Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-07-01
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A8
Sección:   Vida - Ciencia - Tecnología
Centimetraje:   29x19

Pie de Imagen
Son varios los estudios recientes que han empezado a relacionar la exposición prenatal a analgésicos con una mala salud en la guagua e incluso con peor rendimiento cognitivo y con problemas de comportamiento a largo plazo.
Resultados de un estudio realizado con datos de más de 150 mil mujeres:
Abuso de analgésicos comunes en el embarazo puede provocar problemas de salud en la guagua
El Mercurio
La ingesta de fármacos como el ibuprofeno o la aspirina se asocia con defectos congénitos en el recién nacido o muerte antes del nacimiento, entre otros. Evitar la automedicación es clave.
Aunque los analgésicos como el ibuprofeno son medicamentos muy utilizados debido a que muchos pacientes podrían considerarlos inocuos, su consumo merece precaución cuando se trata de las embarazadas.

Un estudio que se presentó ayer en la reunión anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, y uno de los más grandes que se hayan realizado sobre el tema, concluye que aquellas mujeres que consumen algunos de estos fármacos en el embarazo presentan mayor riesgo de tener una guagua con problemas de salud.

En la investigación, realizada con datos de más de 151 mil embarazos que ocurrieron en Escocia entre 1985 y 2015, se analizó el consumo de cinco analgésicos: paracetamol, aspirina y medicamentos antiinflamatorios no esteroides (Aines), específicamente diclofenaco, naproxeno e ibuprofeno.

Al final, los resultados mostraron que casi 30% de las mujeres había tomado algunos de estos fármacos durante su embarazo, una cifra que se duplicó al 60% durante los últimos siete años del período estudiado, lo que sugiere que el consumo está aumentando en este grupo.

Pero además, quienes estuvieron expuestas a estos compuestos presentaron casi dos veces más riesgo de parto prematuro, muerte de la guagua antes del nacimiento y otros problemas, como bajo peso al nacer y defectos congénitos.

Dosis y duración

'A menudo, es necesario aliviar dolores durante el embarazo y, debido a su amplia disponibilidad, muchas madres optan por analgésicos de venta libre. Pero lo que sabemos es que estos compuestos pueden atravesar la placenta y llegar al feto en desarrollo', dice a 'El Mercurio' Aikaterini Zafeiri, investigadora de la Universidad de Aberdeen (Escocia) y líder del estudio.

La científica comenta que, a la luz de sus hallazgos, la facilidad de acceso a estos medicamentos en combinación con información incorrecta que las pacientes puedan encontrar en internet plantea problemas de seguridad para ellas.

Tanto Zafeiri como especialistas locales coinciden en que los mecanismos específicos que explican cómo estos analgésicos pueden interferir en la salud de la guagua no están establecidos. Se trata de un tema que aún está bajo estudio.

'Actualmente no existe una explicación clara y lógica para los efectos que reporta este trabajo, pero sí podemos interpretar estos resultados como una alerta de que las mujeres le están perdiendo el miedo a tomar estos analgésicos de venta libre y de que esa automedicación podría representar ciertos riesgos', dice Elisa Orlandini, ginecobstreta de la Red de Salud UC Christus.

Guido Juárez, neonatólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, comenta que, en el caso del ibuprofeno y el diclofenaco, se ha planteado que su uso puede generar problemas de circulación en la madre que afectarían a la guagua.

'De hecho, los Aines no se prescriben, sobre todo después de las 30 semanas, porque puede haber un cierre prematuro de ciertos conductos donde debe pasar sangre y que deben estar abiertos, pero en el caso de la aspirina y otros medicamentos, es cierto que no están tan claros los mecanismos que explican sus efectos', asegura el médico.

Ambos expertos creen que el nuevo estudio no sugiere evitar por completo el uso de analgésicos comunes en el embarazo, pero sí evitar totalmente su abuso y la automedicación (ver recuadro).

'Todos los efectos adversos de los medicamentos tienen que ver con las dosis y el tiempo que se toman, y por eso es tan importante la evaluación', comenta Orlandini.

Juárez añade: 'La recomendación es que si necesitan tomar analgésico, utilicen el paracetamol, del que se tiene mayor evidencia de su seguridad, pero en su dosis máxima, de un gramo cada ocho horas'.

Los dos médicos son enfáticos en la importancia de que las pacientes sean evaluadas ante cualquier síntoma que requiera uso de analgésicos o antiinflamatorios, como dolores o fiebre, en lugar de automedicarse.

Recuadro
- No sin supervisión médica

Los entrevistados explican que una mujer embarazada que presenta dolores o fiebre no puede tratarse de la misma manera que un paciente común; esto debido a los riesgos asociados a la medicación. De allí la importancia de que sean evaluadas por un especialista antes de consumir un analgésico por varios días, coinciden.

'Es necesario entender que en el embarazo se bajan las defensas de la mujer, entonces una infección que uno ve en la mañana, por ejemplo, ya en la tarde puede convertirse en algo catastrófico que será necesario medicar con precaución. Por eso es tan importante consultar', puntualiza el doctor Juárez.
Pie de pagina
JANINA MARCANO-