Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-09-03
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   9
Sección:   Política
Centimetraje:   34x14

Pie de Imagen
El propio Presidente Sebastián Piñera ya advirtió que vetaría algunas enmiendas. Jueza Silvana Donoso
Migración: gobierno llama a rechazar "turismo laboral"
La Tercera
La iniciativa comienza hoy su trámite particular en el Senado y el Ejecutivo espera revertir indicaciones opositoras.
Una jornada clave sorteará hoy el proyecto que impulsa el gobierno para generar una nueva política migratoria. La iniciativa, que lleva más de siete años en el Congreso y fue reactivada por el Presidente Sebastián Piñera a inicios de su mandato, comenzará este jueves a ser votada en particular en su segundo trámite constitucional por la sala del Senado.

El proyecto, que fue modificado sustancialmente durante su paso por la Cámara Alta, mantiene enfrentados a La Moneda y a algunos sectores de la oposición. Esto, por algunas enmiendas que logró aprobar la centroizquierda en las comisiones de Derechos Humanos, Gobierno Interior y Hacienda, las que, a juicio del Ejecutivo, habrían "desnaturalizado" el objetivo de la normativa y que han generado dudas incluso en legisladores de partidos de los senadores impulsores.

Una de ellas -impulsada por el senador Juan Ignacio Latorre (RD) y su par Isabel Allende (PS)- busca establecer una nueva categoría migratoria para quienes busquen oportunidades laborales en el país, indicación que, a juicio del oficialismo, abriría la puerta al "turismo laboral".

Fue precisamente dicha disposición la que ayer el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, llamó a rechazar. "Hay que rechazar el turismo laboral conforme al cual las personas se embarcan como turistas y llegan solicitando trabajo. Esa es, precisamente, la situación que generó el caos migratorio en el pasado. Para impedirlo, lo fundamental es que las visas de trabajo se otorguen en los consulados, en los países de origen. Solo así podremos evitar una masiva migración irregular", sostuvo el canciller en la antesala de la votación.

Otra disposición que ha generado polémica apunta a fijar una regularización extraordinaria para quienes tengan solicitudes pendientes o se encuentren en irregularidad migratoria, permitiendo que puedan solicitar un visado de residencia temporaria, sin ser sancionados administrativamente, dentro del plazo de 90 días a partir de la entrada en vigencia de la ley.

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, reiteró ayer que solo tras el avance de dicha indicación habría habido "un aumento sustantivo de ingresos clandestinos por la frontera norte de nuestro país. Nosotros lo advertimos en su momento en la discusión en la Comisión de Hacienda, que una de las indicaciones podía producir lo que denominamos 'efecto llamada'".

El debate respecto de dichas enmiendas también ha tensionado a la oposición, desde donde incluso algunos senadores pedirán votación separada y esperan que estas se desechen. Otros, como Latorre, ingresaban indicaciones hasta el cierre de esta edición.

Si bien en el gobierno dan por descontado que este proyecto terminará siendo zanjado, después de su tercer trámite en una comisión mixta, el Presidente Sebastián Piñera emplazó el fin de semana al Congreso a rechazar esas enmiendas y amenazó con vetarlas en caso de que se aprueben.
Pie de pagina
Por I. Caro y P. Catena -