Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2020-12-14
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   31
Sección:   Economía
Centimetraje:   13x23

Pie de Imagen
Pier Paolo Colonnello con una las prendas elaboradas en Ecuador.
La marca de ropa Wild Lama busca provocar un impacto positivo con sus productos
Este vestido genera un aporte a una sencilla comunidad ecuatoriana
Las Últimas Noticias
Antes que romper con algún paradigma de la moda, la intención de Pier Paolo Colonnello al crear la marca de ropa Wild Lama, allá por el año 2013, fue generar un impacto positivo en el medio ambiente y en la sociedad. Un ejemplo de cómo cumplió con esta idea es que hoy el 30 por ciento de las ventas de sus guayaberas y vestidos, como el que usted ve en la fotografía que acompaña esta nota, va directo al bolsillo de las personas que las confeccionan en la comunidad de Achiguayante, en el sur de Ecuador. No es lo único.

La marca estableció cinco pilares de trabajo relacionados con el origen, el material, el aporte social o la forma de producción de cada artículo. Estos son Reciclado, Reutilizado, Con Causa, Orgánico y Comercio Justo. En este último se enmarca la labor que llevan a cabo en Ecuador. 'Actualmente, el 84 por ciento de nuestros productos son parte de al menos uno de estos pilares', cuenta Colonnello, quien entrega otro ejemplo de cómo trabaja Wild Lama: 'Uno de nuestros productos más conocidos son los jockeys con diseños de animales en peligro de extinción, los que pertenecen al pilar Con Causa. Parte de su venta va a fundaciones que protegen a estos animales. Por otro lado, nuestros bikinis y trajes de baños son hechos de botellas plásticas, y las chaquetas modelo Insulator llevan plumas que obtenemos de otros productos en desuso, como almohadas'.

El trabajo con la comunidad de Achiguayante se realiza en alianza con la Fundación Aprendiendo Trabajando, creada en 2013 por el surfista y diseñador Fernando Espinel, y que se encarga de buscar distintas oportunidades de trabajo y aprendizaje para las personas de la zona. 'Achiguayante está cerca del pueblo de Montañita. Es un lugar muy humilde, con muy pocos recursos. Actualmente trabajan con nosotros más de 25 mujeres y hombres en el proyecto de guayaberas y vestidos', detalla Colonnello. Wild Lama también ha desarrollado proyectos con la Fundación Nahuelbuta Natural, Alianza Gato Andino y Fundación Yo Planté un Árbol, por mencionar algunas. Los productos se venden a través de su página web (https://bit.ly/37XqTOi).

-¿Qué dificultades enfrentan para cumplir con los pilares que se propusieron?

-Algunos de los desafíos son conseguir los materiales que cumplan nuestros estándares y al mismo tiempo mantener precios accesibles. Fabricar productos sustentables muchas veces es caro, porque los materiales no los encontramos en Chile o el proceso de confección solo lo hacen unas pocas personas, así que dedicamos mucho tiempo y esfuerzo en investigar y cotizar.
Pie de pagina
RODRIGO SEPÚLVEDA S.-