Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-11-21
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   C12
Sección:   Nacional
Centimetraje:   20x27
Actualmente, en el país más de 2.400 pacientes aguardan para recibir un órgano:
La pandemia sigue golpeando cifras de trasplantes y se abultan las listas de espera
El Mercurio
La cantidad de trasplantes aún está muy por debajo de los mejores números alcanzados durante 2019. En la UC implementaron las intervenciones con donante vivo para aumentar el número de estas.
La tasa de donación de órganos y tejidos en Chile durante 2019, el mejor año del que se tenga registro en la materia, fue de 10 personas por un millón de habitantes, la cual si bien significaba un aumento considerable, es baja al compararla con países como España, donde es cercana a 50 por millón.

En 2020, debido a la pandemia, este indicador bajó a 7,4 donantes por cada millón. Además, los programas de trasplantes se detuvieron, dada la imposibilidad de contar con espacios en los cuales se resguardara al paciente intervenido frente a un eventual contagio.

El resultado ha sido el abultamiento de la lista de pacientes que esperan por un órgano, donde ya hay más de 2.400 personas.

Actualmente, el grupo más extenso está conformado por quienes aguardan por un riñón (más de 2 mil), mientras que más de 160 requieren un hígado, 46 un pulmón, 26 un páncreas y 17 un corazón.

Y si bien se esperaba que este año, con el mejoramiento de las condiciones epidemiológicas, aumentaran el procuramiento y los trasplantes, las cifras han seguido empeorando: solo 306 trasplantes se habían realizado hasta noviembre. A la misma fecha, el año pasado (que ya había anotado una caída) iban 311, mientras que en 2019 se habían hecho 498.

José Palacios, jefe del Centro de Trasplantes de Clínica Alemana, advierte que pese a la mejoría de la pandemia en los últimos meses, 'si miramos en términos globales lo que ha pasado este año, todavía no notamos que haya habido una recuperación (…). El año pasado y en los primeros meses de este año, cuando todavía estábamos con medidas bastantes restrictivas, en cifras globales el número de trasplantes era cerca de un 25% menor que en 2019, que fue el mejor año de la historia, con cifras buenas para nuestra realidad local, pero muy por debajo de los ejemplos internacionales exitosos'.

Martín Dib, director del Instituto de Trasplantes UC, asegura que 'a distintos centros les ha afectado la pandemia de diferente manera. Por ejemplo, los centros públicos han estado absolutamente colapsados y ha sido muy difícil mantener la cantidad de trasplantes y algunos centros privados también se han dedicado más a otras patologías, porque hay muchos pacientes postergados, por ejemplo, con cáncer. En la UC, el escenario incluso con la pandemia ha sido favorable, principalmente porque hemos hecho un esfuerzo tremendo. Ha sido muy difícil mantener, por ejemplo, la disponibilidad de camas UCI, de transfusiones de sangre, y una serie de cosas logísticas que se han hecho mucho más difíciles'.

Donante vivo

Una de las estrategias que ha implementado la UC para mantener un alto ritmo de operaciones, incluso ante el bajo número de donantes, son los trasplantes de donante vivo. Esto ha permitido ser el centro del país que realiza más trasplantes hepáticos, con más de 50 al año, lo que representa casi la mitad de este tipo de intervenciones a nivel nacional.

Elvira Pérez donó este año la mitad de su hígado a su hermana Alejandra, quien tiene una hepatitis autoinmune que la mantuvo muy delicada por meses. Ante la falta de un donante, y en vista de que empeoraba cada día, la decisión de Elvira le salvó la vida a la mujer, que hoy se recupera de manera favorable.

'Es un proceso largo igual, un montón de entrevistas con doctores y durante el proceso sentía muchas cosas. Por un lado, me sentía muy nerviosa por no saber qué iba a pasar, pero a la vez contenta, porque iba a poder ayudar a mi hermana, porque ella estaba cada día peor. El doctor me dijo que, literalmente, le estaba salvando la vida a mi hermana', comenta Elvira.

Dib sostiene que esta cirugía fue posible ya que 'empezamos un programa donde un familiar le dona la mitad del hígado al receptor, y esa mitad del hígado donado regenera hasta un 100% dentro de seis semanas, y la mitad que le queda al donante también regenera hasta el 100%'. Con esto, esperan disminuir la tasa de mortalidad que tienen los pacientes en lista de espera por un hígado, que llega hasta el 35%.

Recuadro
- "A distintos centros les ha afectado la pandemia de diferente manera. Los centros públicos han estado absolutamente colapsados y ha sido muy difícil mantener la cantidad de trasplantes'. Martín Dib, Director del Instituto de Trasplantes UC

- "Si miramos en términos globales, todavía no notamos que haya habido una recuperación'. José Palacios, Jefe del Centro de Trasplantes de la Clínica Alemana
Pie de pagina
Max Chávez-