Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-07-08
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   4
Sección:   Opinión
Centimetraje:   14x23
Tenemos que buscar formas de ser agentes de cambio
El Longino de Alto Hospicio
La pandemia ha sido el desafío más grande que hemos vivido cómo país en los últimos años. Las empresas, y principalmente las micro, pequeñas y medianas, han sido uno de los grupos más afectados por el virus.

El Covid 19 ha sacado a la luz la gran brecha y precariedad de los sueldos en Chile. Y como sociedad. es imperativo trabajar en esto sin importar el color político con el cual nos identifiquemos.

El sueldo mínimo 'digno' al parecer genera mucha fricción y debate parlamentario, por lo que, en lo personal, ya he perdido la esperanza que nuestros legisladores tomen cartas en el asunto. Es por esto que como empresas debemos hacer el sacrificio y comenzar por casa, buscando elevar los sueldos y así mejorar las condiciones de vida para todos los trabajadores.

No es fácil, ya que previo a la pandemia, nos vimos afectados por el estallido social, que paradójicamente, una de las causas más grandes que mostró, fue el descontento general de los salarios. No hay una solución mágica, ya que imponer un sueldo de 500.000 líquidos, cómo se habla en muchos sectores, dejaría muchas pymes con grandes problemas, generando desempleo y probablemente mucha informalidad en el mercado.

Subir los sueldos debería generar un beneficio instantáneo en la vida de muchas personas, pero no debería provocar un perjuicio en la economía en el mediano y largo plazo. Promover la informalidad, imponiendo medidas que son imposibles de cumplir, sólo generará incertidumbre en el mercado. Todos sabemos que la incertidumbre es uno de los peores enemigos que puede tener. Hay que trabajar en un plan donde las empresas que puedan costearlo se hagan parte; y por otra parte, las micro y pymes puedan contar con algún apoyo gubernamental.

Ser parte del Desafío 10X es una gran ayuda para liderar como un buen ejemplo de un camino a seguir. Se trata de una iniciativa que invita a empresas a ser parte de los desafíos que nos plantea la sociedad mediante dos propuestas: que el sueldo mínimo comience desde las 22 UF y/o que no exista una diferencia mayor a 10 veces entre el sueldo menor y mayor de una empresa.

Tenemos que buscar formas de ser agentes de cambio, aunque signifiquen un reto para cada organización. Plantearse el desafío y ser parte de un grupo que busca que los trabajos sean mejor remunerados, genera un círculo virtuoso en una sociedad que, a veces, parece estar estancada en discusiones que muchas veces no van en beneficio de la gente.
Pie de pagina
RODRIGO CASTILLO Gerente General de BeFX-