Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-07-25
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   14
Sección:   Economía
Centimetraje:   26x22

Pie de Imagen
- "Faltan muchos maestros y jornales", cuenta Sebastián Molina, gerente general de la inmobiliaria EMM.
Faltan jornales y maestros en general; gasfíteres, carpinteros, eléctricos, ceramistas y albañiles, en especial
La construcción necesita llenar 100.000 vacantes: ¿cuánto están pagando en las obras?
Las Últimas Noticias
Capacitaciones y nuevos portales de empleo son algunas de las medidas para sumar trabajadores.
La construcción se vio muy golpeada por la pandemia. Un efecto colateral ha sido el alza de precies -e incluso la escasez- de algunos materiales. Y ahora se le suma otro problema que se ha ido acentuando: la falta de mano de obra. Según los datos aportados por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), en comparación al 2019 hay cerca de 100.000 personas menos trabajando en esta industria.

Carlos Zeppelin, vicepresidente de la CChC, afirma que se trata de un fenómeno global asociado a la crisis sanitaria, que ha paralizado obras y destruido millones de puestos de trabajo. "Muchos trabajadores optaron por ejercer labores por cuenta propia, impulsados por una alta demanda de arreglos en el hogar, o dedicarse a otros rubros, como los servicios de reparto. A ello se suman personas que no han vuelto a trabajar por temor a contagiarse y mujeres que están al cuidado de niños o adultos mayores".

La escasez, cuenta, se evidenció una vez reiniciadas las obras de edificación: entonces muchas empresas asociadas a la cámara comenzaron a informar sobre la dificultad de encontrar trabajadores en ciertos oficios. "Faltan a Iba ni les, carpinteros, ceramistas, eléctricos. En general, personas que desempeñan labores que requieren de capacitación y varios años de oficio. Por lo mismo, hemos mantenido programas de capacitaciones para trabajadores en la Escuela Tecnológica de la Construcción" (escuelacchc.cl, http:// bit.ly/33wSkeX).

"Los datos que manejamos es que hacia fines de 2019 teníamos más de 800.000 trabajadores, entre directos e indirectos; a mayo de este año sumábamos poco más de 700.000, por lo que todavía se debieran reincorporar al sector unas 100.000 personas. En todo caso, pensamos que hacia fines de este año o durante el primer semestre de 2022 se habrá recuperado la totalidad de los empleos perdidos por la pandemia", proyecta.

El escalafón

Una de las afectadas por la falta de especialistas es la inmobiliaria y constructora EMM. Su gerente general, Sebastián Molina, calcula su escasez de mano de obra en un 15%; principalmente se da en jornales y maestros, además de gasfíteres, carpinteros y albañiles. "No hay escasez en mandos altos, pero sí faltan muchos maestros y jornales. La escasez genera retrasos y los retrasos también generan mayores costos", lamenta.

Los jornales, agrega, reciben un sueldo promedio de $620.000 brutos, mientras un maestro de segunda gana $850.000; el de primera, $1.000.000. Antes de la pandemia, los sueldos promedio del rubro eran 6,296 más bajos, dice; el salario de un jornal, por ejemplo, rondaba antes del estallido los $580.000 y el de los maestros de la, las $935.000.

"El jornal no tiene especialización. Sus funciones son barrer, llevar la carretilla, hacer excavaciones. Más adelante pasan a ser ayudantes, maestros de segunda, de primera. Luego pueden pasar a capataces, jefes de obras y administradores de proyectos. Ese es el escalafón en la construcción. Hay empresas donde falta que se cubran 25 puestos, en otras 30. A muchas hes está pasando", reconoce.

¿Razones para este fenómeno? "Algunos trabajadores creen que no pueden optar a las ayudas del gobierno si están con contrato vigente. Pero sí pueden. Otro grupo menor lo ha hecho por temor al contagio. También hay otro segmento que está haciendo trabajos ocasionales", resume. Molina cuenta que han llamado a trabajadores antiguos para consultarles por qué no han vuelto a trabajar; muchos responden que van a regresar en septiembre. "Estamos a la espera de que lleguen. Hay portales que juntan la oferta con la demanda, pero no nos ha ido bien", asume.

Pedro Pablo Mir, gerente de Estrategia y Desarrollo de Iconstruye, plataforma que conecta a empresas constructoras con proveedores y subcontratistas, analiza los efectos de esta escasez: "Los más relevantes son claramente los atrasos en los plazos, y sobre todo, el aumento en los costos de construcción; las demoras cuestan caras, y por evitarlas se genera la necesidad de contar con mano de obra casi a cualquier costo", responde Mir.

¿Dónde buscar trabajo?

La CChC, la OTIC, el Sence y la Bolsa Nacional de Empleo recientemente se unieron para impulsar el portal Trabajos en Obra (trabajosenobra.cl, http:// bit.ly/3qTEZr9) como "una plaza de encuentro" entre trabajadores y empresas de la construcción. "Hay inscritos más de 20.000 trabajadores que pueden optar a trabajos de calidad ofrecidos por las empresas participantes", destaca Carlos Zeppelin, vicepresidente de la CChC.
Pie de pagina
BANYELIZ MUÑOZ-