Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-09-09
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A4
Sección:   Internacional
Centimetraje:   28x27

Pie de Imagen
XI ha dicho que no cortará la inversión extranjera y está impulsando que ciudades como Shanghái (en la foto) se vuelvan centros financieros internacionales.
Estrategia de "doble circulación":
Xi declara la victoria sobre el covid-19 y busca potenciar economía local para la pospandemia
El Mercurio
El mandatario dijo que desarrollará el consumo interno para proteger al país del "período de turbulencia" que atraviesa el mundo.
EI gobierno chino quiere pasar la página del episodio más agudo de la crisis sanitaria y está concentrando sus esfuerzos en potenciar su economía para enfrentar la pospandemia. El pilar de este impulso es la estrategia "de doble circulación" del Presidente Xi Jinping, que apuesta por la economía nacional para la recuperación.

"Conseguimos un éxito rápido inicial en la guerra contra el coronavirus y somos líderes mundiales en la recuperación económica", dijo Xi ayer, en un evento para premiar a quienes han estado a cargo de la estrategia nacional contra el virus. La última muestra de que el gobierno cree que lo peor de la pandemia quedó atrás. Según las cifras entregadas por el gobierno, el ritmo de contagios y muertes por coronavirus está estancado y suman 85.144 casos y 4.634 muertes desde que la enfermedad se detectó por primera vez en Wuhan, hace poco más de ocho meses.

El mandatario se ha pasado las últimas semanas inspeccionando granjas, industrias de todo tipo y centros de investigación, y ha advertido que el país necesita ser más autosuficiente. Xi ha llamado a esta iniciativa su estrategia de "doble circulación" —que anunció en mayo—, en la que la demanda interna será el principal motor ecónómico, y la inversión extranjera el secundario.

El plan también contempla un incremento del apoyo estatal a las tecnológicas nacionales, en momentos en que la gigante de las comunicaciones Huawei y la red social TikTok están siendo presionadas por sanciones de EE.UU. "El mundo entró a un período de turbulencia y transformación. China debe conseguir avances en tecnologías esenciales tan pronto como sea posible", aseguró el mandatario a fines de agosto.

En esencia, la estrategia de "doble circulación" busca reforzar la economía local para protegerse de los vaivenes del comercio global, pero sin cerrar las puertas a la inversión extranjera. Esto implicaría reforzar el consumo interno y, al mismo tiempo, ayudar a los productores chinos para poder satisfacer esa demanda.

Los analistas plantean que la idea de Xi no es nueva, pero que la pandemia y el deterioro de las relaciones con EE.UU. han hecho más urgente una reestructuración de la economía china. Por ahora, el Presidente no ha dado muchos detalles, aunque sus asesores han intentado formular propuestas concretas, según The New York Times. "Es probable que se refuerce el apoyo a industrias de servicios, como el turismo, y a fuentes alternativas de energía", dijo a ese diario Wang Wen, decano del Instituto de Estudios Financieros de Chongyang.

Xi dijo que su estrategia marcará el próximo plan quinquenal, que será presentado al plenario del Partido Comunista chino en octubre y debería ser aprobado en 2021. "Es inevitable que China dependa más de la demanda doméstica porque la recuperación mundial será lenta. La pregunta es si esto se producirá a través de reformas, como medidas de protección social (que permitan a los ciudadanos comprar más) o una liberación del sistema financiero, o a través de medidas proteccionistas. La primera vía sería buena tanto para China como para el mundo, la segunda, mala para ambos", dijo a "El Mercurio" David Dollar, experto en economía china de la Brookings Institution.

La estrategia llega en momentos en que el país levantó las restricciones impuestas durante la pandemia. La semana pasada,Beijing permitió la llegada de vuelos internacionales de ocho países con bajos niveles de contagio: Tailandia, Camboya, Pakistán, Grecia, Dinamarca, Austria, Suecia y Canadá. La prohibición estaba vigente desde marzo.

También se han vuelto a realizar eventos deportivos, como corridas, y sin los protocolos de "nueva normalidad" que deben cumplir en algunos países europeos, como usar mascarillas o mantener el distanciamiento físico. En varias zonas de China, restaurantes, bares, colegios y universidades han reabierto y funcionan a toda su capacidad, como antes de la pandemia.

Algunas ciudades, como Chongli (norte), incluso están albergando conciertos, aunque con algunas restricciones en la cantidad de asistentes. En agosto, la ciudad costera de Qin-gdao, llevó a cabo su popular festival de la cerveza, donde el uso de mascarillas fue opcional.

El relajamiento está apoyado en las medidas de rastreo implementadas por el gobierno central y en las bajas cifras de casos y muertes que reportan las autoridades: el país lleva dos semanas sin contagios internos.

Aunque hay dudas sobre los datos que entrega Beijing. "Creo que China ha contenido la pandemia de forma efectiva, pero no me creo el número de casos y muertes que ha reportado", dijo a este diario Elizabeth Economy, experta en China del Council on Foreign Relations. Bonnie Glaser, del Center for Strategic and International Studies, concuerda, pero plantea que es poco probable que las cifras reales sean "orden de magnitud mayores". "Si China tuviera un nivel de contagio similar al de EE.UU., como acusa el Presidente Donald Trump, no podrían haberlo escondido por tanto tiempo", aseguró.

Recuadro
NUEVOS CASOS
China reportó 10 nuevos casos de coronavirus ayer, todos importados, y ninguna muerte.

Hong Kong relaja medidas

Las restricciones para enfrentar la pandemia decretadas en Hong Kong se relajarán a partir del viernes, anunciaron las autoridades locales ayer, luego de que el país tuviera solo seis nuevos casos de covid-19.

Salones de Mahjong —un juego de mesa chino—, gimnasios, museos y centros de patinaje sobre hielo podrán reabrir desde ese día. Además, el límite de personas por mesa en los restaurantes se ampliará de 2 a 4. Parques de diversiones y centros de eventos podrán reabrir desde la próxima semana.

El gobierno de la ciudad también anunció que Hong Kong está en conversaciones para formar una "burbuja de viajes" con 11 países: Australia, Francia, Alemania, Japón, Malasia, Nueva Zelandia, Singapur, Corea del Sur, Suiza, Tailandia y Vietnam.
Pie de pagina
NICOLÁS GARCÍA DE VAL -