Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-08-27
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   10-11-12
Sección:   ENERGÍA - TRANSPORTE Y ELECTROMOVILIDAD
Centimetraje:   27x120

Pie de Imagen
Al 31 de julio de 2021. la energía solar fotovoltaica aportaba 5.195 MW de potencia neta al sistema eléctrico nacional.

Carlos Finat destaca el aumento de las opciones de financiamiento para proyectos ERNC.

Los bancos y bonos verdes han aportado importantes recursos para la construcción de plantas solares y eólicas.
SOL, VIENTO Y... CAPITAL
InduAmbiente
Los proyectos ERNC de mayor escala tienen hoy acceso más expedito a financiamiento, especialmente de la banca internacional. Aquí revisamos algunas opciones para obtener recursos para concretar estas iniciativas, como los bonos verdes.
Está más que claro que para echar a andar un emprendimiento en el 99% de los casos no basta solo con las ganas. En el sector de las energías renovables no convencionales (ERNC), en particular, se necesita mucho más que sol y viento para llegar a producir energía eléctrica. En ambos ejemplos, para que los proyectos tengan un desarrollo adecuado y altas opciones de éxito, se requiere el ansiado y muchas veces esquivo financiamiento.

De ahí que numerosas empresas de este rubro informen con "bombos y platillos" cuando consiguen el capital para la construcción de sus plantas. A modo de ejemplo, en julio recién pasado, Mainstream Renewable Power, una de las grandes empresas del sector, anunció un acuerdo para financiar la última fase de su plataforma eólica y solar "Andes Renovables" en Chile, dando a conocer la obtención de US$182 millones para construir el parque eólico Camán (148,5 MW) en la Región de Los Ríos.

El financiamiento principal lo consiguió a través de los bancos KfW IPEXBank, DNB y CaixaBank, mientras que el IVA lo aportó Scotiabank Chile.

También en 2021, Engie Energía Chile se adjudicó una línea de crédito no garantizada a un plazo de 12 años de BID Invest por un monto total de 125 millones de dólares. Los recursos servirán para financiar la construcción, operación y mantenimiento del parque eólico Calama, en la región de Antofagasta. El paquete de financiamiento se desglosa en tres tramos: un préstamo senior de BID Invest por USS74 millones; otros US$15 millones aportados por un Fondo de Tecnología Limpia; y un crédito de US$36 millones provisto por un Fondo Chino para la Cofinanciación en América Latina y el Caribe. Ambos fondos son administrados por el propio BID Invest.

Para justificar el préstamo, BID Invest sostuvo que "esta operación es innovadora al contemplar la estructuración de un instrumento financiero piloto que busca acelerar la descarbonización en Chile y monetizar el desplazamiento real de las emisiones de gases de efecto invernadero evitadas por el cierre de centrales termoeléctricas de carbón y reemplazadas por proyectos de energía limpia".

Lo anterior, porque la granja eólica sustituirá dos centrales a carbón, emplazadas en Mejillones, que la misma Engie desconectó del sistema eléctrico en 2019.

BARRERAS Y NUEVA REALIDAD
En noviembre de 2007 se vivió el hito inaugural en el proceso de incorporación de las energías renovables no convencionales a la matriz eléctrica chilena: la puesta en marcha del parque eólico Canela, la primera central ERNC en conectarse al, en ese entonces, Sistema lnterconectado Central.

En ese año, y hasta al menos la primera mitad de la década siguiente, las barreras existentes para el financiamiento de proyectos de este tipo en Chile eran numerosas. Un informe del Programa Chile Sustentable de 2011 reveló las más importantes a esa fecha: falta de experiencia y madurez del sistema financiero nacional; falta de mecanismos de mitigación de riesgo, principalmente asociados a la construcción de la planta y su inversión; y el riesgo vinculado a la volatilidad del tipo de cambio (dólar).

En relación a las primeras trabas, el documento señalaba que "la poca experiencia del sector financiero en este nicho de negocio ha resultado en dificultades para que los desarrolladores accedan al financiamiento. En general la banca solo financia contra garantías reales fuera del proyecto, muy por encima de los montos solicitados. El concepto de 'Project Finance" no constituye una opción para que el proyecto se financie contra los flujos futuros esperados y contra los activos del mismo proyecto".

Una década después, ¿cuál es la realidad al respecto? Carlos Finat, Director Ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera), comenta que "si bien ha sido un proceso relativamente lento, en los últimos años las alternativas de financiamiento para proyectos sobre 10 megawatts (MW) se han ampliado, tanto por parte de la banca internacional como de la nacional existiendo actualmente una mayor diversidad de fuentes de obtención de recursos. Cabe destacar la labor de los bancos nacionales, que han debido aprender bastante para poder evaluar debidamente los proyectos".
Pese a lo anterior, el experto indica que el financiamiento para los proyectos ERNC proviene mayoritariamente desde la banca internacional porque "las condiciones que ofrecen tienden a ser más convenientes".

APROBADOS VS. CONSTRUIDOS

Diferencias significativas se registran entre los proyectos solares fotovoltaicos y eólicos con aprobación ambiental versus los que están en construcción. Entre los primeros, al 30 de junio pasado, había 17.098 MW con RCA favorable y solo 3.606 MW en implementación. En el caso de los eólicos, a esa fecha 4.316 IV1W tenían su permiso ambiental y solo 926 MW estaban en construcción.

Gonzalo Moyano, Director de Acera, sostiene que "la diferencia entre los megawatts aprobados ambientalmente versus aquellos que se encuentran en construcción no se produce tanto por la obtención de financiamiento, sino debido a condiciones de mercado. Entre éstas se encuentra el acceso a contratos de suministro y las condiciones de infraestructura del sistema, en especial /os problemas de transmisión en ciertas zonas de/país".

Agrega que también hay que considerar el caso de propietarios de terrenos que aspiran a ponerlos en valor para proyectos eólicos, "pero finalmente hay otras condiciones que limitan el desarrollo comercial de esas ubicaciones". Finat aclara que como asociación se preocupan de que exista un marco de políticas y regulaciones claro, estable y que incentive las inversiones de ERNC necesarias para apoyar el proceso de descarbonización del país. "Cumplir ese objetivo trae como consecuencia que se facilite el acceso al financiamiento a las empresas del sector", acota.

BANCOS Y BONOS VERDES
En 2016, el informe "Perspectivas del Financiamiento de las Energía Limpias en Chile: ¿Oportunidades para los Bancos Verdes y los Bonos Verdes?", desarrollado por el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales con el apoyo de Acera, profundizó sobre esta otra novedosa modalidad de aporte de capital a los proyectos ERNC, muy utilizada en países desarrollados como Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Japón.

En el análisis se expresa que los bancos verdes son principalmente una institución de financiamiento —pública o semipública— cuyo objetivo es "acelerarla consolidación de las ERNC en el mercado de las energías limpias, impulsando la inversión privada en estas tecnologías y facilitando el acceso a su financiación".

A su vez, los bonos verdes son también un mecanismo eficiente para potenciar la competitividad de las ERNC, "considerando que operan como los bonos convencionales, pero con el requisito de que el financiamiento sea utilizado sólo para proyectos verdes como los de energías limpias", asegura el mismo documento.

¿Qué rol han desempeñado en Chile? A juicio de Finat, "efectivamente, pueden ser relevantes fuentes complementarias de financiamiento de proyectos ERNC. En el mercado nacional ya existen experiencias en este sentido".

Una de ellas tiene como protagonista a Atlas Renewable Energy, desarrollador internacional de energía renovable que recientemente fue galardonado con el "Premio a la Negociación Solar del año en América Latina". Esto, por el exitoso refinanciamiento de la planta solar Javiera (69,5 MW) y el financiamiento de la construcción de la granja solar Sol del Desierto (230 MW), ambas emplazadas en Chile.

Para eso, obtuvo USS253 millones a través del agente DNB Markets en el marco de una colocación privada estadounidense en formato de bono verde, el cual se emitió bajo el Marco de Financiamiento Verde de Atlas Renewable Energy que está alineado con las versiones de 2018 de los Principios de Bonos Verdes de la International Capital Markets Association, creadora de este instrumento, y los Principios de Préstamos Verdes de la Loan Market Association. "Esta estructura reconoce y atestigua el compromiso de la compañía con el desarrollo de proyectos que protegen y preservan el medio ambiente al tiempo que se adhieren a los más altos estándares de compromiso medioambiental", aseguró la compañía en un comunicado.

En el segmento bancario, Bci ha emitido cuatro bonos verdes en el mercado de capitales por un total de US$124 millones, los cuales han sido destinados principalmente al financiamiento de proyectos de ERNC.

Sobre esta línea de trabajo, en el Bci sostienen que "buscamos impulsar soluciones financieras y de inversión que faciliten y aceleren la urgente transición hacia una economía con menor impacto climático y con impacto positivo en la sociedad. Es por esto que hemos emitido bonos verdes en el mercado de capitales, los cuales han permitido el financiamiento de proyectos de ERNC".

La entidad también ofrece otra herramienta crediticia con ese objetivo. "Al igual como ocurre a nivel internacional, en Bci utilizamos para el financiamiento de grandes proyectos de energía renovable el mecanismo conocido como Project Finance. Beneficia de manera directa al proyecto, previo análisis del flujo de caja esperado proveniente de/mismo. Bajo esta estructura, en los últimos años hemos entregado financiamiento por más de USS500 MM a proyectos eólicos y solares", resaltan. u7-3,

Recuadro
DATOS
12° Lugar ocupa hoy Chile en el ranking de atracción de inversiones ERNC que realiza anualmente la consultora internacional Ernst & Young (EY) a nivel global. Cayó un puesto respecto a 2020. El listado es encabezado por Estados Unidos y China.

80,5 Millones de dólares obtuvo, en el formato de préstamos verdes, Eurus Chile Investments de parte de Sumitomo Mitsui Banking Corporation para financiar la construcción y operación de plantas solares en nuestro país bajo el estándar de pequeños medios de generación distribuida.

DATO
70% De la inversión financia el "crédito verde" de Corfo para proyectos ERNC de hasta 9 MW para autoconsumo con fines térmicos o de electricidad. Bancos como BICE y Security ya lo ofrecen, como intermediarios, a las Mipymes del sector.