Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-11-30
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   A10
Sección:   Vida - Ciencia - Tecnología
Centimetraje:   30x28

Pie de Imagen
El astronauta Raja Chari, al centro en una imagen al interior de la Estación Espacial Internacional (EEI), contestó doce preguntas de los estudiantes de Temuco.

Uno tras otro , los alumnos del Colegio Pumahue leyeron sus preguntas.

La actividad se realizó al interior del gimnasio con un aforo reducido. Afuera, una pantalla gigante permitió al resto de los estudiantes del colegio seguir el diálogo espacial.

Los equipos utilizados por el Radio Club Temuco, que permitieron el contacto.
Se prepararon catorce meses para este hito:
Alumnos de Temuco hablaron con un astronauta de la Estación Espacial Internacional
El Mercurio
Un breve contacto permitió que doce niños del Colegio Pumahue le preguntaran al comandante Raja Chari sobre las actividades que realiza en órbita, cómo se comunica con la Tierra y cómo responde su cuerpo a la falta de gravedad.
Solo seis minutos bastaron para que los alumnos del Colegio Pumahue de Temuco pudieran hacer sus preguntas al astronauta estadounidense Raja Chari, quien viajó al mando de la última misión de SpaceX que despegó el pasado 11 de noviembre rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI).

El contacto se produjo a las 11:55 de ayer, momento en el cual la EEI pasaba sobre Temuco a una velocidad de 27.600 kilómetros por hora.

El silencio nervioso con que los asistentes al gimnasio del colegio esperaban el enlace se rompió cuando resonó por los parlantes la voz del astronauta: 'November Alpha One Sierra Sierra', que es la matrícula de radioaficionado que identifica a la estación espacial. Tras confirmar el contacto, el gimnasio estalló en aplausos.

Rápidamente los estudiantes hicieron sus preguntas uno tras otro. El primero fue Carlos, de cuarto básico, quien le preguntó '¿qué estás haciendo en la actual misión?'. El astronauta le respondió que entre las cosas que hacía hay cerca de 300 experimentos. Le siguió Victoria, que preguntó dónde iba a parar la basura que producen. 'Nuestra basura va en cajas y bolsas que mandamos en una nave de carga que se quema en la atmósfera'.

Joaquín quería saber cómo luce la Tierra desde el espacio. 'Se parece un poco a una canica, podemos ver el sol y el amanecer cada 45 minutos', le respondió Chari.

Así, el astronauta fue contando que era difícil estar lejos de su familia, pero que podía hablar por teléfono y, una vez a la semana, hacer una videollamada. O que cuando se regresa del espacio el astronauta se siente cansado y adolorido, le duele la espalda, pero tras dos semanas se recupera, entre otras cosas.

Larga preparación

El profesor de inglés Rodrigo Correa, a cargo de la actividad, dice que el contacto espacial fue la culminación de catorce meses de preparación. 'Fuimos atrevidos en la cantidad de preguntas que planteamos. Alcanzamos a hacer doce y teníamos cuatro de reserva', cuenta.

Los alumnos, de cuarto a segundo medio, fueron seleccionados tras un concurso interno. Joaquín, de cuarto básico, que preguntó sobre cómo se ve la Tierra desde el espacio, estaba emocionado. 'Esta oportunidad no se presenta dos veces en la vida; es algo muy emocionante'.

Mario Orio, del Radio Club de Temuco, fue uno de los puntales técnicos. Con otras tres personas monitorearon el trayecto de la EEI en sus computadores y realizaron el enlace en el momento preciso. Días antes instalaron una antena en el techo del gimnasio que permitió la proeza.

'Pusimos una antena direccional, que tienen un rotor que sigue en todo momento a la estación espacial. En todo su trayecto sobre Temuco se tardó 11 minutos, pero el tiempo en que pudimos comunicarnos fue menor', aclara.

Orio cuenta que cualquier colegio puede postular a una experiencia similar. 'Solo tienen que asociarse con un radioclub local', aclara.

El proyecto se enmarca dentro de ARISS (Radio Amateur en la Estación Espacial Internacional), una organización que promueve el contrato entre estudiantes y astronautas de la EEI. Anualmente cerca de 25 colegios en todo el mundo lo logran.

'En el colegio nos preguntaron qué queríamos preguntarle a un astronauta. Se me vinieron varias cosas a la mente, pero una de ellas era cómo se comunicaban con la Tierra. Lo traduje y quedé seleccionada, no lo esperaba', dijo Amada Zablah, de octavo básico.

Franklin Ávila, rector del Colegio Pumahue de Temuco, cree que haber logrado el contacto fue un hito espectacular. 'Esto es parte del aprendizaje basado en proyectos y estamos seguros de que esto va a quedar en la memoria de nuestros estudiantes para siempre'.

Antes, solo dos establecimientos educacionales chilenos habían logrado hablar con astronautas de la EEI. 'Pero lo hicieron con un puente, el contacto radiofónico se hacía desde otro país y ellos llamaban por teléfono. Es primera vez que nos conectamos directamente por radio cuando la estación pasa por sobre nuestras cabezas', agrega Orio.

'Hacer este contacto permite que los niños sientan que no hay sueños imposibles y que un día pueden hablar con un astronauta, pero también podrían construir un satélite. Lo mejor de todo es que esto se haga desde La Araucanía, ya que la ciencia tiene que llegar a todas las regiones, y tiene que ser para todos y todas', enfatiza la científica Olga Barbosa, seremi de Ciencia de la macrozona sur.

Recuadro
- En directo

Para llegar a más personas, la actividad fue transmitida en vivo por YouTube. Antes del contacto, el científico Patricio Galeas y el comandante Roberto Silva (de la FACh y del equipo Futuro del Ministerio de Ciencias) hablaron sobre astroingeniería y el sistema nacional satelital, respectivamente.

El evento quedó disponible en https://youtu.be/bu8cOqCmpSk.
Pie de pagina
Alexis Ibarra O. Enviado especial-