Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-08-21
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   12
Sección:   Nacional - Crisis por Coronavirus
Centimetraje:   34x27
Alza de homicidios y caída de robos a casas: estudio revela evolución del delito en pandemia
La Tercera
Análisis de Fiscalía Privada señala que si bien hay una tendencia generalizada a la baja, ciertos ilícitos están subiendo. Expertos y autoridades indican que las particularidades del confinamiento también impactan en el quehacer delictual.
Durante la pandemia, la tendencia es que a nivel general el número de delitos denunciado ha caído drásticamente en comparación al año pasado. Por ejemplo, en la Región Metropolitana, en el primer semestre de 2019 se pusieron en conocimiento de las autoridades 644 mil casos policiales, y en el mismo periodo de 2020 la cifra cayó a 486 mil. No obstante, existen algunos delitos particulares que están rompiendo esta tendencia y se están convirtiendo en objeto de preocupación de las autoridades.

Así lo demuestra un estudio realizado por Fiscalía Privada, organización que se financia a través de municipios y otras empresas a las que presta asistencia legal a vecinos y otros clientes. El análisis, que fue realizado en base a las cifras de la Subsecretaría de Prevención del Delito de la Zona Metropolitana, da cuenta de un aumento en los casos policiales de homicidio, pasando de 342 en el primer semestre de 2019, a 441 en el mismo periodo de este año (ver infografía), lo que equivale a un alza de un 29%.

También se registró un aumento en un 6% en los robos con violencia e intimidación -asaltos- (de 38 mil casos de 2019 a 40 mil casos en 2020) y de un 3% en los robo en lugar no habitado -comercios- (de 22.252 casos en el primer semestre de 2019 a 22.951 en los primeros seis meses de 2020).

En relación al incremento de los homicidios, según el director ejecutivo de la Fiscalía Privada, Juan Enrique Suárez, "es importante distinguir el contexto en el cual ocurren y la relación que pudiese tener la víctima con su agresor. En el periodo de pandemia, delitos en que el agresor tiene algún tipo de relación familiar o de convivencia con la víctima, podría explicarse bajo una situación de confinamiento. Sin embargo, también producto del encierro de las personas por cuarentena, la falta de empleo o incapacidad para trabajar, podrían ser un gatillante de la agresividad del delincuente para quitar una vida simplemente por obtener a cambio dinero o bienes materiales".

En cuanto al alza de los robos en lugar no habitado, Suárez indicó que "producto del encierro, una gran cantidad de locales comerciales, fábricas, etc. han debido permanecer cerradas y no todas cuentan con personal de seguridad que permita brindar un servicio de protección frente a un delito, lo que genera condiciones óptimas para los delincuentes".

En cambio, el robo en lugar habitado -residencias- experimentó una baja de un 26%, pasando de 28 mil casos en el primer semestre de 2019 a 20 mil en ese mismo lapso de 2020. La caída fue todavía mayor para los hurtos, ilícito que registró una baja de un 36%, variando de 86 mil casos a 55 mil. También experimentaron una importante disminución los robos por sorpresa -lanzazos- (-23%) y las lesiones (-21%).

De acuerdo a la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, "la mayoría de los delitos van a la baja, mostrando una disminución de un 23% comparado con igual periodo del año pasado. Sin embargo, dado el contexto actual y el aumento de control policial, quienes siguen operando son las bandas de crimen organizado, con acceso a armas de fuego, medios tecnológicos y coordinación para actuar. Para enfrentar estos fenómenos de violencia estamos trabajando en estrategias coordinadas con las policías y la unidad de foco del Ministerio Público".

En la misma línea, Daniel Johnson, director ejecutivo de Fundación Paz Ciudadana, indicó que de acuerdo a las cifras del Ministerio Público, durante el periodo de pandemia, en comparación al mismo periodo de 2019, "tenemos una disminución importante en la cantidad general de delitos de alrededor de un 15%". Añadió que "no han bajado de la misma manera los ilícitos más violentos, porque pueden tener una condición de ocurrencia que no se afecta tanto con la pandemia, la decisión de cometerlos es diferente".

Asimismo, el estudio analizó el periodo pre (enero a marzo) y posconfinamiento (abril a junio) durante este año. "Las comunas del sector Sur-Occidente de la RM fueron aquellas que menor disminución registraron durante la pandemia respecto de los delitos de mayor connotación social (32% y 27% de disminución, respectivamente, frente al promedio de la RM del 41%)", dice el documento.

En relación a este punto, Martorell indicó que como "el delito se comporta de forma dinámica, es que desde hace unos meses estamos trabajando en estas comunas del sector, con el liderazgo del fiscal regional de la Zona Metropolitana Sur, Héctor Barros, para mejorar las estrategias policiales e investigativas y así disminuir los delitos en este sector".

Recuadro
PARA ENTENDER

Delitos

En el primer semestre de este año, los delitos de mayor connotación bajaron casi 20% en la R. Metropolitana.

Alzas y bajas

Las alzas mayores estuvieron en los homicidios, y los hurtos y robos a casas bajaron considerablemente.

Crimen organizado

Las autoridades indican que, por las condiciones actuales, los principales delitos los están cometiendo bandas de crimen organizado.

"Es importante distinguir el contexto en el cual ocurren (los homicidios) y la relación que pudiese tener la víctima con su agresor".

JUAN ENRIQUE SUÁREZ, DIRECTOR FISCALÍA PRIVADA

"Dado el contexto actual y el aumento del control policial, quienes siguen operando son las bandas de crimen organizado".

KATHERINE MARTORELL, PREVENCIÓN DEL DELITO
Pie de pagina
Por Javiera Matus -