Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-12-07
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   28
Sección:   Suplemento - Energia Eolica 20 Años En Chile
Centimetraje:   33x23
LAS BUENAS PERSPECTIVAS DEL SECTOR EÓLICO EN EL PAÍS
El Diario Financiero
Con más de una decena de parques para la producción de energía a partir de los fuertes vientos que existen en Chile, la generación eólica está jugando un rol preponderante en la diversificación de la matriz nacional, que muy pronto podría ser carbono neutral.
Este año, el gobierno actualizó la Política Energética Nacional: para 2030 la ambición del Ministerio de Energía es que las energías renovables representen el 80% de la matriz. A agosto de 2021, el sistema local contaba con una capacidad instalada de 28.495 MW, de los cuales un 53,3% correspondía a fuentes renovables.

Las energías hidráulica (24%) y solar (17,8%) ocupaban los dos primeros lugares, mientras que en tercer puesto se encontraba la eólica, con un 9,9% y con 20 años de historia en Chile y un aumento sostenido en la participación del mapa energético del país: hace cinco años, este tipo de generación llegaba solo al 3,1% del total. Según el director de Estudios de la Asociación de Energías Renovables (Acera), Darío Morales, la energía eólica es indispensable para cumplir con las metas de descarbonización que se autoimpuso Chile.

Según un estudio encargado por Acera a la consultora SPEC, 'para retirar de manera costo-efectiva las centrales a carbón al año 2030, se requiere la instalación de al menos 10 GW en centrales eólicas en los próximos ocho años. Esto nos muestra que la energía eólica deberá seguir jugando un rol central', señala.

De hecho, según datos del Ministerio de Energía, los proyectos de generación programados para este año contemplaban 94 iniciativas, con un monto de inversión global de US$ 10.451 millones y 6.016 MW de potencia instalada, de los que 1.813 MW correspondían a energía eólica.

Uno de los proyectos más destacados es el Parque Eólico Horizonte, en Taltal, desarrollado por Colbún. Con una entrada en operación programada para 2024, es considerado el mayor parque de América Latina y tendrá una capacidad de 778 MW, con una inversión de US$ 850 millones. Contempla la instalación de 140 aerogeneradores y una generación media anual de 2.400 GWh, equivalente al consumo de más de 700 mil hogares.

Una de las regiones líderes en esta tecnología es la de Atacama, donde la comuna de Freirina destaca por su matriz 100% renovable y 100% basada en energía eólica. 'Solo este año aportó el 27% de la energía eólica total producida en Chile', afirmó el subsecretario de Energía, Francisco López, durante una visita técnica al complejo eólico Cabo Leones de esa localidad.

Oportunidades

Para el director del Laboratorio de Geociencias de la Universidad de Aysén, Cristian Mattar, la energía eólica tiene múltiples ventajas. Una de las más atractivas, sin embargo, es su potencial de expandirse hacia los océanos.

'Hoy en día la energía marina permite incorporar aerogeneradores de potencias equivalentes a 10 o 12 MW, es un área que está en mucha expansión y, además, permite configurar escenarios de extracción híbrida como eólica, mareo y undimotriz', afirma.

En la actualidad, los aerogeneradores marinos se componen de torres flotantes, por lo que su limitación a estar anclados a una superficie cada día está disminuyendo. 'Chile, en ese sentido, tiene una importante ventaja comparativa y competitiva con los otros países de la región, ya que puede permitir la extracción en vastas zonas marinas para inyección al territorio nacional y exportar energía.

Solo Brasil supera a Chile en esta brecha de estimación del potencial eólico marino y su aprovechamiento', comenta el investigador.

En este contexto, Cristian Mattar cree que Chile debe aprovechar todo el potencial eólico marino para desarrollar tecnología en esta área. Los retos apuntan al marco legal que aún no permite una tan rápida implementación.

Por otra parte, el desarrollo del hidrógeno verde (H2V) es otra alternativa que podría ayudar a lograr la carbono neutralidad en Chile, ya que -tal como explica Daniela Sepúlveda, académica del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad de Las Américas (UDLA)- es portador de energía no contaminante que se obtiene a través de la electrólisis del agua.

'El hidrógeno verde utiliza electricidad proveniente de energías renovables como la eólica o solar y puede reaccionar con el oxígeno (oxidación) para producir calor y/o electricidad sin producir CO2', dice la académica, y resalta que los fuertes vientos que circulan en Chile podrían convertir al país en un gran generador de H2V.

Recuadro
9,9% DE LA CAPACIDAD ENERGÉTICA INSTALADA EN CHILE CORRESPONDE A ENERGÍA EÓLICA.
Pie de pagina
POR FABIOLA ROMO-