Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-09-28
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A10
Sección:   Opinión - La Pandemia del Coronavirus
Centimetraje:   18x14

Pie de Imagen
Diferentes centros en el planeta, incluido Chile, solicitan a pacientes recuperados de covid-19 donar su plasma. En la imagen, un hospital en Indonesia.
En pacientes hospitalizados con covid-19:
Falta más evidencia sobre utilidad de terapia con plasma
El Mercurio
Un panel de expertos de EE.UU. precisó que no hay suficiente información para recomendar o no su uso y pide más ensayos.
Aunque el uso de plasma de pacientes recuperados de covid-19, para transfundirlo a aquellos que están hospitalizados, ha mostrado ser segura, la evidencia sobre su utilidad sigue siendo insuficiente. Así lo establece un panel de expertos en Directrices de Tratamiento sobre el covid-19 de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, su sigla en inglés), de Estados Unidos.

En un artículo publicado en la revista Annals of Internal Medicine, los especialistas precisan que 'teniendo todo en cuenta, el panel ha determinado que actualmente los datos son insuficientes para recomendar a favor o en contra del plasma convaleciente para el tratamiento de covid-19'.

En agosto pasado, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA), en EE.UU., autorizó el uso de emergencia de esta terapia, sobre todo en base a la experiencia que la Clínica Mayo ha acumulado en estos meses. Dicho centro lidera uno de los estudios más grandes sobre el tema.

Como ellos, en otros países también se ha comenzado a ocupar el plasma convaleciente como una herramienta más contra el coronavirus. Así ocurre en varios centros y clínicas en Chile; sin embargo, hace unos días un estudio hecho por la U. Católica junto a la Fundación Arturo López Pérez (FALP), en 58 pacientes, concluyó que esta terapia no aporta beneficios ni cambia la evolución natural de la enfermedad.

Precisamente, la dificultad para realizar estudios con un grupo de control que no reciba la terapia es una de las falencias en torno a las observaciones que se llevan a cabo en el planeta, advierten los expertos de los NIH.

Si bien algunos datos muestran que el tratamiento puede ser efectivo, no son suficientes. Por ello, piden ensayos de control aleatorio 'prospectivos, bien controlados y con el poder estadístico adecuado' para determinar la seguridad y eficacia del plasma convaleciente.