Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-03-07
Tipo:   Suplemento
Página(s):   20-21
Sección:   Suplemento
Centimetraje:   33x48
Que compatibilizar la vida laboral y familiar no sea una barrera
Ellas decidieron innovar y emprender
La Tercera - Ediciones Especiales
Acceder a financiamiento, demostrar que son capaces, derribar las barreras que les pone la sociedad y otras tantas dificultades enfrentan las mujeres que quieren emprender. Las que ya lo han logrado, están generando instancias de apoyo para que otras se atrevan a crecer profesional y económicamente.
De acuerdo al Boletín Estadístico de Empleo Trimestral del Instituto Nacional de Estadísticas, publicado en enero de este año, la tasa de desocupación femenina alcanzó un 10,9%, aumentando 3,2 pp. en doce meses. Al mismo tiempo, las desocupadas se expandieron 23,3%, incididas únicamente por las cesantes (35,6%). Por su parte, las tasas de participación y ocupación femenina se situaron en 45,3% y 40,3%, retrocediendo 7,4 pp. y 8,3 pp., respectivamente.

Producto de la pandemia muchas mujeres quedaron sin trabajo, y varias de ellas no podrán buscar un nuevo empleo debido al contexto actual de la crisis, ya sea porque deben cuidar a los niños que muchos están con clases online, o deben hacerse cargo de adultos mayores, una tarea que culturalmente ha recaído en las mujeres.

Dado este escenario, muchas han decidido emprender e innovar. Pero ¿cuáles han sido las dificultades a las que se han enfrentado?

Michelle Senerman es una emprendedora experta en sustentabilidad que lidera el Desafío 10X y apoya a emprendedores con mentoras, asimismo, está liderando al grupo de empresarios de 0100 y Sistema B. Dada su experiencia y trayectoria, plantea que una de las mayores desventajas están relacionadas con los prejuicios que aún existen en torno a las capacidades de las mujeres en el entorno del emprendimiento, los negocios y la dificultad para compatibilizar la vida familiar con la vida laboral, debido a que las mujeres son en su mayoría quienes se hacen cargo de las tareas domésticas en nuestro país.

"La cancha no ha sido pareja y no se han dado las mismas oportunidades. Si bien como país hemos avanzado en algunas materias, que han sido muy valora bles, aún queda más espacio para hacer todos los esfuerzos necesarios para que contemos con emprendimientos que provengan de todas las voces. Somos un planeta compuesto por personas distintas con aportes diversos y necesitamos hablar de equidad, y no igualdad, para nivelar la cancha. Es por esto que deben existir políticas que fomenten, faciliten y protejan el emprendimiento de mujeres", recalca Senerman.

Algunas de las iniciativas que está llevando a cabo Michelle en Desafío 10X, junto a los más de 1.600 empresarios que se han unido hasta el momento, es acordar el sueldo mínimo de sus trabajadores en 22 U.F. bruto (unos $640 mil), y reducir la brecha entre quien más y quién menos gana a un máximos de 10 veces.

Apoyo para ellas

De acuerdo al último informe del Ministerio de Economía sobre el microemprendimiento femenino en Chile, solo un 38% de los microemprendimientos son desarrollados por mujeres. "Con esto, se evidencia la necesidad de apoyo a este tipo de emprendimientos, ya que debido a la diferencia de sueldos en los cargos ejercidos por mujeres y hombres, el primer grupo tiene por lo general, menor capacidad financiera y de ahorro, lo que a la hora de emprender se traduce en la necesidad de pedir mayores créditos y la dificultad en la aprobación de estos", indica Senerman.

"Hay que demostrar más"

Verónica González es fundadora de Intakt Snacks, una compañía que utiliza la tecnología para deshidratar alimentos sin dañarlos, dejándolos saludables, intactos y crocantes. Está presente en Chile, Estados Unidos y ahora en China. Si bien el camino para Verónica no ha sido fácil, ella afirma que las mujeres son emprendedoras por naturaleza. "Se hacen cargo del hogar, desgraciadamente en muchos casos solas y con hijos o adultos mayores a su cargo o con el marido desempleado. Sin embargo, con pocos recursos inventan múltiples formas de sacar adelante al grupo familiar. Son muy capaces de hacer equipo y con gran habilidad para realizar tareas múltiples y diversas. Gracias al empuje de esas mujeres han llegado a nacer empresas que hoy son un aporte productivo y de trabajo para su entorno", dice.

Si bien González cree que gracias a la preparación y educación profesional están permitiendo que no existan diferencias de capacidades entre hombres y mujeres para descubrir áreas para emprender, se requiere de apoyo mutuo en las tareas de la familia y el hogar. "Es en estos aspectos donde el sistema falla más frecuentemente en contra de las mujeres, generando una dificultad importante para abordar los desafíos que implica decidirse a emprender", sostiene.

Recuadro
- MULTIPLICIDAD DE ROLES

Alejandra Fuenzalida es directora ejecutiva de United Way Chile, una corporación especializada en el desarrollo de proyectos sociales enfocados en la primera infancia, y que forma parte de United Way Worldwide. Alejandra tiene una destacada trayectoria apoyando la puesta en marcha y liderando innovadores programas de apoyo orientados a la primera infancia y jóvenes de sectores vulnerables. Desde su punto de vista, señala que en el mundo del emprendimiento la principal dificultad está dada por los estereotipos sociales y la multiplicidad de roles que cumple la mujer. "En general son ellas las responsables del cuidado de los niños y niñas, de los adultos mayores o de personas con alguna dificultad, necesidad especial, y además de los quehaceres del hogar. En alguna medida estas responsabilidades son algunas veces autoimpuestas, y derivan en un peso cultural que arrastran y que las limita a la hora de comenzar un emprendimiento".

Considerando esta multiplicidad de roles, un emprendí-miento significa un ingreso extra compatible con las responsabilidades que generalmente se les imponen como las mencionadas anteriormente. "Además, las entretiene, las mueve, las motiva y les permite aportar económicamente al grupo familiar, sin dejar de lado el cuidado de sus familias y de los niños y niñas, que en general es un rol que, al menos en los lugares en los que trabaja United Way Chile, les gusta tener o deben hacerse cargo", dice. Y agrega: "Las nuevas generaciones ya muestran un cambio. Distintas organizaciones estamos trabajando y educando a los niños y niñas para que vean a los otros como sus pares, sin sesgo de género, de vestimenta o de roles socialmente impuestos. De esta manera podremos crear una sociedad más justa, igualitaria y equitativa para todos. Sin embargo, siendo realistas, para disminuir la brecha entre hombres y mujeres, dadas las dimensiones que tiene hoy, es necesario que se tomen más medidas por parte de todos los sectores de la sociedad con el objetivo de emparejar la cancha".

- OBSTÁCULOS QUE ERRADICAR

"Lamentablemente, en el entorno de negocios y emprendimiento en Chile aún existe la brecha de género. Si bien las diferencias entre hombres y mujeres se han ido reduciendo paulatinamente, el obstáculo sigue presente y se explica, entre otras razones, por un menor acceso a financiamiento y por la existencia de barreras institucionales o culturales. En este sentido, generar instancias que potencien el emprendimiento femenino en el país es muy importante para dar apoyo a las mujeres que quieren emprender", afirma Paula Valverde.

Paula lidera el Grupo Limonada hace 15 años -junto a su hermana y socia Valentina Valverde-, donde cuentan con 115 tiendas en Chile y una tienda (recién inaugurada) en Miami. Valverde, además es directora de Endeavor, directora en Asech y presidenta de la Asociación de Marcas del Retail.

Desde su experiencia y trayectoria, esta emprendedora cree que hay mucho que mejorar en el ecosistema del emprendimiento en nuestro país. "En Chile, si una mujer casada en régimen de sociedad conyugal crea una sociedad o empresa nueva, debe acreditar que está actuando en virtud de su patrimonio reservado, de lo contrario es el marido quién tiene que autorizarla para emprender. Este tipo de obstáculos tienen que erradicarse urgentemente", explica. Finalmente, la directiva de Limonada, señala que las mujeres representamos a la mitad de la población, por lo que una industria no logrará dar su 100% si no considera a las mujeres. "La perspectiva de género es tremendamente importante en la economía, porque genera riquezas para todos. Incluir a las mujeres en los negocios e incorporar innovaciones desarrolladas por mujeres es algo necesario para toda la sociedad", dice.

- DESDE EL EXTRANJERO

Desde una mirada local, pensamos que muchas de las brechas hacia el emprendimiento femenino solo ocurren en nuestro país o la región latinoamericana. Pero no siempre es así. Kristi Rosenberg es la country manager de Shippify en Chile. Ella nació en Estonia y es fundadora de startups en diferentes áreas de salud, tecnología y logística urbana. Su pasión se enfoca en el sector de la moda, sharing economy y deportes.

Asimismo, ha compartido su conocimiento y éxito con otras emprendedoras. Su secreto para el éxito es su amor por la industria de la moda. Antes de entrar en el mundo online y la vida de "startup", su pasión estaba enfocada en ayudar a mujeres emprendedoras offline a realizar eventos y tiendas "pop-up's" de sus closets. "Vivimos en un mundo global y de negocios que ha sido mayoritariamente liderado por hombres, y eso tiene que cambiar. Las mujeres cada día tenemos más presencia en el mundo de negocios, en posiciones de liderazgo y emprendimiento por nuestras capacidades, habilidades y sobre todo resultados", recalca Kristi Rosenberg. Una clara desventaja que tenemos las mujeres, y que puntualiza esta emprendedora, es que cuando nos enfrentamos al mundo laboral recibimos menores remuneraciones que los hombres y también menores oportunidades de posiciones de liderazgo. "Según estadísticas de las Naciones Unidas, en el mundo las mujeres recibimos un 23% menos de ingresos por el mismo empleo, y en el mundo del emprendimiento las fundadoras mujeres reciben menor inversión, además de peores condiciones en sus inversiones", dice.

¿Cómo revertirlo? El desarrollo del emprendimiento e innovación es algo que ayuda al desarrollo de los países en general, y la población es mayoritariamente femenina, entonces por lógica es importante encontrar y crear espacios para que las mujeres aporten en el ámbito, cree Rosenberg.
Pie de pagina
Romina Jaramillo di Lenardo-