Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2022-06-13
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   20
Sección:   El Día
Centimetraje:   20x23

Pie de Imagen
Sara Rebolledo vende sopaipillas en la esquina de Franklin con Chiloé.
'De aquí a dos semanas, cada una va a estar a $400', anticipa vendedora
En tres años las sopaipillas de carrito duplicaron su precio
Las Últimas Noticias
La guerra en Ucrania ha empujado al alza el valor de sus ingredientes: aceite, harina y gas.
Las sopaipillas de carrito ya no cuestan $150 la unidad, precio casi estándar antes del estallido, la pandemia y la inflación. El alimento predilecto de quienes se dan un gustito, matan el hambre y aplacan el frío mientras esperan la micro camino al trabajo -o al volver a casa después de un carrete- hoy no se encuentran por menos de $300.

En algunos sectores de la capital, de hecho, ya se les ve a $350 y se ha vuelto casi imposible encontrar la típica promoción de 2 x $500. Su aumento del precio se explica porque el valor de la harina, el aceite y el gas, claves para su elaboración, se han disparado.

'Antes, un litro de aceite me salía $750 y hoy no lo encuentro por menos de $2.300. El balón de gas de cinco litros me sale $12.000 y antes me costaba $7.500', detalla Rosa Gómez, una de las tantas vendedoras de sopaipillas que trabaja en el barrio Franklin.

Y el alza global en el precio de la harina, impulsado por la guerra en Ucrania, ha llevado a que la masa de sopaipilla cueste casi el doble que hace tres años. En el local El Palacio de las Empanadas venden masas de sopaipillas.

Su dueño, Juan Carlos Fernández, comenta que 'cada 15 días, el saco de 25 kilogramos de harina sube $700, lo que me significa un aumento de casi 10 millones de pesos en el costo total de la operación'. En tres años, calcula que el precio por cada unidad de masa de sopaipilla subió aproximadamente de $45 a $75.

La explicación económica

Aunque muchos comensales se molesten, las vendedoras de carritos aclaran que poco pueden hacer. 'A veces la gente no me quiere comprar porque la encuentran cara y me dicen que las debería vender a cien pesos.

¿Cien pesos? ¿Cómo lo hago? ¿Y el aceite?', cuestiona Sara Rebolledo, colega de Rosa Gómez. 'De aquí a dos semanas, cada una va a estar a $400', anticipa. Según cálculos del Instituto Nacional de Estadísticas, dada la inflación acumulada en estos años, los $150 con los que uno compraba una sopaipilla el 2019 equivalen a $177 de hoy.

¿Cómo se explica que su precio real casi se haya duplicado? El alza de sus ingredientes específicos ha sido mucho mayor. Héctor Osorio, economista de PKF Chile, detalla que este fenómeno se explica en particular por la invasión de Rusia a Ucrania.

'Ambos países producen cerca del 30% de los granos que son comercializados en el mundo, los cuales son usados para hacer harina y aceite de maravilla y de girasol, entre otros (...) Por ende, cuando se genera una contracción en su producción, el efecto es muy fuerte' señaló el economista.

Por otro lado, Rusia es uno de los principales productores de petróleo y gas en el mundo, y el conflicto con Ucrania ha complicado la comercialización de este producto con sus vecinos europeos, 'lo que genera que aumente el precio en el mercado'.
Pie de pagina
CRISTÓBAL OÑATE--