Nex Prensa Electronico
Pais:   Chile
Fecha:   2022-01-20
Tipo:   Internet
Sección:   Consumo
URL:   Link
Autor:   Por: Camila Bohle S. -
Distribuidor de alimentos sudafricano sube su apuesta por el país y adquiere nuevo negocio en La Serena
Df.cl
Bidfood, que tiene clientes como Unifood y G&N Brands inició un plan de expansión a nivel nacional para aumentar la capacidad de su servicio con cinco nuevos centros de distribución para 2022.

Bidfood, empresa Sudafricana con presencia en más de 50 países, y que está en Chile desde el 2012 a través de la distribución de alimentos en el canal horeca (restaurantes, casinos y cocinas oscuras) está apostando por crecer con fuerza este 2022 en el mercado nacional.

La compañía, que tiene en la cartera de clientes a Unifood (Pedro, Juan & Diego, Pollo Stop y Savory) y G&N Brands (Doggis, Tommy Beans y Juan Maestro), y que compiten en la industria con actores como ICB Food Service, dio inició a un plan de expansión invirtiendo más de US$ 14,5 millones para aumentar la capacidad de su servicio en cuanto a sus actuales centros de distribución en distintas regiones, además de construir nuevas sedes.

Así lo detalla Gabriel Abramovicz, director ejecutivo de Bidfood Chile, quien comenta que en la actualidad cubren todo el país a través de ocho centros de distribución, mientras que a nivel logístico cuentan con más de 150 camiones con multitemperatura que recorren más de 80 comunas todos los días.

Ahora, la estrategia apunta a inaugurar entre marzo y agosto de este año cinco instalaciones nuevas, más específicamente en Antofagasta, Concepción, Temuco, La Serena y Punta Arenas, y que tendrán un tamaño que bordea los 3 mil a los 4 mil metros cuadrados.

A la par de este plan, la firma también basa su modelo de negocio en comprar empresas que tengan alguna ventana estratégica para su operación. De este modo, en diciembre del año pasado adquirieron Insupan, un negocio que nació hace 17 años en La Serena y que está enfocado a la venta de alimentos para el canal horeca y que hoy forma parte de la propiedad de Bidfood.

"Nosotros estamos abasteciendo la tercera y cuarta región desde Santiago. Teníamos que ir dos veces a la semana con una flota, lo cual implicaba un esfuerzo importante. Entonces lo que hicimos fue sumar nuestra operación desde Santiago, más la compra de esta empresa, y con eso ya justificar un tamaño que nos permitiera invertir en un centro de distribución local. Así, a partir de la fusión de estas dos operaciones, podremos seguir proyectando a nivel regional nuestro negocio tanto en la tercera como cuarta región", detalla Abramovicz.

Con todos estos procesos, Bidfood Chile está proyectando facturar US$130 millones entre junio de 2021 a julio de 2022. El ejecutivo señala que si bien esto considera ser un gran crecimiento frente al año pasado, la base de comparación es baja debido a los efectos del Covid-19 en la industria, por lo que destaca que respecto al 2019 están duplicando el negocio.

Diversificación de canales
Uno de los sectores que vio caer sus ventas como consecuencia de la pandemia fue justamente el canal horeca, debido al cierre de los restaurantes, caída que también sufrió Bidfood.

"Al ser un distribuidor de food service el efecto que tuvimos en el 2020 fue brutal, nuestras ventas llegaron a caer un 70%, no sólo en Chile, sino que a nivel mundial, y esa situación nos tuvo con ese nivel por lo menos tres meses", recuerda el director ejecutivo de la compañía.

Bajo ese contexto, la empresa decidió, como una manera de generar recursos adicionales, diversificar sus canales de venta. Esto significó entrar al canal de carnicería, en el área de retail, para lo cual hicieron una alianza con Minerva, uno de los grandes actores de vacuno en Brasil. Así, esta firma traspasó parte de su operación en Chile y Bidfood instaló una fuerza de venta dedicada al mundo de las carnicerías y abastecer de vacuno, pollo y cerdo a ese canal.

De eso ha pasado más de un año, y en la actualidad el canal representa para la empresa un 21% de la totalidad de sus ventas. "Nos vino a aportar, muy oportunamente, una cantidad de ventas que no teníamos", dice Abramovicz.

Pero también ingresaron al canal tradicional, que está dedicado a la distribución y comercialización de productos para almacenes y minimarkets, una industria que cuenta con más de 70 mil puntos de venta a nivel nacional. Si bien este proyecto partió inicialmente como un piloto, en marzo de este año la firma lo expandirá a todo el país, de ahí que esperan que el canal represente alrededor del 40% de sus ventas en el mediano plazo.

Ahora bien, el ejecutivo comenta que la distribución a restaurantes, casinos y otras cocinas, sigue siendo esencial en la operación, y en un momento en que los casos por Covid-19 siguen aumentando en Chile, lo que podría conllevar nuevas restricciones a este sector, dice ser optimista por el desarrollo de este sector tras las herramientas que se han incorporado.

"En la medida que hay menos disponibilidad empieza a reflotar nuevamente los deliverys, y en eso la industria está mucho más preparada que cuando fue su implementación recién empezada la pandemia. Desde el punto de vista de la demanda, si no se da presencialmente, se debería derivar hacia el mundo del delivery. Todo apunta a que el efecto pudiera ser no tan fuerte", señala.

Para ello, también dentro del canal horeca, implementaron una división que se llama Canal Urbano, un concepto de venta digital hacia todo el mundo de los food trucks.