Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-09-04
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B9
Sección:   Economía y Negocios - La pandemia del coronavirus
Centimetraje:   20x28

Pie de Imagen
Fuentes de la industria del cobre comentaron la posibilidad de una enajenación de activos de parte de la estatal. Sin embargo, se trataría de una opción que no está contemplada por la actual administración.
Influyó también la fuerte alza del precio del cobre
Efecto crisis covid-19: Enami incurre en impagos y pide sobreendeudarse
El Mercurio
La estatal se encuentra en conversaciones con el Gobierno para contar con mayor flexibilidad financiera y así enfrentar de mejor manera su situación económica actual.
Una delicada situación financiera atraviesa la Empresa Nacional de Minería (Enami), que por estos días está sintiendo el impacto de la pandemia en su operación. Esto incluso provocó que la estatal se quedara momentáneamente sin fondos para pagarle a tres empresas por el mineral procesado en sus plantas, situación que, si bien afectó a firmas de tamaño mediano, demuestra lo estrecha que está la caja de la empresa.

Entre las razones que explican el escenario, paradójicamente figura la brusca alza del cobre, que ha repercutido en la cobertura del valor de los metales con que opera este segmento para su maquilación, implicando el desembolso imprevisto de recursos para cumplir compromisos con corredoras del mercado de coberturas. Se trata de una política que data de 2014, en la cual se fija un precio de lo que se compra, haciendo una venta teórica, que también aplica para los stocks sin movimiento. Estas operaciones vencen mensualmente y determinan el valor que la empresa recibe (si el precio está por debajo del presupuestado) o paga (si el valor supera la estimación) a cada broker. Así, debido a las fluctuaciones del cobre de este año, el desembolso fue mayor al presupuestado originalmente.

A modo de ejemplo, la cotización de la principal exportación del país se situó en US$ 2,09 a fines de marzo, su menor nivel en lo que va del año; pero en menos de cuatro meses, logró empinarse por sobre los US$ 2,96, es decir, un crecimiento de más de un 42% que impactó a la empresa, y que la obligó a tomar medidas. 'Nuestra prioridad siempre ha estado en dar un cumplimiento oportuno y permanente a nuestras obligaciones contractuales. Por ello, queremos insistir en que estas medidas son de carácter transitorio y han sido debidamente conversadas con los involucrados', comentaron desde Enami, y añadieron que a diferencia del promedio de las empresas que pagan a 30 o 60 días, ellos tienen un promedio de entre 7 y 12 días, 'contribuyendo así con la competitividad de la pequeña y mediana minería'.

En esta línea, desde la estatal confirman que se encuentran en conversaciones con el Ministerio de Hacienda, para que se autorice un sobreendeudamiento que evite que se repitan estas situaciones. Dicha estrategia también busca otorgar mayor flexibilidad a la estatal a la hora de refinanciar créditos con la banca. Sin embargo, las pérdidas históricas que arrastra la compañía (US$ 21,6 millones en 2019) también han influido en la situación actual, y ha sido uno de los focos de la administración, que hasta antes de la pandemia había logrado sortear. En 2019, Enami disminuyó un 69,7% sus pérdidas en comparación con el promedio de las mermas del período 2014-2018.

Reactivación

Pese a la situación financiera, la estatal ha jugado un rol clave en la reactivación de faenas durante los últimos meses, con un programa especial destinado a la pequeña minería, que a la fecha acumula 32 nuevos yacimientos en operación. En este aspecto, desde Sonami destacaron el rol de la firma y apuntaron a la necesidad de que exista un mayor apoyo de parte del Estado en su gestión.

'Se trata de un modelo de negocio único, que le permite a los pequeños y medianos mineros acceder con su producto a los mercados internacionales (...). Estimamos que en la medida en que se normalice la situación sanitaria, Enami continuará con su gestión de apoyo a estos dos importantes segmentos productivos.

No obstante, siempre hemos sostenido la necesidad avanzar en un proceso de modernización de sus planteles, con el propósito de enfrentar de mejor forma los desafíos que tiene la pequeña y mediana minería', aseguró el presidente de la Sonami, Diego Hernández. Con todo, durante el primer semestre Enami logró mantener la continuidad de sus plantas y completó pagos a la pequeña minería, que fueron superiores en $17.600 millones versus el mismo período de 2019.

Recuadro
Pérdidas Enami tuvo mermas por US$ 23 millones a marzo, levemente menores a igual mes de 2019.
Pie de pagina
Tomás Vergara P. -