Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-08-28
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A8
Sección:    - VIDA SUSTENTABLE
Centimetraje:   54x27

Pie de Imagen
- Alcanzar la carbono neutralidad es la difícil meta.

- GONZALO MUÑOZ

- ANDREA RUDNICK

- EL ENSAMBLAJE DE UN AUTO ELÉCTRICO (VW ID3) en la planta de Glaeserne Manufaktur, en Dresden, Alemania, producción clave para el transporte futuro acorde a la carbono neutralidad.
Carbono neutralidad al 2050:
La compleja y desafiante meta que marcará este siglo
El Mercurio
El último informe científico del IPCC, publicado hace unas semanas, fue un llamado de emergencia mundial sobre la importancia de reducir y compensar las emisiones de gases de efecto invernadero, para evitar las consecuencias más dramáticas del calentamiento global. Si bien Chile está avanzando, a nivel global se trata de un reto que implica cambios profundos en el estilo de vida.
equías extensas, olas de calor, cambios en los patrones de precipitaciones, inundaciones y aluviones incluso en países no tropicales. El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) fue tajante en su último informe al confirmar que el calentamiento global es provocado por la acción humana, que ya hay consecuencias irreversibles, que la meta de limitar a 1,5ºC el aumento de la temperatura del planeta, estaría fuera del alcance y que los eventos climáticos extremos como largas sequías, olas de calor, inundaciones y aluviones, seguirán siendo cada vez más frecuentes.

Estas muestras visibles del cambio climático no son las únicas y la ciencia nos ha venido alertando cada vez con más urgencia, dados sus impactos en infraestructura, biodiversidad y en la vida cotidiana.'Ya estamos en un punto de no retorno, y tenemos que tratar de mantener las condiciones de habitabilidad que tenemos hoy, porque si no, nos va a costar mucho más en términos económicos y sociales. Por eso tenemos que cumplir la carbono neutralidad', advierte Andrea Rudnick, directora ejecutiva del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2.

Dada la evidencia de que la causa de este acelerado cambio climático es la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera (donde el más conocido es el dióxido de carbono, CO2), es clave reducir sus emisiones y capturar tanto como lo que se produce. 'La carbono neutralidad se logra cuando alcanzamos un equilibrio entre lo que emitimos a la atmósfera desde las fuentes provocadas por el hombre con la cantidad que se almacena en los sumideros de carbono', detalla Rudnick.

Y eso es lo que se busca en instancias internacionales, como el Acuerdo de París de 2015. Este insta a los países a alcanzar la carbono neutralidad durante la segunda mitad de este siglo, lo que implica el reto de reducir las emisiones de carbono (por ejemplo, fomentando la electromovilidad y optando por energías renovables en la generación eléctrica) y capturar más desde la atmósfera (por ejemplo, reforestando).

Para alcanzar el objetivo, los países deben comprometerse con metas de corto plazo de reducción de emisiones (contribuciones determinadas a nivel nacional, NDC, por su sigla en inglés), que se deben ir actualizando cada cinco años, cada vez con objetivos más ambiciosos.

Las metas de Chile

Nuestro país ha cumplido con este mandato internacional. A través del proyecto de ley marco de cambio climático, que se tramita en el Congreso, Chile será uno de los primeros países en fijar por ley la meta de ser carbono neutral al 2050, es decir, en el plazo más exigente propuesto por el Acuerdo de París. Asimismo, en abril de 2020 presentó metas más ambiciosas de reducción de emisiones al año 2030 que las que se había impuesto en 2015.

'Nuestro país reflejó su compromiso con la actualización de su NDC, con metas ambiciosas al año 2030 en línea hacia la carbono neutralidad y resiliencia al 2050, siendo ampliamente reconocida a nivel nacional e internacional por el fuerte incremento en su ambición', destaca la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

A juicio de Rudnick, 'no hay ningún país cuyas metas estén a la altura del Acuerdo de París'. Sin embargo, destaca el trabajo de Chile: 'El país va bien encaminado y es urgente que se apruebe el proyecto de ley marco, que nos va a permitir avanzar sin depender de las voluntades políticas de quienes estén en el gobierno de turno, sino que tener un marco legislativo para avanzar sostenidamente frente al cambio climático'.

La hoja de ruta chilena a la carbono neutralidad tiene un fuerte énfasis en el sector energético, puesto que es el responsable de dos tercios de las emisiones de carbono nacionales. Las acciones clave son el retiro de las centrales a carbón (previsto para 2040), el mayor uso de fuentes renovables de generación eléctrica, la expansión de la electromovilidad en el transporte público y, más a futuro, el desarrollo de una industria local de hidrógeno verde.

'Es una oportunidad histórica de inversión sustentable para Chile, que tiene la posibilidad de generar energías limpias más costoeficientes del planeta. De hecho, según un estudio del Banco Mundial, la carbono neutralidad permitirá incrementar el PIB en 4,4% al 2050', destaca Schmidt.

El escenario mundial

Pero Chile es solo uno de los 197 países que deben lograr la carbono neutralidad. Y uno de los temas centrales de la COP25 de 2019 fue intentar que más países se comprometieran con esta meta; idealmente, al 2050. Si bien no todos se comprometieron, sí se logró que 121 asumieran esta tarea.

Para movilizarlos, fue clave la Alianza por la Ambición Climática, liderada por Chile desde septiembre de 2019. Como en las COP las decisiones se toman solo si se logra la unanimidad de los países, esta alianza permitió involucrar y destacar a aquellos que decidieron elevar sus compromisos.

Pero uno de los aspectos más valiosos de la alianza es que se abrió a más actores, como gobiernos locales, ciudades, empresas, universidades y conglomerados financieros. Para sumarlos a la carbono neutralidad, tiene un rol clave el high-level champion de la COP25, Gonzalo Muñoz, quien ha trabajado de la mano con Nigel Topping, high-level champion de la COP26 que se realizará en noviembre en Glasgow, para dar continuidad a las acciones en los preparativos de este encuentro.

Actualmente, los dos champions, en el marco de la Alianza por la Acción Climática, están movilizando fuertemente tres campañas: Glasgow Financial Alliance for Net Zero, Race to Resiliance y Race to Zero. Esta última es la que apunta directo al compromiso de los actores no estatales con la carbono neutralidad al 2050.

'Pasamos de tener cero compromisos el año 2019, cuando recién lanzamos, a tener hoy en actores no estatales aproximadamente un 20% del PIB del mundo ya comprometido. Cuando eso lo sumamos a los compromisos de los Estados, ya estamos sobre el 75% del PIB del mundo comprometido con la carbono neutralidad', subraya Muñoz.

Los puntos de quiebre

Según explica, Race to Zero definió 'puntos de quiebre' al año 2030 para 30 sectores de la economía como retail, moda, vehículos livianos, aviones, barcos, cemento, acero, comida, océanos, entre otros, con el objetivo de que al menos un 20% de los principales actores de cada uno de esos sectores se sume con acciones concretas que permitan acelerar la trayectoria de descarbonización de su sector. Por ejemplo, que los fabricantes de autos comprometan una fecha en la cual van a dejar de construir vehículos de combustión interna.

'Estamos impulsando que se sumen y se comprometan a algún tipo de cambio en formas, tecnologías, en prácticas, para que la curva de descarbonización pase de una curva lineal a una curva exponencial. Nuestro compromiso es llegar a Glasgow con al menos 10 de estos 30 sectores habiendo cruzado el punto de quiebre y que al menos el 20% de las grandes empresas de cada sector hayan cambiado la trayectoria, porque sabemos que eso genera un efecto dominó', dice Muñoz.

Destaca que hay sectores más avanzados, como el de generación eléctrica, la minería y algunas empresas automotrices de nivel mundial que se han comprometido con dejar de producir motores de combustión interna, incluso antes de 2030. De hecho, la Unión Europea anunció este 2020 que en 12 años dejará de permitir la venta de autos que funcionen con combustibles fósiles.

Sin embargo, Muñoz afirma que otros rubros están más retrasados, como la industria del petróleo, el acero, la aviación y el transporte marítimo.

Otro elemento que está incidiendo en mayor compromiso con la meta es el cambio de postura de Estados Unidos. Con la nueva administración, la potencia volvió al Acuerdo de París y a comprometerse con bajas significativas de emisiones, lo que es clave dado que es uno de los mayores emisores del mundo. Esto alimenta esperanzas entre los expertos.

'Es claro que Estados Unidos está de vuelta en el mundo del cambio climático, y ya se está planteando como un líder. De hecho, está volviendo a buscar alianzas con China para tener metas más ambiciosas; es la forma de seguir avanzando', asegura Rudnick.

Recuadro
- El mecanismo de los bonos de carbono

Uno de los acelerantes para la carbono neutralidad es el denominado 'mercado del carbono', que permite que los países desarrollados movilicen recursos a los que están en vías de desarrollo para que construyan proyectos que reduzcan sus emisiones. Generar reglas justas para determinar su funcionamiento, el famoso artículo 6º del Acuerdo de París ha sido el punto pendiente en las negociaciones de las COP desde 2015.

'Estamos todos esperando que el artículo 6° se firme en Glasgow y que eso fije las condiciones de mercado para que los países puedan transar sus emisiones y, por lo tanto, puedan equilibrar emisiones versus capturas, y que eso se haga con los mayores niveles de credibilidad, accountability y transparencia', dice Gonzalo Muñoz.

Sin embargo, también destaca que este mercado no debe ser la única estrategia para la carbono neutralidad: 'Todos debemos contribuir de manera urgente a aumentar la capacidad de captura, todos debemos contribuir a medir la externalidad de nuestras emisiones y buscar neutralizarlas. Lo más importante es reducir significativa y drásticamente nuestras emisiones de forma inmediata'.
Pie de pagina
CARLA FUENTES V. -