Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-09-09
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B3
Sección:   Economía y Negocios - La pandemia del coronavirus
Centimetraje:   16x28
IPC subió 0,1% en agosto y acumula alza de 1,4% en 2020:
Economistas estiman que inflación cerrará el año cerca de 2%, por debajo de la proyección del Banco Central
El Mercurio
La división vestuario y calzado subió 2,3% en el octavo mes y fue la que más incidió en la variación mensual.
Con la variación mensual de 0,1% en el IPC de agosto, la inflación acumulada en los primeros ocho meses llegó a 1,4% y las proyecciones para el resto del año se sitúan en torno al 2% e inferior al 2,4%, que es la última estimación del Banco Central en su reciente Informe de Política Monetaria (IPoM). La mayor incidencia en el índice de agosto correspondió a la división vestuario y calzado, en el que los precios subieron 2,3%. Le siguen en incidencia alimentos y bebidas no alcohólicas, que subió 0,2%, pero tiene un alto peso en el consumo.

Destacan las alzas en los precios de carne de pollo, tomates, productos lácteos, vivienda y servicios básicos, con incremento en el valor de los arriendos. Por otro lado, las incidencias negativas provinieron principalmente de caídas de precios en la división transporte, que bajó 2,4%, siendo los productos más importantes combustibles y lubricantes para vehículos de transporte personal, seguido por transporte de pasajeros por vías urbanas y carreteras. Las proyecciones del mercado para el IPC de septiembre se sitúan hoy en un incremento mensual de los precios entre 0,2% a 0,3%. La débil demanda interna, los bajos precios internacionales de los combustibles y la reciente apreciación del peso muestran que las presiones inflacionarias se mantienen acotadas, señala un informe del Banco Santander.

Aunque prevé un leve repunte en las variaciones mensuales futuras del IPC —asociadas a la estacionalidad, mayores presiones por el retiro de fondos previsionales y transferencias públicas—, Santander pronostica que la inflación cerrará el año en un 2,2%. Similar expectativa para fin de año es la de Nathan Pincheira, economista jefe de Fynsa, quien proyecta variaciones mensuales del IPC de 0,3% en septiembre, explicado por alzas en las divisiones de transportes y alimentos; 0,3% en octubre, donde pesarían el aumento del impuesto de timbres y estampillas y alzas en combustibles; 0,1% en noviembre y 0,1% en diciembre. El Grupo Security visualiza mayores IPC para septiembre y octubre, por alzas en combustibles y en frutas y verduras, ligadas a la estacionalidad, y prevé que la rebaja por seis meses adoptada en abril para el impuesto sobre timbres y estampillas que grava los créditos, se extendería por un tiempo adicional. Pese a la debilidad de la demanda, descarta un escenario deflacionario.

El subgerente de Estudios de Econsult, Mauricio Carrasco, ve una moderación en el margen de las presiones inflacionarias, consistente con una economía que avanza en el desconfinamiento. Pese a lo anterior, su lectura es que con las amplias holguras de capacidad y el bajo crecimiento de los salarios, la presión a la baja en la inflación se sostendrá en los próximos meses, y hacia fin de año la inflación cerrará en torno a 2%. En su reporte, Scotiabank dice que en adelante será clave el momento en que el INE comience a levantar precios en los ítems que se han mantenido con nula variación, lo que inyectará mayor volatilidad a la inflación. Hace ver que muchos servicios han tenido como método de imputación el mecanismo de arrastre, manteniendo el precio del último mes. Además, destaca que el alza en vestuario y calzado está entre las mayores registradas en los últimos ocho años, lo que en su opinión da cuenta del impacto del retiro de fondos previsionales sobre bienes suntuarios. El banco estima que 2020 terminará con una inflación de 2,2%.

Recuadro
IPOM En su último Informe de Política Monetaria (IPoM), el Banco Central estimó una inflación de 2,4% para este año.
Pie de pagina
LINA CASTAÑEDA -