Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2022-05-24
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   B5
Sección:   Economía y Negocios
Centimetraje:   23x26

Pie de Imagen
En la imagen, una representación de lo que sería el proyecto que construirá Echeverría Izquierdo en la comuna de Conchalí. Se trata de dos edificios que suman unos 300 departamentos.
Partirá con la construcción de edificios en San Miguel y Conchalí, a los que se sumaría otro en Independencia:
Echeverría Izquierdo entra al negocio de renta residencial con planes por US$ 70 millones
El Mercurio
Los proyectos comenzarían a levantarse este año e involucran cerca de 700 departamentos. La compañía estudió este mercado en EE.UU. antes de tomar la decisión de incursionar directamente en él.
Echeverría Izquierdo, una de las constructoras e inmobiliarias más grandes del país, decidió ingresar al negocio de renta residencial o multifamily, es decir, al desarrollo de edificios destinados en su totalidad al arriendo y que están en manos de un solo controlador. 'Esta idea venía desde hace tiempo, nos habíamos estado preparando y estudiando el mercado', comenta Raimundo Cruzat, gerente general en Echeverría Izquierdo Soluciones Habitacionales. Incluso, cuenta que antes de dar el paso final para entrar a este rubro realizaron dos viajes a Estados Unidos a conocer el negocio en mayor profundidad. En ese proceso se reunieron con Greystar, firma estadounidense líder global en inversión, desarrollo y administración de viviendas en renta, con la cual la empresa chilena recorrió proyectos en diversas ciudades estadounidenses. Asimismo, en Chile, Echeverría Izquierdo conversó con fondos que operan en este sector y con administradores de edificios como Assetplan.

Tras unos cuatro años sondeando la opción de arribar a la renta residencial, la compañía optó por concretar sus intenciones con planes por US$ 70 millones que comenzarán en las comunas de San Miguel, Conchalí y probablemente Independencia, los que suman cerca de 700 departamentos de uno y dos dormitorio principalmente. Cruzat indica que el primer proyecto a desarrollar está en San Miguel, el que consiste en dos edificios que reúnen del orden de 245 departamentos. El de Conchalí —que está en la calle Nueva Central—, y que partirá posteriormente, también involucra dos torres que totalizarían cerca de 300 unidades habitacionales. Se trata de edificios 'amistosos con el entorno', señala el ejecutivo, con alturas de 13 a 14 pisos y en buenas ubicaciones. Respecto de la obra en Independencia, la firma aún debe decidir si se destinará a multifamily o se comercializará de la forma tradicional. De todos modos, es una torre de 180 departamentos. La intención de Echeverría Izquierdo es que todos estos edificios inicien su construcción durante este año para estar en condiciones de ser arrendados entre 2024 y 2025. 'Desde el punto de vista normativo, están despejados los riesgos', afirma Cruzat.

Lo anterior, agrega, es relevante para eventuales incorporaciones de socios al desarrollo de estas inversiones. Por ahora, los proyectos los está financiando directamente y sin aliados, pero el ejecutivo comenta que 'muchas veces los socios para este tipo de proyectos aparecen en la fase de construcción. Dependiendo de la naturaleza de los fondos de inversión, estos entran en distintas fases de las iniciativas'. En ese sentido, afirma que 'es probable que aparezcan opciones de asociarse, lo que veríamos con buenos ojos'. Consultado respecto de si los terrenos donde levantarán los edificios multifamily fueron adquiridos especialmente para este negocio o eran parte del inventario de suelo de la empresa, Cruzat precisa que no fue necesario buscar sitios específicos para este nuevo negocio, ya que los paños que poseen calzan con su estrategia tradicional —desarrollo y venta— o de renta residencial. Respecto del crecimiento del mercado de multifamily en Chile, el ejecutivo admite que las actuales trabas y mayor costo para adquirir una vivienda podrían acelerar el proceso de expansión de este rubro, pero sostiene que su auge no responde, en mayor medida, a la coyuntura.

Más bien, añade, el crecimiento de la renta residencial está ligado a la flexibilidad que otorga el arriendo, acorde a los estilos de vida de las generaciones de usuarios más jóvenes. 'La gente valoriza la flexibilidad, las personas viajan, se cambian de trabajo y requieren movilidad', puntualiza. Sobre la relevancia que tendrá este nuevo negocio para Echeverría Izquierdo, Cruzat afirma que 'la idea es mantener una proporción de nuestra actividad en renta residencial y se irá revisando según las condiciones de mercado'. Precisa que el modelo original considera que el multifamily represente el 15% de la actividad de la compañía, incluyendo el flujo de Perú y de los proyectos de integración social. Sin incluir estos dos últimos, sería el 30%. El backlog de proyectos de Echeverría Izquierdo, descontando los nuevos de renta residencial, suman US$ 350 millones en planes en ejecución, sin considerar otros terminados, pero con unidades por vender.

Recuadro
"La idea es mantener una proporción de nuestra actividad en renta residencial y se irá revisando según las condiciones de mercado'.

Raimundo Cruzat Gerente general en Echeverría Izquierdo Soluciones Habitacionales
Pie de pagina
Marco Gutiérrez V. -