Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-09-23
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A8
Sección:   Vida - Ciencia - Tecnología
Centimetraje:   23x27

Pie de Imagen
No estar sentada más de cuatro horas seguidas y, en cambio, levantarse y caminar por algunos minutos es una de las recomendaciones de los expertos para evitar el aumento de esta sintomatología.
Estudio realizado en EE.UU. con personas de entre 45 y 55 años:
Una conducta sedentaria aumenta la recurrencia de los bochornos en la menopausia
El Mercurio
Mientras mayor es el tiempo que las mujeres pasan inactivas, aparece de forma más recurrente el síntoma, el cual se asocia a un mayor riesgo de eventos cardiovasculares, como infartos. Además de hacer ejercicio, levantarse para caminar unos minutos durante el día es clave.
Si bien se sabe que la falta de actividad física tiene varias consecuencias para la salud, ahora un grupo de científicas acaba de descubrir que este comportamiento también empeora los síntomas de la menopausia, específicamente los llamados 'bochornos'.

Investigadoras del Smith College (EE.UU.) realizaron un estudio con el cual concluyeron que el sedentarismo aumenta la recurrencia de este síntoma, uno de los más comunes durante la menopausia (se estima que afecta al 80% de las mujeres en este período) y que altera la calidad de vida de estas.

Los resultados se presentaron ayer en la reunión anual de la Sociedad Norteamericana de Menopausia que se realiza esta semana en Washington.

El problema es que los bochornos no solo pueden representar incomodidad para quienes los experimentan, sino que se han asociado a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, como accidentes cerebrovasculares e infartos.

Así lo explica Mauricio Fernández, cardiólogo de Clínica Alemana. 'Efectivamente, hay varios estudios que vinculan una mayor ocurrencia de bochornos durante la menopausia con un aumento de riesgo cardiovascular. Por eso suponemos que este trabajo buscó entender la relación entre el sedentarismo y presentar más veces este síntoma, lo cual es muy importante'.

Los hallazgos son relevantes para Chile, si se considera que el 90% de las mujeres del país son sedentarias, según la más reciente Encuesta Nacional de Salud (2017).

Para la investigación presentada ayer, las científicas reclutaron a 66 mujeres de entre 45 y 55 años, a quienes se les midió la recurrencia de bochornos y su tiempo de comportamiento sedentario durante 24 horas y varias veces a la semana.

Al final, los resultados arrojaron que el tiempo de sedentarismo se relacionó con la presencia de más bochornos nocturnos.

Mientras mayor era el tiempo que las participantes estuvieron inactivas, hubo una mayor recurrencia de este síntoma, dijeron las autoras.

Presión y peso

'Dado estos resultados, los profesionales de la salud deben revisar el nivel de actividad física y las rutinas diarias de las pacientes cuando se analizan sus opciones de tratamiento', comentó sobre la investigación Stephanie Faubion, directora médica de la Sociedad Norteamericana de Menopausia.

Los especialistas entrevistados coinciden en que no están claros los mecanismos que explican una conducta sedentaria con más apariciones de bochornos, pero creen que las consecuencias de la inactividad física, como una mayor presión arterial y un mayor peso corporal, tendrían relación con la mayor recurrencia del síntoma.

'Las mujeres más sedentarias también van a tener un mayor índice de masa corporal, mayor índice de sudoración y mayor sensación de sofoco, y eso podría tener una relación. Este trabajo nos da luces de que el sedentarismo provoca más bochornos, pero aún no está establecido por qué', comenta Rodrigo Macaya, ginecólogo de Clínica Las Condes.

Los entrevistados creen que un mensaje muy relevante es la importancia de incluir el ejercicio físico en la rutina diaria. 'Lo importante acá es que las mujeres hagan actividad física, sobre todo al entrar a la menopausia, cuando además se sabe que se acumula más grasa visceral', comenta Macaya.

Y añade: 'Esto no significa correr una maratón, pero sí hacer ejercicio moderado, lo cual es muy bueno para la función cardiovascular y además para reducir el riesgo de osteoporosis. La mujer que se mueve más tiene menor riesgo de fracturas, por ejemplo'.

Por otro lado, los médicos añaden que es clave evitar mantenerse muchas horas seguidas en reposo.

'La conducta sedentaria se puede definir como el tiempo que paso sentado frente a una pantalla o un escritorio', comenta Fernández.

'Entonces, la idea es estar sentado menos de cuatro horas seguidas al día. Además del ejercicio físico de al menos una hora diaria, es importante levantarse y caminar unos minutos para prevenir la presencia de bochornos' , puntualiza el médico.

Recuadro
- "El ejercicio es muy importante para las mujeres a toda edad, pero más en la menopausia, cuando aumenta la grasa visceral y con ello el riesgo cardiovascular'. Rodrigo Macaya. Ginecólogo de Clínica Las Condes.
Pie de pagina
JANINA MARCANO-