Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-06-17
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   D2
Sección:   Innovación - Comunidad i
Centimetraje:   35x22

Pie de Imagen
Phage Lab desarrolla aplicaciones de bacteriófagos para el control de bacterias en procesos de crianza intensiva como la industria avícola y ganadera.

Los socios y fundadores de Phage Lab de izquierda a derecha: Erwin Krauskopf, Pablo Cifuentes, Hans Pieringer y Nicolás Ferreira.
Fondos de inversión Kaszek y Humbolt son los aportantes:
Los planes de Phage Lab para escalar a las biotech de clase mundial tras inyección de capital por US$ 30 millones
El Mercurio
La startup chilena instalará un moderno laboratorio en el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini, cuya inversión bordeará los US$ 7 millones. Además, trabaja actualmente en un proyecto de bacteriófagos enfocado en los humanos, que de resultar exitoso revolucionará la industria para controlar las infecciones por bacterias.
En los próximos meses Phage Lab —biotech chilena que desarrolla aplicaciones de bacteriófagos para el control de bacterias en procesos de crianza intensiva como la industria avícola y ganadera— se convertirá en el principal 'inquilino' del Centro de Innovación UC Anacleto Angelini, ya que sus instalaciones ocuparán casi un tercio del edificio de 10 pisos. Hace poco iniciaron la construcción de lo que será su nueva planta de producción de biológicos y bacteriófagos ubicada en el quinto piso del inmueble, sumándose así este espacio a los niveles 7, 8 y parte del 9 que hoy ya ocupa la startup, marcando un nuevo hito en el crecimiento exponencial que ha registrado en el último año.

'El desafío es armar la mejor planta de biotecnología con bioprocesos de Latinoamérica y casi del mundo', asegura Hans Pieringer, CEO y cofundador de la firma, quien agrega que demandará una inversión total de unos US$ 7 millones.

Este proyecto se enmarca en el salto que dio la compañía en 2020 al abarcar con su aplicación tecnológica la industria avícola, ya que hasta entonces sus productos estaban enfocados en el control de enfermedades de terneros. Lo anterior se tradujo en contratos con grandes productores locales y extranjeros. Y es aquí donde evaluaron si era prudente o no pisar fuerte el acelerador y ser más agresivos en términos de expansión, tecnología y equipo. Porque junto con los buenos rendimientos técnicos y comerciales de sus soluciones para animales, están trabajando en paralelo en un proyecto para humanos con resultados 'muy buenos en la fase preclínica' de una aplicación de bacteriófagos (o también llamados fagos) para la infección urinaria en mujeres, destaca Pieringer. Un avance no menor, asegura, considerando las advertencias de la OMS de que a 2050 no habrá antibióticos efectivos para tratar a las personas ante el uso excesivo de estos fármacos en los animales, los que pueden generar resistencia a estos en las personas. Por lo tanto, añade, la necesidad de encontrar alternativas naturales es una urgencia mundial y aquí los fagos son una solución al ser un antibacterial natural y selectivo.

Con esos dos ingredientes, el CEO cuenta que a fines del año pasado se reunieron con los fondos de inversión Humbolt y Kaszek (este último es uno de los más grandes de la región), dando como resultado final un levantamiento de capital por US$ 30 millones, el que se concretó durante este 2021.

Más talento y en Chile

Con el impulso de los nuevos inversionistas, Phage Lab aceleró su negocio, con nuevos clientes como Agrosuper, primero, y luego con el gigante brasileño Seara, parte del grupo JBS, los mayores productores del mundo.

Por eso, Hans explica que los recursos serán destinados principalmente para contar con una infraestructura operacional que les permita abordar las demandas actuales y futuras, pues adelanta que están en conversaciones con otros productores brasileños, además de llegar a mercados nuevos como el asiático. Esto, porque el plan es abrir una oficina comercial en China este 2021.

En esa línea, dice que hoy cuentan con cuatro laboratorios para ensayos y la idea es seguir potenciando la investigación y desarrollo desde Chile: 'En el país los científicos son de muy buen nivel y queremos generar un aporte al sistema, no solo desde el punto de vista comercial, de ciencia aplicada, sino también de ir generando trabajo de calidad con el talento local'.

Por eso también aumentarán el equipo. Por un lado, se sumó como asesor estratégico Sergio Schuler, actual vicepresidente de DSM Nutrición y Salud Animal. A nivel ejecutivo, en tanto, se incorporaron Gabriela Scherer, ex head of regulatory affairs de Bayer para la región, como gerenta de asuntos regulatorios; Flavia Callafange, ex senior client consultant de Euromonitor, como global sales director, y Felipe Cortez, quien viene aterrizando de un máster en la U. de Queensland, como people & culture manager,

'Estamos en fase de reclutamiento y son las primeras contrataciones, pero vienen más', dice el CEO y agrega que a la fecha son 44 personas, el doble de 2020 y que esperan terminar el año con 70 colaboradores. Todo lo anterior con miras a alcanzar los US$ 100 millones en ventas en un plazo de tres a cinco años.

Recuadro
'El área de desarrollo está muy enfocada a la salud humana y estamos trabajando con fagos en otras aplicaciones como amigdalitis y acné. El negocio animal es súper grande y dinámico, pero hasta ahora los resultados nos acompañan y sabemos que a cinco años podremos sacar productos para humanos', asegura Hans Pieringer.
Pie de pagina
Marisa Cominetti-