Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2022-02-13
Tipo:   Suplemento
Página(s):   9
Sección:   Suplemento
Centimetraje:   17x25
Modelo sostenible
Descarbonización como eje central
La Tercera - Ediciones Especiales
El desarrollo de proyectos de energía limpia juegan un rol relevante en este ambicioso plan.
Según cifras del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), a nivel global desde el año 2010 las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado en promedio 1,3% año a año, siendo el año 2019 el que mayor incremento tuvo.

En ese sentido, los países que se propongan una recuperación económica que contemple una descarbonización de la matriz energética sí podrán contribuir a la disminución de emisiones. Y sobre eso Chile va pasos adelante hacia la carbono neutralidad proyectada hacia el año 2050 de la mano del Plan Retiro del Carbón, eje estratégico que lidera el Ministerio de Energía. En 2019 se acordó cerrar todas las centrales de carbón en el país al año 2040, calendario que se ha ido acelerando y que considera el cierre del 50% de las centrales en 2025.

Sin embargo, el retiro del carbón de la matriz energética supone la incorporación de nuevas energías limpias. Según datos de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (ACERA), durante el 2021 la capacidad instalada de las ERNC alcanzó 11.400 MW, es decir un 36,7% del total instalado en el país. A su vez, se contabilizaron 169 proyectos en construcción que incorporarán un total de 4.500 MW.

Por otra parte, se estima que para lograr la carbono neutralidad al 2050, la eficiencia energética aportará con un 35% en la disminución de emisiones de gases. De esa manera, la Ley de Eficiencia Energética permitirá una reducción de 28,6 millones de toneladas de CO2. La normativa permite institucionalizar la eficiencia energética e implementar estándares como la gestión energética de grandes consumidores. Por ejemplo, según datos del PNUMA, en el mundo la industria de la construcción representa cerca de un 40% del consumo de energía, y el mayor aporte en las emisiones de CO2, superando incluso al sector transporte.

Recambio a eléctricos

A nivel global, la industria del transporte (aéreo, marítimo y terrestre) produce el 14% de las emisiones de CO2. En esa línea, frente el desafío de alcanzar la carbono neutralidad al 2050, la electromovilidad contribuiría en un 20% en la reducción de emisiones en el país.

Chile se comprometió a que el cien por ciento del transporte público sea eléctrico al año 2040, y para ese objetivo, ya se están implementando iniciativas. Una de ellas el Programa Mi Taxi Eléctrico, que entregó un cofinanciamiento de hasta $8.000.000 para el recambio de un taxi básico a uno eléctrico.
Pie de pagina
Por: Germán Kreisel-