Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-09-28
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   25
Sección:   Internacional
Centimetraje:   32x21
PAPER DE LA SEMANA U. DE STANFORD, CHICAGO E INSTITUTO TECNOLÓGICO AUTÓNOMO DE MÉXICO
Teletrabajo: Más de un tercio del tiempo de viaje ahorrado es destinado a tareas laborales en EEUU
El Diario Financiero
Estudio revela que la asignación de tiempo es similar por género, etnia y raza, pero difiere según nivel educativo y entre personas con y sin hijos.
No hay dudas de que la repentina y masiva irrupción del teletrabajo ha cambiado rutinas en todo el mundo, y a casi siete meses de la llegada del coronavirus cabe cuestionarse, ¿qué hacen los trabajadores con el tiempo que ya no destinan a ir al trabajo?

'60 millones menos de horas de viaje diario al trabajo: cómo los estadounidenses usan el tiempo que ahorran trabajando desde casa' se titula un estudio en el que académicos de las universidades de Stanford, Chicago y el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) buscan responder esa pregunta, evidenciando que hasta marzo de este año cada persona destinaba en promedio 54 minutos al día en ir y volver del trabajo, lo que se traduce en 62,4 millones de horas diarias.

'Acumulando estos ahorros diarios desde mediados de marzo hasta mediados de septiembre, el tiempo total asociado al cambio a trabajar desde la casa inducido por la pandemia son más de 9 mil millones de horas' dice el paper sobre quienes teletrabajan en EEUU, que representan el 52,3% del empleo en la economía pandémica, según el mismo.

Usando datos de encuestas aplicadas en agosto a 5 mil personas que operan desde el hogar, la investigación revela que los estadounidenses destinan el 35,3% de este tiempo extra a sus trabajos principales, siendo dicha asignación similar por género, raza y etnia, pero distinta al tomar en cuenta la educación y si las personas tienen hijos o no.

'La cantidad de ocio de quienes no tienen niños en casa es significativamente más alta', explica el académico de la Escuela de Negocios del ITAM y autor del estudio, José María Barrero, quien agrega que 'si tienes más tiempo y no tienes esas necesidades, empieza a moverse la balanza hacia el ocio'.

Justamente, luego del empleo principal, el ocio en interiores -que comprende leer, ver películas o televisión- es la segunda categoría a la que se destina más tiempo -un 18,6%-, seguido de los quehaceres y mejoras del hogar, que se adjudican un 15,5%. El cuidado de los niños, ocio al aire libre y trabajo en un segundo empleo, juntos representan poco más del 30%. Si bien el 8,4% usado en segundos empleos es el ítem más bajo, el también doctor en Economía de la Universidad de Stanford, aclara que 'en el contexto de la pandemia, en que hay tanto desempleo y rebaja de las horas trabajadas, esto puede ser importante para la población económicamente vulnerable'.

A juicio del experto, la principal lección es que 'podemos ser más flexibles y las cosas funcionan'. 'El liberar esta hora realmente lo que hace es flexibilizar el tiempo de las personas, es una reubicación de las horas hacia un uso distinto', afirma.

Largas distancias en Chile

Sobre el impacto local del fenómeno, el académico de la Facultad de Economía y Negocios de la U. de Chile, Lyonel Laulié, explica que a diferencia de EEUU -donde la mayoría de los trabajadores usan el auto como principal medio- en Chile el grueso de la población utiliza transporte público, 'con sus propios desafíos y experiencias de estrés'.

'Cuando la gente gasta menos tiempo en desplazamiento, uno podría especular que generaría efectos positivos en el bienestar personal y laboral, pero al mismo tiempo, la pandemia crea nuevos factores de estrés adicionales', advierte.

En esa línea, el doctor en Administración de Empresas de la Universidad Estatal Wayne plantea que 'es posible que la pandemia esté generando actividades urgentes adicionales que demandan más tiempo de ejecución, y por ende, se debe trabajar más', a lo que agrega que 'los cambios en las actividades podrían estar originados por la pandemia misma, y no exclusivamente por la reducción de los tiempos de viaje'.

Además, y pensando en los tiempos de viaje previos al Covid-19, Laulié destaca que 'el hecho de que los y las trabajadoras chilenas en general no elijan sus trabajos por su ubicación, sino más bien por la oportunidad de trabajar, hace que muchas veces se decida recorrer grandes distancias y aceptar este ‘costo’ como un mal menor'.

Recuadro
'Acumulando estos ahorros diarios desde marzo hasta septiembre, el tiempo total asociado al cambio a trabajar desde la casa inducido por la pandemia son más de 9 mil millones de horas'.

José María Barrero ACADÉMICO DE LA ESCUELA DE NEGOCIOS DEL ITAM

'Podemos ser más flexibles y las cosas funcionan. El liberar esta hora realmente lo que hace es flexibilizar el tiempo de las personas, es una reubicación de las horas hacia un uso distinto'.

Lyonel Laulié ACADÉMICO FEN DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE

'Es posible que la pandemia esté generando actividades urgentes adicionales que demandan más tiempo de ejecución, y por ende, se debe trabajar más'.
Pie de pagina
POR MONTSERRAT TOLEDO-