Nex Prensa Escrita
Pais:   Chile
Fecha:   2022-11-16
Tipo:   Prensa Escrita
Página(s):   D4
Sección:   Salud y Bienestar
Centimetraje:   17x23

Pie de Imagen
Ser hombre mayor de 40 años predispone de manera importante a roncar y tener apnea del sueño, señalan los especialistas. La obesidad también es un factor que influye.
Síndrome de la apnea e hipoapnea obstructiva del sueño:
Los molestos ronquidos pueden esconder un problema de salud que es clave detectar
El Mercurio
Apps y dispositivos permiten monitorear la calidad del sueño y las veces que se ronca al dormir. Esta información puede ser útil siempre y cuando se tenga primero un diagnóstico profesional.
El ronquido, 'aquel sonido que se produce por la vibración de los tejidos de la vía respiratoria durante el sueño', es una situación muy frecuente que afecta a 'alrededor de un 20% de la población adulta en general. Aunque en el grupo de hombres mayores de 40 años esta cifra se incrementa hasta llegar al 60%. Esto quiere decir que más de la mitad de las personas que comparten sueño con un hombre duermen con una persona que ronca', asegura José Gregorio Ledezma, director de la Fundación Elige Oír y académico de la carrera de Fonoaudiología en la U. de Talca.

Y aunque los ronquidos suelen afectar más a quien los escucha que a quien ronca, dice el experto, este también puede asociarse a un cuadro más complejo: el síndrome de la apnea e hipoapnea obstructiva del sueño (sahos), que consiste en pausas de la respiración mientras se duerme y que representa un riesgo para la vida de los pacientes.

'El sahos se asocia a somnolencia diurna y otras condiciones que son potencialmente mortales, como hipertensión, incremento de trastornos depresivos, accidentes laborales, bajo rendimiento y alteraciones emocionales, entre otros', explica Ledezma.

Raimundo García, otorrinolaringólogo y académico de la Facultad de Medicina de la U. de los Andes, precisa que 'cuando los ronquidos son algo transitorio, como en un resfrío, no tienen mayor importancia, pero cuando son habituales pueden traer repercusiones a la salud'. Por ello es relevante tener un diagnóstico, asegura.

'Una completa evaluación multidisciplinaria de la anatomía ósea y de las partes blandas, idealmente estando dormidos, como sucede en la endoscopia del sueño, así como la arquitectura y eficiencia del sueño, es indispensable para encontrar la causa y con eso proponer el mejor tratamiento para cada uno de manera individualizada', señala el especialista.

Y añade: 'Los tratamientos disponibles son variados y deben plantearse al paciente después de la evaluación. Estos incluyen bajar de peso (la obesidad predispone a roncar), terapia postural, fármacos, dispositivos intraorales, cirugías localizadas en la nariz, faringe o amígdalas e implantes estimuladores de la vía aérea'.

Gadgets

'Los avances tecnológicos han permitido simplificar y mejorar los recursos diagnósticos y terapéuticos para las personas que roncan y/o con sahos. Por ejemplo, en la actualidad es posible realizar el estudio del sueño a la gente en su hogar con la poligrafía (estudio que monitoriza las variables cardiorrespiratorias durante el sueño a través de un equipo portátil)', cuenta Ledezma.

En esta línea, la tecnología también ha permitido el desarrollo de diversos gadgets que prometen ayudar en sus propias casas a aquellos que roncan por las noches.

Entre los más populares se encuentran el antifaz Beurer SL-60 —que ha sido destacado en medios como El País— el cual se utiliza como cualquier antifaz tradicional solo que, cuando el usuario ronca, se activa una tecnología que emite una serie de vibraciones en la frente que hacen que el organismo reaccione y la persona reduzca inconscientemente la intensidad de los ronquidos.

Por otro lado, en el marco de la feria CES 2022, la compañía estadounidense Sleep Number lanzó al mercado una cama smart que cuenta con una función que detecta los ronquidos. La idea es que cuando el usuario ronque, la cama comande elevar el colchón y la cabeza de la persona para mitigar el ronquido, o que se incline por completo para abrir las vías respiratorias y así ayudarle a respirar más fácilmente.

Sobre este tipo de alternativas, Ledezma advierte que 'antes de invertir en cualquier dispositivo electrónico se debe consultar a un especialista para que establezca las causas del ronquido y su eventual asociación con sahos. Lo deseable es que un profesional determine si el o la paciente solo ronca o también hace apnea. En ningún caso esa ayuda podría provenir de un dispositivo genérico autoaplicado y sin la identificación previa de las causas subyacentes'.

Otras opciones disponibles son las app que prometen supervisar el sueño. Su finalidad es detectar los sonidos que se producen al roncar y grabarlos en el teléfono, de esta forma quien la usa puede darse cuenta de si efectivamente ronca y con qué frecuencia e intensidad.

Algunas de las mejor evaluadas en Google Play y App Store son RoncoLab (SnoreLab), Sleep Cyce – Sleep Tracker, y ShutEye: Seguimiento del sueño.

'Estas podría ser útiles para motivar a las personas que no se convencen o aún no se deciden a realizar la consulta formal', puntualiza Ledezma.
Pie de pagina
C. Menares -