Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-12-13
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A3
Sección:   OPINIÓN
Centimetraje:   12x16
Inversiones en “data centers”
El Mercurio
La economía del siglo XXI está sufriendo una importante transformación por la creciente relevancia que ha adquirido la información en un amplio espectro de actividad. Ello ha sido el resultado de la tecnología, que ha permitido que la información se pueda guardar y transportar digitalmente a altísima velocidad y a costos que son una mínima fracción de los anteriores. De esa manera, una proporción ya casi mayoritaria de las transacciones de bienes, una parte sustantiva de la comunicación entre las personas, una creciente fracción de la entretención que la gente consume y una parte importante de los servicios financieros y de salud que están asociados a información se realizan digitalmente.

Todo ello requiere de carreteras que transporten datos de modo digital y de lugares físicos en que estos se almacenen, para acceder a ellos, procesarlos o guardarlos para la multiplicidad de actividades en los que son utilizados. Esos centros físicos se denominan data centers. Requieren una inversión importante, pues, además de infraestructura física, precisan de conexiones digitales de gran velocidad con todo el sistema, de energía para refrigerar los sofisticados equipos que guardan esos datos y una constante actualización de la tecnología bajo la cual operan.

Chile se ha transformado en un importante receptor de proyectos de data centers. La inversión contemplada en aquellos hasta ahora conocidos se estima en alrededor de US$ 1.500 millones, con lo cual el sector pasará a constituirse en un polo de actividad económica relevante. Alrededor de ellos y de los servicios que prestan se concentra una importante cantidad de profesionales y tecnólogos, de pequeñas empresas y startups, y de demanda por servicios y capacidades tecnológicas a los que el país deberá necesariamente adaptarse.

Uno de los actores importantes en utilización de data centers es el gigante tecnológico estadounidense Microsoft, que en la última década ha modificado su modelo de negocios orientándolo hacia la provisión de servicios digitales 'en la nube'. La firma acaba de informar que construirá varios centros de almacenamiento de datos en localidades cercanas a la capital chilena, que implican una inversión de 'cientos de millones de dólares'. Esa inversión, junto con las otras que se están realizando, varias de empresas extranjeras, indican que la confianza para invertir en el país sigue vigente. El grado de desarrollo que Chile ha alcanzado en materia tecnológica y de organización interna, y el respeto de las reglas del proceso constituyente que está llevando adelante, se han transformado en señales positivas en la apreciación externa de largo plazo del país, a pesar de la incertidumbre que el mencionado proceso conlleva.

Recuadro
Estos proyectos indican que, pese a todo, la confianza para invertir en Chile persiste.