Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2022-07-13
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   12
Sección:   Política
Centimetraje:   28x23

Pie de Imagen
Javier Fuenzalida, vicepresidente ejecutivo de Clínicas de Chile
Javier Fuenzalida, vicepresidente ejecutivo de Clínicas de Chile, analiza propuesta constitucional
“La salud pública no da abasto para recibir a toda la población en condiciones de calidad”
Las Últimas Noticias
'El 52% de los pacientes que se atienden con nosotros a nivel nacional pertenecen a Fonasa', dice Fuenzalida.
Desde que la Convención concluyó el trabajo de redacción de la propuesta constitucional, esta es la primera vez que Clínicas de Chile, asociación gremial que agrupa a 46 privados, entrega su postura respecto al nuevo sistema de salud que se busca poner en funcionamiento en nuestro país. 'La propuesta constitucional reconoce nuestra participación, pero la condiciona a una futura reforma legislativa. En ese sentido tenemos más dudas que certezas. Sin embargo, actualmente somos una parte importante del sistema de salud y el 52% de las personas que se atienden con nosotros pertenecen a Fonasa, lo que quiere decir que la ciudadanía opta por nuestro servicio y nos ve como una opción confiable.

Considerando eso, sería un error excluirnos', dice Javier Fuenzalida, vicepresidente ejecutivo de Clínicas de Chile. 'La gente actualmente transita de un mundo a otro y creemos que cualquier cambio que se considere debe mantener esa libertad. Hay que sumar más en vez de restar. Si se implementa un sistema único de salud, nos interesa que las personas tengan la posibilidad de elegir. De tal forma que con ese 7% de cotización se permita optar entre un prestador público o prestador privado, mixtamente como hoy ocurre', agrega.

-¿Alguien que pertenezca a este sistema único podrá atenderse en una clínica?

-La propuesta efectivamente dice que el sector privado podrá participar de un nuevo modelo de salud. Pero condiciona aquello a un montón de cosas que no sabemos cómo van a ocurrir. Va a depender de la autoridad y lo que el Congreso defina. Cualquier cambio que vaya en esa dirección, creemos que debe ir ordenado y paulatino Debe haber un tiempo prudente en que se realice este traspaso.

-¿A su juicio que pasaría con los pacientes de isapre que tendrán que emigrar a este sistema único de salud?

-Hoy la salud pública no da abasto para recibir a toda la población en condiciones de calidad y oportunidad. Obligar a todos los chilenos a pertenecer a un sistema público y único de salud no creemos que sea la solución. Porque el sistema público no dará abasto para recibir a toda la población con la calidad y oportunidad que las personas necesitan. Bajo el nuevo sistema que se propone, el sistema público deberá atender a más de 3 millones de personas del actual sistema de isapres, los que se sumarán a los 15 millones de pacientes de Fonasa. Esto podría generar mayor listas de espera.

-¿Por qué plantea que habría mayor listas de espera?

-Hay 350.000 personas que están esperando atención quirúrgica en la salud pública. Si a esto se le suma mucha más gente que que se integrarería de este segundo grupo, este número aumentaría aún más. Por otra parte, nosotros no estamos en contra del sector público. Todo lo contrario, trabajamos con el ministerio y creemos que el sector público debe fortalecerse. Debe engrosarse la inversión y las oportunidades. Pero ese potenciamiento no debe ser en base a desarmar a otro. El sector privado y público deben convivir en esa condicionante de complementariedad.

-¿Por qué considera importante que las personas que cotizan 7% en Fonasa sigan atendiéndose en las clínicas?

-Por una parte gran cantidad de los servicios que ofrecemos son para Fonasa. El 52% de los pacientes que se atienden con nosotros a nivel nacional pertenecen a Fonasa. Eso significa que 5,7 millones de personas de Fonasa se atienden en nuestras clínicas, mientras que a nivel regional este porcentaje es de 62%. Somos una pieza indispensable y fundamental en el sistema de salud. Las personas deben poder seguir eligiendo en salud. No hacerlo, es limitar la libertad y, en muchos casos, imponer mayores pagos a las personas y sus familias.

-¿Qué pasará con los pacientes que quieran optar por seguros complementarios? ¿Pagarán más cotizaciones?

-Al atenderse fuera del Sistema Nacional de Salud público se deberá repagar una nueva cotización, limitando el acceso solo a los que puedan contratar seguros complementarios con recursos propios y adicionales a su 7%.

-¿Por qué plantea que una complementariedad entre el sector público y privado sería la solución para las personas?

-En la pandemia quedó demostrado que ambos sistemas podemos trabajar bien en conjunto. Durante la pandemia, aportamos con casi el 40% de las camas UCI del país. Asimismo, el 60% de las hospitalizaciones Covid atendidas en prestadores privados fueron de pacientes Fonasa. Participamos activamente en las licitaciones de resolución de listas de espera Fonasa y también como segundos prestadores GES. Por otra parte, el 72% de los partos de las clínicas privadas en regiones son pacientes Fonasa.

Recuadro
5,7 MILLONES de personas afiliadas a Fonasa se atienden en clínicas.

72% DE LOS PARTOS atendidos en clínicas privadas en regiones son pacientes Fonasa.

62% DE LOS PACIENTES de clínicas en regiones son Fonasa.
Pie de pagina
FELIPE SUÁREZ-