Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2022-06-10
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   10
Sección:   Donde Vivir
Centimetraje:   29x22
Los alquileres subieron 18% y los postulantes deben acreditar más ingresos para adjudicarse una propiedad
Los sueldos que se exigen para arrendar departamento o casa: detalle por comuna
Las Últimas Noticias
Analistas inmobiliarios comentan que se usa cada vez más la modalidad de complementar la renta con la pareja para cumplir con el requisito.
El aumento en el precio de los arriendos, que marcó 18% al primer trimestre de este año respecto de 2021, tiene un efecto directo en la renta que necesita acreditar para alquilar una vivienda. Si sube la mensualidad, mayor monto tiene que acreditar el candidato. ¿Cuánto se necesita demostrar hoy de sueldo para una propiedad en el Gran Santiago? Lo mínimo, si se considera el promedio de los precios de arriendo, es tener ingresos por $949.825 para un departamento en Independencia, donde el precio promedio es de $316.608, según un reporte elaborado por Portalinmobiliario.com en base a los avisos publicados en la plataforma.

Por ejemplo, si busca un departamento en Santiago Centro, donde el promedio del arriendo es de $355.095, el postulante necesita demostrar ingresos por $1.065.284. Para arrendar en Maipú, requerirá $1.317.870 porque el precio de arriendo ahí es de $439.290. Para conseguir una casa los ingresos necesarios son mucho más altos. En San Bernardo, cuya media es de $503.098, se requiere una renta de $1.509.294; $1.843.203 si se quiere vivir en Puente Alto, donde el arriendo llega a los $614.401. Arrendar en Colina exige ganar más de $5.000.000.

El detalle se puede ver en la tabla que acompaña esta nota. Claudio Retamal, analista senior del área de estudios de Portalinmobiliario. com, comenta que siempre se pide a los candidatos demostrar que tienen ingresos que superen tres veces el valor del arriendo. 'Es una norma bien aceptada y que se asocia que los gastos de una persona en vivienda tienen que rondar el 30% de los ingresos. Es la fórmula que ocupan los bancos también para los créditos hipotecarios', precisa. Víctor Danús, gerente general de Prourbe Gestión Inmobiliaria, destaca que previo a la pandemia tenían casos en que los dueños pedían tener 3,5 veces el valor del arriendo. 'Eliminamos esa modalidad hace unos dos meses y aconsejamos el estándar de que la renta tiene que ser tres veces el arriendo, porque los precios han subido bastante y a las personas les cuesta más acreditar esa renta', señala. Retamal agrega que cuando el mercado no está muy dinámico y no es tan fácil arrendar una vivienda, el dueño está más dispuesto a ceder en cuanto a los requisitos de ingresos. 'Cuando hay una mayor demanda, eso no ocurre y el dueño tiene mayores opciones para elegir al que le parezca un buen candidato', sostiene.

Compartir ingresos

Este panorama detonó que sea cada vez más habitual ocupar la fórmula de complementar renta entre dos personas que van a vivir en la propiedad, es decir, que se suman sus ingresos para cumplir la exigencia. 'Siempre se ha podido el complementar renta, pero ahora se ve con mayor fuerza. Y los dueños están más dispuestos a aceptar que los arrendatarios lo usen. Aunque cuando uno le muestra una terna al cliente donde uno de los candidatos debe complementar, se ve más riesgoso frente a otro que no complementa', afirma Danús. Jorge Schjolberg, director comercial de la plataforma de administración de arriendo Knockit, explica que el 85% de los contratos de arriendo que han gestionado en lo que va del año utilizan la herramienta de complementar renta.

'Cumplir con los requisitos ha sido el gran problema en el último tiempo porque los sueldos han estado lejos de subir en línea con el precio de los arriendos, que aumentaron 18% el primer trimestre versus 7,4% en los salarios', dice. También se suman los ingresos de dos personas en casos en que si bien la persona puede cumplir con los ingresos, no tiene el requisito de trabajo estable por al menos un año. Por eso es cada vez más común encontrar parejas o familiares que complementen renta, según Schjolberg. Otro fenómeno que se está viendo es el de compartir departamento o tener roomies, donde personas sin parentescos deciden vivir juntas para compartir gastos. Danús indica que los propietarios se están abriendo a aceptar formalmente esta modalidad de arriendo, donde ambas personas quedan como titulares del alquiler y se hacen responsables de los gastos.
Pie de pagina
FRANCISCA ORELLANA-