Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-10-02
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   27
Sección:   Mundo
Centimetraje:   15x27

Pie de Imagen
El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Presidente de Estados Unidos y su esposa dan positivo al Covid-19
La Tercera
El anuncio fue hecho por el propio Trump, quien se había sometido al test luego de confirmarse el contagio de su cercana colaboradora Hope Hicks.
El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció esta madrugada haber dado positivo al test de Covid-19 al que se sometió en las últimas horas, tras confirmarse que una asesora cercana contrajo el nuevo coronavirus.

'Ella dio positivo', había declarado anoche Trump a la cadena Fox News, en línea con las informaciones sobre Hope Hicks. 'Acabo de hacerme un test y veremos qué pasa', añadió, señalando que esperaba tener los resultados 'esta noche (ayer) o mañana' (hoy).


La mujer de 31 años viajaba a bordo del Air Force One con el Jefe de Estado cuando se dirigía el martes a Cleveland, para participar del primer debate frente a su rival demócrata Joe Biden. Asimismo, Hicks acompañó al Presidente el miércoles, cuando iba a un mitin de campaña en Minnesota.

Consultado momentos antes por la agencia de noticias France Presse, un portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, no había ni confirmado ni desmentido esa información, y simplemente dijo que el gobernante se tomaba 'muy seriamente' su salud así como la de 'todos los que trabajan para él'.

Pero más tarde fue el propio Trump quien daba luces sobre la situación. 'La primera dama y yo estamos esperando nuestros resultados del test', tuiteó, agregando que, 'mientras tanto, empezaremos nuestro proceso de cuarentena'.

Esta madrugada, sin embargo, fue el propio Presidente de Estados Unidos quien anunció haber dado positivo al examen.
'Esta noche, Melania y yo dimos positivo por Covid-19. Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Lo superaremos juntos!', escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Desde el principio de la pandemia, el Mandatario, la Casa Blanca y su campaña por la reelección han tratado de restar importancia a la amenaza de la enfermedad y se han negado a cumplir directrices, incluidas las emitidas por su propio gobierno, como portar mascarillas en público y practicar el distanciamiento social.

En cambio, el gobernante republicano ha seguido con sus mítines de campaña, que atraen a miles de simpatizantes, en un contexto en que el virus ha provocado ya la muerte de más de 200.000 estadounidenses.