Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2021-12-12
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   26
Sección:   
Centimetraje:   31x22
COMO CUIDO MIS LUCAS
¿PENSANDO EN INVERTIR EN OPCIONES? TODO LO QUE DEBES SABER PARA ENTRAR A ESTE NEGOCIO
DFMas
A diferencia del mercado accionario, en que uno compra acciones y las mantiene por un tiempo indeterminado, en las opciones los plazos y las fechas de vencimiento son claves para hacer la ganancia o pérdida. Es como comprar los papeles, pero hay que moverse más rápido. Por eso, es considerada una inversión de alto riesgo
Ha pasado poco más de un año desde que la Bolsa de Santiago se sumó a la tendencia global del mercado de opciones, una alternativa que permite apostar por otro tipo de inversión, centrada principalmente en vencimientos y plazos fijos. Según la propia Bolsa, este tipo de mercado consiste en "la negociación de contratos de opciones estandarizados sobre activos subyacentes en sus sistemas, los que serán compensados y liquidados en una contraparte central, conforme a lo definido en sus respectivas normas de funcionamiento". "Al comprar opciones estás comprando el derecho a comprar o vender algo en el futuro. No te estás obligando a nada y eso es bueno. Por otro lado, si vendes opciones, ahí el escenario es más complejo y podrías asumir riesgos muy grandes", explica el socio de DVA Capital, Francisco Verdugo. Así, de acuerdo a la propia Comisión para el Mercado Financiero (CMF), este tipo de inversión está dirigida a "personas que buscan cubrirse de riesgos financieros y a inversionistas dispuestos a asumir riesgos a cambio de una probable ganancia". Tipos de opciones Lo primero que tienes que saber, es que el mercado de opcio nes en Chile se divide actualmente en tres categorías: acciones, S&P IPSA y dólar estadounidense. La primera de éstas se basa en los papeles con mayor liquidez dentro de la Bolsa de Santiago: Enel Americas, SQM-B, Banco Santander, Banco de Chile y Falabella. En este caso, existen opciones tipo call (compra) y put (venta), bajo el estilo "americano", es decir, que pueden ser ejercidas en cualquier momento entre el día de la compra y el día de vencimiento, ambos inclusive. En cambio, las opciones sobre el dólar y S&P IPSA, principal índice de la plaza local, son "europeas", o sea, que solo podrán ser ejercidas al vencimiento del contrato. "Complementando lo anterior, hay opciones de distintos plazos, pero en general no suelen superar el año. Naturalmente hay opciones más largas pero no lo son tanto como un instrumento que tiene una visualización de mediano plazo como un bono", detalla el economista y socio de PKF Chile, Héctor Osorio. "Al comprar opciones estás comprando el derecho a comprar o vender algo en el futuro. No te estás obligando a nada y eso es bueno. Por otro lado, si vendes opciones, ahí el escenario es más complejo y podrías asumir riesgos muy grandes", explica el socio de DVA Capital, Francisco Verdugo.

¿Cómo entrar?
Desde Chile, la opción más fácil (y regulada) es a través de una corredora de bolsa o plataformas de trading, los cuales, de acuerdo a la Bolsa de Santiago, pueden intermediar valores a nombre de sus clientes, firmando previamente el respectivo Contrato de Condiciones Generales entre ambos. En esta línea, el primer paso para contratar o invertir en una opción es dirigirse a uno de estos intermediarios de valores, y consultar sobre los requisitos, ya que existe la posibilidad de que soliciten condiciones u obligaciones adicionales. "Para adquirir una opción de compra o venta es necesario hacer un desembolso inicial (que se denomina "prima de la opción"), cuyo valor depende, fundamentalmente, del precio que tenga en el mercado el activo que es objeto del contrato, de la variabilidad de ese precio y del período de tiempo entre la fecha en que se firma el contrato y la fecha en que éste expira", explica en su sitio web la CMF. Ahora bien, a diferencia del mercado de acciones, caracterizado por una inversión a largo plazo, el de opciones es lo contrario, por lo que el momento de cuando retirarte o no seguramente estará dentro de las condiciones de cada trato. "Las opciones, como todos los derivados financieros, son instrumentos que tienen la característica de ser efímeros, es decir al contrario de las acciones e incluso de los bonos, son instrumentos que tienen una fecha de caducidad", explica Osorio.

¿Cuánto cuesta?
Depende, del tipo de activo, así como de las condiciones establecidas en el contrato de compraventa, y el periodo en el que se realiza la liquidación. Por ejemplo, desde PKF, destacan dos costos: el de acceso, que es la comisión que cobra el intermediario que, dependiendo de los volúmenes que se tracen, puede estar entre 0,5% y 2% del valor de la compra; y el valor del instrumento como tal. "Ese valor dependerá de la naturaleza del subyacente sobre el cual se emita la opción. Por ejemplo, si yo quiero comprar opciones sobre el petróleo, eso tendrá un determinado precio, que será distinto a las opciones del cobre", explica Osorio. En este sentido, Verdugo agrega que, si bien los corredores de bolsa cobrarán una comisión, adicionalmente hay que sumar el valor de la prima que se debe pagar si uno quiere comprar una opción call o put. "La determinación del valor de las primas depende de varios factores técnicos, entre ellos el precio actual del subyacente de la opción. Antes de entrar en este tipo de contratos hay que tener un amplio conocimiento del mercado y los riesgos que conlleva. Mi recomendación sería que no ocupes opciones a menos que le dediques mucho tiempo a entenderlas muy bien", añade. "Las opciones, como todos los derivados financieros, son instrumentos que tienen la característica de ser efímeros, es decir al contrario de las acciones e incluso de los bonos, son instrumentos que tienen una fecha de caducidad", explica el socio y economista de PKF Chile, Héctor Osorio.

Impuestos
Además de los cobros de intermediación por el servicio prestado, es necesario aclarar que este tipo de compra o inversión no está sujeta generalmente a impuestos, siempre y cuando los montos no sean tan elevados. No existe un impuesto específico por adquirir títulos, en este caso por adquirir acciones. Sin embargo, aquella persona que tenga fuertes retornos se verá enfrentada a impuestos a la renta, detalla Osorio. "Las rentas provenientes de derivados, incluyendo las primas de emisión, se considerarán como rentas, por lo tanto hay que considerarlo a la hora de evaluar este tipo de inversiones", añade Francisco Verdugo.
Pie de pagina
RAFAELLA ZACCONI-