Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-03-11
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   14
Sección:   Sociedad
Centimetraje:   29x23

Pie de Imagen
-Jorge Andrés Cash (DC por distrito 9)

-Sara Larraín (indep. en cupo PPD, distrito 11)

-Arístides Benavente (indep. en cupo UDI, distrito 27)

-Camila Musante (indep. en cupo del FA, distrito 14)

-Ricardo Ariztia, presidente de la SNA.

-Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero.
Gremios y candidatos 'ecológicos' frente a frente
Contrapunto: El medio ambiente en la nueva Constitución
La Segunda
Desde volver a la naturaleza sujeto de derechos hasta cambios a la propiedad del agua.
A solo un mes de la elección de los integrantes de la Convención Constituyente, decenas de candidatos tienen propuestas medioambientales. Pero, las iniciativas son muy variadas: van desde que la naturaleza sea sujeto de derechos hasta cambios en la propiedad y uso del agua.

Entre los candidatos, el abogado y exfiscal de la Superintendencia de Medio Ambiente Jorge Andrés Cash (DC por distrito 9) buscará consignar como deber del Estado el respeto a la naturaleza 'como principio ordenador del articulado de la Constitución', y así dar cumplimiento a los objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU al 2030. Esto, junto a crear una institucionalidad transitoria para compensar a familias en zonas de sacrificio y otra que asegure la protección de la biodiversidad, 'a través de instrumentos económicos y financieros'.

Para la histórica dirigenta ambientalista Sara Larraín (independiente en cupo PPD en distrito 11), el foco debe estar en resguardar el patrimonio ambiental, los ciclos de los ecosistemas y las fuentes hídricas. Esto, además, con protección de los glaciares. 'Tiene que haber una definición de la garantía de protección de la naturaleza', dice. Y agrega que actualmente hay limitaciones a los artículos, porque están abiertos a interpretaciones. 'Hay que aclararlo para que la interpretación jurídica no sea tan amplia'.

'Yo quisiera que la nueva Constitución refleje una nueva relación entre las personas, la naturaleza y el emprendimiento', dice Arístides Benavente, empresario del retail (independiente en cupo UDI en distrito 27). 'La nueva Constitución debiera inspirarnos o, en algunos casos, obligarnos a respetar esta relación y cuidarla para que nunca pierda su armonía', agrega.

En general en candidaturas de izquierda se han expuesto también aspectos más abstractos, como entregar derechos a la naturaleza. Camila Musante (independiente en cupo del Frente Amplio en el distrito 14), señala en su programa que es necesario promover un desarrollo económico sustentable. Para esto, dice, es clave que la Constitución sea explícita en su acción contra el cambio climático.

Derechos de aguas

Entre la variedad de propuestas, parece haber un consenso: los candidatos buscarán cambios a los derechos de agua. Para Cash, es clave la priorización del agua para consumo humano y saneamiento. Esto, siguiendo resoluciones de la Corte Suprema y tratados internacionales. 'Incluye el derecho de acceso al agua, como parte del derecho a vivir en un medio ambiente sano', dice.

Larraín pone el foco en la protección de ciclos vitales. 'Una cuenca no tiene sentido si no tiene la posibilidad de que la mantengamos y entregue los recursos que la sociedad usa', dice. Explica que la entrega de derechos de agua como propiedad es algo que no se ve en ninguna otra parte del mundo: 'Siempre son concesiones que tienen una función social'. Y cree que se tienen que establecer usos prioritarios: primero la gente, después la protección de las fuentes y por último las actividades con fines de lucro. 'El Estado entregaría concesiones temporales con esos usos prioritarios', dice.

En una línea diferente, Benavente cree que los derechos de uso deben estar garantizados. 'De lo contrario, nadie podría desarrollar una actividad productiva', dice. Pero, admite que impulsaría cambios, como 'elevar' el agua a una categoría de bien indispensable y la priorizaría para el consumo humano y la naturaleza. 'A nivel de cuenca, monitorearía el caudal y, manteniendo la prioridad, otorgaría a usuarios productivos las concesiones o derechos correspondientes'.

Musante, en tanto, cree que el derecho al agua debe estar consagrado como un derecho humano.

Recuadro
SNA y Consejo Minero piden equilibrio en la discusión

A Ricardo Ariztía, presidente de la SNA, le preocupa que en la discusión constituyente se de una imposición de ideas y conceptos que 'no sean representativos de toda la sociedad'. Y, especialmente, que puedan tener contenido incierto, que generen incertezas y excesiva judicialización. 'Creemos que se debe ser cuidadosos con la idea de la ‘Constitución ecológica'', advierte. 'Si bien las propuestas vinculadas a esta idea pueden ser interesantes, también se debe tener presente que cada una de éstas debe ser armonizada con el resto del texto constitucional y con las aspiraciones de otros grupos'.

Entre las preocupaciones de Ariztía está que se incorporen conceptos 'de difícil entendimiento y definición', como el derecho a un medio ambiente ecológicamente equilibrado. 'Aún en ambientes no intervenidos es posible no encontrar tal condición. No nos parece adecuado incluirlo, pues su contenido puede ser imposible de alcanzar', dice. 'El medio ambiente es un aspecto de la vida de las personas, pero también es relevante el desarrollo y el progreso económico. Creemos que ambos son compatibles y que esa debe ser el sello de un nuevo texto constitucional', dice.

En la minería también hay preocupación. La principal para Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero, está en cómo se desarrolle el debate. 'Si ese espacio se caracteriza por discusiones serias y bien fundadas, que piensa en los próximos 50 años y no en el corto plazo, ni en la revancha pequeña por aquello que nos ha dividido, la verdad es que estaremos muy optimistas', dice. Si, por otro lado, se dan discusiones desinformadas y con miradas cortoplacistas, 'habrá razones para el pesimismo', advierte.

Reconoce que el cambio climático y el cuidado del medio ambiente serán temas centrales. Y cree que se tienen que tocar pensando en tres pilares del desarrollo sostenible: cuidado del medioambiente, desarrollo social y crecimiento económico. 'El desafío está en consagrar este equilibrio', dice.
Pie de pagina
Por Camilo Castellanos -