Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-11-04
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   25
Sección:   Deportes
Centimetraje:   18x22

Pie de Imagen
Quilín, Rueda y el gerente McNiven, el 15 de octubre, planificando en Quilín la próxima Fecha FIFA.
La ANFP olvidó colgar el teléfono
La Tercera
La auditoría interna de Quilín detalla extraños gastos: los cargos del celular de 20 personas que ya no están.
Los resultados de la auditoría interna de la ANFP, encargada por la administración de Pablo Milad, airearon extrañas partidas que preocupan al Consejo de Presidentes y al propio directorio. Sobre todo, la cuenta del teléfono de cerca de 20 ex funcionarios que sigue asumiendo la asociación. Algunos llevan varios años fuera. Se trata de unos $ 1,5 millones mensuales.

Consultada la ANFP por este diario, no quiso revelar la identidad de las personas ajenas ya ala institución a las que se les siguió pagando la cuenta del teléfono. Los resultados del informe, realizado por la sociedad chilena de consultoría BDO, fueron expuestos el viernes 23 de octubre, en el último Consejo de Presidentes.

También se llevó la atención de los consejeros presentes los gastos a rendir. Algunos, al momento de la auditoría, no debidamente justificados. Dos de los protagonistas trabajan en Juan Pinto Durán: el actual gerente de selecciones, Ian Mac Niven, y el coordinador Patricio Jerez.

El informe de BDO establece que se observaron rendiciones de gastos por conceptos no permitidos, según los protocolos de rendición de la ANFP. Por ejemplo, Mac Ni-ven gastó $1.857.420 en compras de trajes de vestir. Eso sí, la auditora señala que la administración de Quilín indicó que la operación estaba autorizada.

Ambos empleados presentan una rendición de gastos por consumo de alcohol, por un total de US$ 62,02. Esta cantidad no estaba reembolsada al momento de la auditoría, y según señala el informe, devolvieron el dinero posterior a la revisión.

En otro hallazgo de gastos por concepto no permitido, Jerez presentó una rendición que indica "pago estadía extra", con fecha 31 de marzo de 2019, por un valor de US$ 1.049.96.

También se regularizaron varios saldos pendientes que correspondían a las tarjetas de crédito con las que cuenta la asociación. La empresa revisó hasta el 30 de junio de 2020, un mes antes de la salida de Sebastián Moreno. Hasta esa fecha, había gastos no rendidos. Algunos millonarios. Por ejemplo, de Luis Ahumada, despedido a principios de febrero, de Claudio Tessa, ex gerente general, y del propio Moreno. En total, los montos pendientes de rendición en la ANFP, por gastos asociados a las tarjetas de crédito, equivalen a US$106.018 y $ 10.008.525.

BDO precisó que la administración de la ANFP les indicó que algunas de esas rendiciones se regularizaron después, y que a 30 de septiembre los saldos pendientes serían de 46 mil dólares y 1,9 millón de pesos, lo que no fue auditado por la firma. La ANFP, que no lo informó en el Consejo mencionado, aseguró que ya están todas las rendiciones al día.
Pie de pagina
Cristian Barrera-