Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-09-08
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B10
Sección:   Economía y Negocios
Centimetraje:   31x28

Pie de Imagen
Barrios gastronómicos como Isidora Goyenechea y Barrio Italia recibieron una importante cantidad de público. 'Hubo una fuerte reactivación de estos sectores', dijo el presidente de Achiga, Máximo Picallo.

La buena experiencia animó a que otros se sumaran a reabrir sus puertas:
Primer fin de semana de retorno de restaurantes supera expectativas de locatarios
El Mercurio
Los empresarios gastronómicos que reactivaron sus locales reconocieron estar sorprendidos con la positiva recepción del público y el respeto a los protocolos de operación.
Pese a las restricciones de aforo y las exigentes medidas de higiene para operar, los restaurantes que han vuelto abrir realizaron un positivo balance en su primer fin de semana con clientes tras cinco meses de cierre. Dueños de locales gastronómicos aseguraron estar sorprendidos con la respuesta del público y su disposición a cumplir con los protocolos establecidos.

El miércoles pasado, el Gobierno anunció que Vitacura, Ñuñoa, Las Condes y Providencia pasaban a fase 3 del plan de desconfinamiento 'Paso a paso' y que con esto podían volver a funcionar los restaurantes. Eso sí, con medidas como la reducción de la capacidad en un 25% y el distanciamiento de dos metros entre las mesas. El anuncio tomó por sorpresa al rubro. La Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga) señaló que en estos primeros días de operación entre un 20% y un 30% de los locales que tienen terrazas para poder funcionar abrió.

En principio, hubo algunos empresarios gastronómicos que consideraron que los protocolos de apertura eran demasiado exigentes y poco viables económicamente, y aseguraron que esperarían mejores condiciones para poder reabrir. Sin embargo, al constatar la positiva respuesta del público en este primer fin de semana de desconfinamiento del rubro, se animaron a atender a sus clientes lo antes posible. Las municipalidades, por su parte, han ayudado a los locales con medidas especiales. Distintas han sido las fórmulas por comuna. Las Condes habilitó una pista de la avenida Isidora Goyenechea para que los restaurantes instalen mesas. Mientras que Vitacura les solicitó a los locales de la comuna organizarse por sector para presentar un plan de funcionamiento. A su vez, se autorizó el uso de veredas como terrazas y mayor flexibilidad para que los clientes puedan estacionarse. Lo mismo hizo Providencia con la presentación del programa de dinamización comercial 'De 0 a 100'.


Rodrigo Ross de Barbazul y Barbanegra: 'Nos impresionó la respuesta de la gente'

'Estamos súper contentos', dice uno de los dueños de la cadena de bares Barbazul y Barbanegra, Rodrigo Ross. El empresario gastronómico cuenta que desde el miércoles reabrieron 11 de los 13 locales que tienen y que de inmediato comenzaron a recibir reservas. 'Nos impresionó la respuesta de la gente', cuenta. Ross dice que el público llegó desde temprano y que la coctelería fue una de las cosas más demandadas. 'Me estuve paseando por algunos de los locales y los clientes me contaban que lo único que querían era venir a comer y a tomar para poder distraerse', afirma.

Hugo Córdova, dueño del New Pepe: 'Estamos perdiendo un poco menos'

'No estamos ganando ni recuperando lo perdido, pero estamos perdiendo un poco menos. Esto sirve para empezar a andar a echar la máquina que llevaba cinco meses parada', dice el dueño de la fuente de soda New Pepe en Plaza Ñuñoa, Hugo Córdova. El también presidente de la Cámara de Comercio de Ñuñoa cuenta que en un principio los locales gastronómicos fueron sorprendidos con el anuncio de apertura, lo que impidió que todos pudiesen comenzar a operar de inmediato, pero que espera que durante estos días sigan abriendo más restaurantes de la comuna. 'La gente está súper ansiosa, con ganas de quedarse harto', relata Córdova.

Carolina Sanz, gerenta del Pinpilinpausha: 'Ha sido extraordinario'

Una venta histórica para un día sábado hizo el restaurante Pinpilinpausha en Isidora Goyenechea. Así lo asegura su gerenta general, Carolina Sanz, quien señala que ese día suele ser 'lento' para el local, pero que durante este fin de semana tuvo una importante afluencia de público. 'Ha sido extraordinario, en general nosotros funcionamos con reserva, pero la tuvimos que bajar porque era mucha la gente que llegó', dice. 'La clientela fue muy simpática, seguían nuestras recomendaciones, respetaban los protocolos y entendían que tampoco teníamos disponibles toda la mercadería', agrega Sanz.

Máximo Picallo, de Elkika: 'Hacemos un balance muy positivo'

Como una muy buena experiencia definió el dueño de Elkika y presidente de la Asociación Chilena de Gastronomía, Máximo Picallo, estos primeros días de apertura. 'Hacemos un balance muy positivo', sostiene. 'Afortunadamente nosotros estamos en una plaza, lo que nos permitió tener más espacio para recibir público, pero la gente fue muy ordenada y tuvimos un buen aforo', dice. A su vez, Picallo señala que solo ofrecieron sándwiches en la carta, lo que permitió que hubiese una rotación más rápida de personas. 'En la tarde la gente se quedó más rato a tomarse una cerveza', relata.

Cristóbal Pérez, dueño de Carrer Nou: 'La gente está súper deseosa de salir'

Pese a que en un principio no estaba muy seguro de volver a abrir, la buena experiencia de estos días convenció al dueño de Carrer Nou, Cristóbal Pérez. 'Nos estamos preparando para volver a recibir clientes este fin de semana', dice. Pérez señala que fue importante en la decisión la autorización de la Municipalidad de Providencia para instalar una terraza en la vereda frente al local. 'Vimos que la gente está súper deseosa de salir, pero no queremos aglomeraciones. Así que vamos a funcionar con un sistema de reservas y bloques horarios para evitar el mayor contacto posible entre clientes', afirma.

Nicolás Le Baux, del Baco y Aligot: 'Parecíamos restaurante nuevo'

Si bien el reconocido restaurante francés Baco todavía no abre, el otro local de sus dueños, Aligot, ubicado en Las Condes, sí lo hizo. 'No teníamos previsto abrirlo, pero la municipalidad prestó mucho apoyo y nos dieron facilidades, así que decidimos hacerlo', cuenta el encargado de los locales, Nicolás Le Baux. 'Funcionó bastante bien, no éramos los más llenos, pero parecíamos restaurante nuevo', relata. A diferencia de Las Condes, Le Baux indica que la Municipalidad de Providencia no ha sido igual de flexible. 'Nos han fiscalizado nueve veces', dice sobre el Baco, local que espera abrir a fines de septiembre.
Pie de pagina
Carolina Undurraga B. -