

—Y una vez que se ingresa a los sitios de las AFP, ¿qué viene ahí?

'Luego de eso habrá un formulario que no será estándar, pero que va a tener los mismos campos en todas las administradoras. Lo que va a hacer la AFP es validar en línea si el afiliado pertenece o no a la AFP. Si el afiliado no pertenece a la AFP, de inmediato lo va a rechazar. Si pasa esa validación, la AFP va a disponer de dos días hábiles para validar toda la información que el afiliado le entregó y dos días hábiles después le va a señalar si está rechazada su solicitud y por qué, para que la persona pueda corregirla; o si está aprobada le va a señalar las fechas y los montos aproximados de los pagos que le va a efectuar.

En el formulario inicial la persona va a señalar por supuesto antecedentes como si quiere el pago en forma presencial o no. En el segundo caso va a poder indicar si es una Cuenta RUT o una cuenta bancaria distinta de la Cuenta RUT y la institución financiera donde esta cuenta está asociada; si es una tarjeta de provisión de fondos en una caja de compensación o una cooperativa y todos esos antecedentes van a ser chequeados o validados por la AFP en esos dos días hábiles. Además, la persona va a señalar si quiere sacar el máximo que permite la ley o si quiere un porcentaje. Por otro lado, la AFP va a validar internamente con las instituciones financieras, con los datos que tiene de identificación de las personas. El primer pago es dentro de los diez días hábiles a contar desde que la solicitud es aceptada. La administradora le va a señalar la fecha exacta de pago y le dirá si es el primer o el décimo día hábil y también le va a señalar la fecha del segundo pago, que puede ser hasta 30 días hábiles luego del primero'.

—En cuanto al monto estimado que entreguen el primer día, y lo que efectivamente se pague variará por el valor cuota, pero la gente va a querer que le entreguen el monto inicial…

'El desafío de las administradoras justamente es explicar —probablemente también a través de estas campañas comunicacionales y a través de informaciones que van a enviar directamente a sus afiliados— que las cuotas son variables, suben o bajan, por lo que el valor que van a informar es referencial y que puede ser un poco mayor o un poco menor, dependiendo de cómo fluctúen las cuotas. Sin embargo, hay que entender que el portafolio de las AFP tiene instrumentos que se valoran día a día a valor de mercado y esos valores son volátiles y, por lo tanto, por esa naturaleza van a tener variaciones, ya sea al alza o hacia la baja. Tiene que estar bien explicado por qué eso se produce'.

—¿Cómo se resguarda la identidad de las personas y los eventuales fraudes, sobre todo si no hay clave y se requiere solo la cédula?

'Eso tiene dos puntas. Una que es la entrada, que es la solicitud, y la otra punta, que es la salida y el pago. Entremedio está el proceso de validación. La idea es hacer muy fluido el proceso de entrada, porque si este es complejo, dada la magnitud de la operación, con 11 millones de afiliados, las páginas web no lo van a soportar y por lo tanto, tiene que ser un proceso ágil y liviano. Luego que las solicitudes ingresen, están esos dos días hábiles para que las administradoras validen los datos clave. Luego de eso está el proceso de pago, pero dentro de la validación que van a hacer las administradoras, que tienen datos de sus afiliados, entonces cuando les llegue esta solicitud van a generar inmediatamente correos electrónicos, mensajes de texto o llamados telefónicos a sus afiliados señalándoles que ingresó una solicitud. También les van a enviar un mail diciendo que han recepcionado la solicitud; esas dos cosas van a suceder. Entonces, si el afiliado no ha hecho la solicitud y le llega esto, inmediatamente tiene que preocuparse de que hay probablemente un tercero tratando de sacar sus recursos y ante eso la AFP automáticamente debería paralizar la solicitud, hasta que aclare de qué se trata.

Hay un control a la salida que es muy importante porque los pagos son nominativos, se le paga solamente al afiliado con un vale vista a nombre solamente del afiliado;es un depósito en una cuenta abierta en una institución financiera que estará previamente validada con la respectiva institución o en una cuenta de provisión de fondos, ya sea en una caja de compensación o en una cooperativa, que también estará previamente validada. El pago es nominativo, no puede ser pagado a nadie más que el afiliado'.

—¿Quién va a asumir los costos de esas transferencias?

'De acuerdo con la reforma constitucional los afiliados no asumen ningún costo por esta transferencia, no se les puede cargar ninguna comisión por parte de las AFP y tampoco por las instituciones financieras. El retiro sale íntegro de la cuenta del afiliado y los costos los asumen en este caso las AFP como parte de sus operaciones normales'.

—¿Las AFP han hecho estimaciones de cuánto les va a costar a ellas hacer estas transferencias o costos de administración?

'Tienen estimaciones, yo no tengo un número exacto, pero no involucra ningún problema para la operación normal de las administradoras'.

—En el oficio que les envió a las AFP indica que pueden contratar servicios externos, tecnológicos, de personal, establecimientos, centrales telefónicas. ¿Eso también va con cargo a sus costos administrativos y en ningún caso a los afiliados o a los fondos?

'De todas maneras va con cargo a los costos administrativos de las AFP. Es muy importante recomendar que las personas no acudan a las sucursales porque ninguna de ellas está preparada para recibir la cantidad tan masiva de personas y porque no es necesario tener la clave. No es recomendable, por razones sanitarias y por razones de logística, ir a las sucursales de las administradoras. Durante la primera semana que esto dure será solo atención telemática y a contar del 3 de agosto las personas podrán acudir a las sucursales o a los lugares dispuestos para ello'.

—¿Qué rol debiera jugar el BancoEstado en todo este proceso?

'Durante todo este período hemos tenido una coordinación muy intensa con todos los incumbentes. Hemos tenido un intenso trabajo con el Banco Central y la CMF, y a través de esta última con los bancos comerciales, con la Asociación de Bancos. También hemos tenido contactos con el BancoEstado.

Hay una muy buena coordinación para que este proceso resulte lo más fluido y seguro posible. Es tan grande este proceso, la magnitud es tal, que es el desafío más grande que el sistema de pensiones ha enfrentado en 39 años. Nadie puede descartar que no habrá problemas, pero se han hecho todos los esfuerzos técnicos y de coordinación para que esto fluya de la mejor manera posible. Creemos que el proceso va a funcionar, pero no va a estar exento de problemas que tendrán que ir siendo superados en la medida en que se vayan presentando, pero el éxito de esto depende no solamente de las acciones de los reguladores y de las administradoras, sino que también de que las personas no se desesperen, lean y comprendan la información, y vean que realmente esto va a funcionar, que no es necesario ir a la sucursal y que hay tiempo para hacerlo'.

—¿Existe la opción de que la gente pueda transferir directamente su 10% a una cuenta APV?

'No, no existe esa opción. La opción que existe es que la persona pueda dejar el dinero en una cuenta 2 de la AFP y luego puede hacer una transferencia APV, pero directamente no'.

—Más allá de la coordinación con la CMF y el BC, ¿qué aspectos financieros le preocupan y qué van a hacer?

'Lo que hemos estado discutiendo es que el proceso de liquidación de instrumentos financieros se haga de forma fluida y con la menor afectación de los precios, para evitar que se vean afectadas las propias carteras de los fondos de pensiones de los afiliados que se quedan y de los que están retirando y para evitar cualquier impacto negativo sobre el resto del sistema financiero. La estrategia que van a seguir las administradoras la hemos hablado, pero no la vamos a revelar, porque es parte del proceso que tiene que seguir y es mejor que los actores no sepan cuál es la estrategia exacta que van a seguir las administradoras. Pensamos que, si bien va a haber un estrés sobre el mercado financiero, las administradoras tienen una diversificación tan potente que pueden manejar eso. Pero no es suficiente, y ahí hemos analizado publicar, a principios de la próxima semana, algunas instrucciones que van a ayudar a que este proceso sea más fluido. Específicamente se van a subir transitoriamente por un periodo de al menos seis meses algunos límites de inversión en aquellos instrumentos en que se requiere mayor liquidez'.

—¿En qué activos principalmente?

'Estamos pensando, por ejemplo, en fondos mutuos de money market, que tienen límites específicos de 5% y se van a subir para que las administradoras puedan acumular en money market que son de fácil liquidación en el mercado. También estamos pensando en subir el límite en moneda extranjera porque las AFP van a requerir traer divisas al país. También estamos pensando transitoriamente subir el límite para instituciones financieras que van a requerir algunas búsquedas de instrumentos de corto plazo o depósitos a plazos para ir liquidando.

Y también vamos a flexibilizar la norma de excesos a la inversión. Hay excesos a la inversión que tienen que ser liquidados en períodos de tiempo y vamos a ampliar los plazos, porque aquí se van a producir excesos de inversión, porque el portafolio de las administradoras va a sufrir cambios importantes y pueden algunos límites quedar sobrepasados. Y transitoriamente se va a permitir que se sobrepasen y se le va a dar un plazo mayor para enajenar los excesos para no perjudicar los precios de los instrumentos. También estamos buscando, y va a depender de las medidas que tome el Banco Central, si se puede autorizar a las AFP a efectuar algunas operaciones de compra y venta de instrumentos con el Banco Central y eventualmente con el mercado financiero. Estoy hablando de instrumentos de deuda para poder hacer operaciones de venta y retrocompra, pero eso es un tema que está en desarrollo y va a depender de las medidas que adopte el Banco Central'.

—¿Tienen cálculos estimativos de cuántas personas que hoy día no acceden al pilar solidario, podrían necesitarlo después del retiro?

'No hemos hechos esos cálculos. La Dirección de Presupuesto tiene los programas para hacer esos cálculos. Claro que al bajar la pensión de las personas, que antes no calificaban, ahora van a calificar. Y esos son pensionados hoy día. Ni hablar a futuro. La Dipres y el Ministerio de Hacienda ya han entregado los cifras y son bastante significativas'.

—¿Queda algo positivo de toda esta discusión?

'De todas las discusiones se pueden sacar mensajes positivos y todos aprendemos de ellas. Si algo quedó claro es que los afiliados son dueños de sus fondos. Lo segundo que va a quedar comprobado es que las platas están ahí y existen. No hay platas inventadas'.

—También quedó establecido que ante una emergencia se puede echar mano a estos ahorros…

'Si logramos una buena reforma, la gente va a valorar la reforma, va a valorar su pensión y no va a abrir la puerta hacia aquello. Tenemos que estar más preparados para la próxima vez. Todos aprendimos lecciones, las platas tienen que llegar a la gente rápido y en forma eficiente. Hoy la gente dice que como tiene una pensión tan pequeña, qué importa que sea un poco más chica, y yo no estoy de acuerdo con eso; pero si las pensiones fueran mejores, no estaríamos en esta discusión y ese es el desafío: que tengamos un buen sistema de pensiones, un sistema solidario, que quede legitimado y el problema a futuro no debiera repetirse'

Recuadro
- "Hoy la gente dice que como tiene una pensión tan pequeña, qué importa que sea un poco más chica, y yo no estoy de acuerdo con eso; pero si las pensiones fueran mejores, no estaríamos en esta discusión y ese es el desafío'.

- "Si bien va a haber un estrés sobre el mercado financiero, las administradoras tienen una diversificación tan potente que pueden manejar eso. Pero no es suficiente y ahí hemos analizado publicar, a principios de la próxima semana, algunas instrucciones que van a ayudar a que este proceso sea más fluido'.

- 'Hay que rescatar lo bueno que tiene el sistema, pero es evidente que como está no tiene viabilidad, hay que hacer cambios'

- ¿En qué pie queda la reforma previsional con este retiro y con la discusión política que hubo en estas tres semanas?

'En primer lugar algo importante es que en la reforma constitucional recién aprobada había un artículo que creaba un fondo colectivo solidario y creo que si hubiera sido aprobado ese artículo, habría sido mucho más complejo impregnarlo con la reforma previsional que también crea un fondo de ahorro colectivo solidario. Es importante que ese artículo finalmente no se aprobara y que solo se aprobara el retiro de los fondos. Eso hace que esté en mejor pie en el Congreso para retomarlo e incluirlo en una reforma previsional y que finalmente pueda ver la luz y otorgar mejores pensiones, de forma sustentable. Todo lo que se ha discutido durante muchos años por todos los expertos y el mundo político no se puede perder. Este proyecto ha estado muy estudiado y tiene elementos muy valiosos; recordemos que hay un pilar solidario de alivio a la pobreza que es muy bueno y que fue potenciado hace un tiempo. Lo que nos queda es fortalecer el pilar obligatorio individual y este nuevo pilar de ahorro colectivo solidario, que también está establecido en la reforma. Ambos pilares debieran ser potenciados en la discusión que viene y creo que hay un buen pie para retomar la discusión y llegar finalmente a un buen acuerdo en pensiones. Nadie quiere que las pensiones no suban y con toda la experiencia que hemos pasado ahora se valora más lo importante que es tener un buen sistema previsional, no queremos perder más tiempo y debiéramos llegar a un acuerdo entre todos los actores para sacar una buena reforma previsional'.

- ¿Qué tanto éxito, en términos políticos, puede tener esta reforma, en que siguen existiendo las AFP tal como las conocemos?

'La forma que adopte la reforma la vamos a ver en estos días, se están retomando recién las conversaciones y eso nos va a mostrar efectivamente en qué punto está cada uno de los actores. Hay que rescatar lo bueno que tiene el sistema hoy, pero es evidente que como está no tiene viabilidad, hay que hacer cambios y eso está claro. Debe tener más solidaridad, debe haber un actor estatal importante dentro del sistema de pensiones y todo esto ya está instalado. Ahora hay que diseñar la forma más adecuada para que esto salga, pero los pilares están instalados. Sobre el rol de las AFP, efectivamente hay un descrédito de estas instituciones, pues en parte están pagando por situaciones que ellas no provocaron, y también están siendo castigadas por situaciones que tal vez ellas mismas no previeron. Pero una mirada más serena debiera ver qué aspectos positivos han tenido y qué aspectos negativos y hacer un análisis razonable en favor de los pensionados chilenos'.
Pie de pagina
Nicolás Durante Parra-